Así se distribuirán el recaudo y dinero de la reactivación de Colombia en 2021; se mantiene meta de deuda neta

El ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, dio a conocer cómo será el plan de distribución de recursos de 2021 con base en el dinero que estima el Gobierno va a recibir por recaudo tributario.

Según Carrasquilla, la proyección está para que el país obtenga $153 billones en esa materia. Del total, $47,7 billones serán para transferencias; las mesadas pensionales se llevarán poco más de $42,5 billones y los intereses de la deuda van demandar $33,3 billones.

Por lo que el país tendría cerca de $29,4 billones (más la capacidad de endeudamiento) para atender los demás gastos correspondientes a inversión, funcionamiento, entre otros.

De ahí que para el ministro de Hacienda sean 2021 y 2022 años complejos para asegurar recursos suficientes que atenderán las necesidades tradicionales del país y de paso darle impulso a la reactivación económica tras el coronavirus.

“Para mejorar ese contexto al que nos vamos a enfrentar se presentarán reformas de distinta índole: laborales, hay una misión de expertos tributarios que nos entregará recomendaciones para el desmonte de exenciones en la reforma fiscal, se implementarán las recomendaciones de la misión de capitales (de las cuales se han ejecutado el 30 %) y está la discusión de la ley de protección de la vejez” explicó Carrasquilla.  

Si bien Carrasquilla no detalló la hoja de ruta que se está pensando para la próxima reforma fiscal, dijo que desde febrero podrían empezar a debatirse esos cambios, toda vez que en ese momento habrá un primer pronunciamiento de la comisión de expertos; el documento final se entregaría en junio.

De otro lado, y sobre el comportamiento de la deuda para el país, Carrasquilla volvió a decir que aumentar el indicador por la crisis de la pandemia no es un caso exclusivo para Colombia y que se trata de una maniobra generalizada para encontrar recursos y mantener la estabilidad financiera del país.

El Ministerio de Hacienda sigue esperando que la deuda neta del Gobierno Nacional Central sea del 63,8 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020 y baje al 59,8 % en 2021 (tal y como se dejó estipulado en el más reciente Marco Fiscal de Mediano Plazo).

“Tenemos un desafío fiscal grande que se vuelve más complejo por la pandemia. El mercado financiero internacional es parte importante de la historia que podamos contar hacia adelante. (…) Nos vamos a mover en un espacio de mucha liquidez y así se refleja en los planteamientos de los principales bancos centrales del mundo”.

La reactivación

De momento, el país tendría $170 billones para ese plan de recuperación económica. Entre los cuales se tienen en cuenta: capital privado, inversión privada con apoyo público, proyectos mixtos e iniciativas 100 % públicas.

En este último punto Carrasquilla entregó nuevos detalles sobre la distribución de recursos por sectores. El 52,4 % irá a obras civiles, 21,5 % será para edificaciones, mientras que información y comunicaciones tendrá un 6,5 % de esos recursos. Otros sectores como petróleo y educación contarán con 5,8 % y 4,3 %, respectivamente.

El total de recursos públicos se va a gastar desde aquí hasta el año 2030. Siendo los años 2021 y 2022 los de mayor flujo de inversión, con poco más de $30 billones. Desde 2023 esa inyección de recursos se nivelará sobre los $10 billones, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda.

“Concebimos la reactivación desde una perspectiva dinámica. Esa dinámica empieza por el lado fiscal. En Colombia no hemos tenido un problema significativo de naturaleza fiscal, pero una vez tengamos la dinámica consistente a la reactivación, vamos a tener efectos sobre la percepción del riesgo”, añadió Carrasquilla.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias