Davivienda: PMI de sector industrial de Colombia mejoró en septiembre, pero a menor ritmo que en agosto

Las expectativas sobre el empleo en la industria también retrocedieron. Foto: Tomada de Pixabay

El Índice de Gestión de Compras (PMI) del sector industrial colombiano elaborado por el banco Davivienda, ajustado por factores estacionales, bajó de 51,2 puntos en agosto a 50,4 puntos en septiembre.

Según la entidad, representa la cuarta mejoría mensual consecutiva de las condiciones del sector.

De este modo, la industria colombiana culmina un sólido desempeño trimestral.

En el tercer trimestre de 2020, la cifra promedio del PMI fue de 51,9 puntos, una notable mejoría en comparación con los 39,8 del trimestre anterior, cuando la economía se vio gravemente impactada por el brote de Covid-19.

Los datos de septiembre indicaron un incremento de la producción industrial. En este contexto, Davivienda detalló que las empresas que aumentaron su producción vincularon el crecimiento con la flexibilización de las restricciones de la cuarentena.

A pesar de ello, la tasa de crecimiento se moderó hasta el nivel más débil en la actual secuencia de expansión de cuatro meses.

Las condiciones del sector industrial continuaron mejorando en septiembre. En efecto, el informe del PMI de Davivienda indica que el crecimiento sostenido de la producción se vio acompañado por una ralentización de la contracción de los nuevos pedidos, una amplia estabilización del empleo y una recuperación del optimismo.

Asimismo, en este período de encuesta, las empresas adquirieron menos insumos para destinarlos a sus procesos de producción y optaron, en su lugar, por recurrir a los inventarios existentes. En lo que respecta a los precios, los gastos de producción subieron menos, a pesar del repunte en la inflación del costo de los insumos.

Por su parte, los nuevos trabajos recibidos se redujeron por segundo mes consecutivo, aunque a un ritmo inferior. Mientras que varias empresas sugirieron que la pandemia de Covid-19 limitó la demanda, algunas compañías lograron proteger sus ventas gracias a la reapertura de determinados sectores.

En ese sentido, el empleo del sector industrial se estabilizó de forma general en septiembre. De esta manera, aunque varias empresas redujeron el número de sus trabajadores como consecuencia del impacto de la enfermedad de coronavirus, otras contrataron personal adicional ante el incremento de los requisitos de producción.

Por otro lado, el volumen de compras realizadas por los industriales cayó en septiembre, lo que puso punto final a una secuencia de expansión de tres meses.

Los comentarios informales recabados indicaron que algunas empresas optaron por utilizar sus existencias, en lugar de adquirir materiales adicionales, en parte debido a la débil demanda por la pandemia de Covid-19.

Como consecuencia de lo anterior, los inventarios de materias primas volvieron a descender al final del tercer trimestre de 2020. Con todo, el ritmo de agotamiento fue moderado y mucho más débil que el que se registró inmediatamente después del brote de Covid-19.

De forma análoga, las existencias de productos finales también cayeron, aunque al ritmo más lento en el actual período de contracción de tres meses.

Los costos de los insumos volvieron a subir debido al endurecimiento de los protocolos de higiene como consecuencia de la pandemia, la fortaleza del dólar estadounidense y la escasez de materias primas.

Así pues, la tasa de inflación se aceleró en comparación con la cifra de agosto y superó el promedio de la encuesta a largo plazo.

Ante este panorama, algunas empresas trasladaron a sus clientes parte del incremento de los costos aumentando los precios de producción.

A pesar de ello, la tasa de inflación de los precios en general fue la más lenta en cuatro meses. Los industriales colombianos se mostraron confiados en el incremento de la producción en los próximos 12 meses y el nivel de optimismo general alcanzó el punto más alto desde febrero.

Las empresas esperan que la reducción de los casos de coronavirus contribuya a flexibilizar las restricciones y, por consiguiente, que la demanda se recupere. Asimismo, algunos encuestados prevén un crecimiento de las exportaciones y confían en captar nuevos clientes.

El informe completo del PMI de Davivienda se puede descargar aquí.

Con respecto a la encuesta del PMI Manufacturero colombiano, Andrés Langebaek Rueda, director ejecutivo de Estudios Económicos, Grupo Bolívar, de Davivienda, afirmó: “Los resultados recientes del PMI para Colombia sugieren que las condiciones del sector manufacturero siguieron mejorando, pero a un ritmo inferior al alcanzado el mes anterior”.

Con un indicador en septiembre superior a 50 se completaron ya cuatro meses de crecimiento secuencial positivo. Con estas cifras podemos concluir, dijo, que los resultados del trimestre que acaba de finalizar van a ser bastante mejores que los observados en el trimestre anterior.

Y aseguró que el relajamiento del confinamiento debería dar un nuevo estímulo a la producción en los próximos meses y así lo confirman los empresarios.

El indicador de expectativas de producción a 12 meses alcanzó su máximo desde febrero de este año situándose, incluso, por encima de su promedio histórico.

“La dinámica del empleo manufacturero sigue siendo negativa, pero es probable que, dadas las expectativas de producción positivas, estemos próximos a ver un incremento de esta variable después de seis meses con contracciones continuas”, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias