Banco Mundial: Coronavirus empujará a 150 millones de personas a la pobreza extrema en 2021

Pobreza extrema. Foto: Econintech

El panorama es crítico: 150 millones de personas entrarán al grupo de ciudadanos que tienen menos de US$1,90 para suplir sus necesidades diarias; el diagnóstico lo entregó el Banco Mundial en un nuevo informe sobre pobreza y prosperidad compartida.

La proyección incluye que, a cierre de 2020, el mundo tenga entre 88 millones y 115 millones de nuevas personas en pobreza extrema. Según el Banco Mundial, la crítica situación económica que llega por cuenta del coronavirus explica el fuerte crecimiento.

De darse esa previsión, entre el 9,1 % y 9,4 % de la población mundial estaría en esa situación de pobreza. Y el resultado supondría un escenario muy parecido a lo que se dio en 2017, cuando el indicador fue del 9,2 %.

Y es que el golpe se vuelve todavía más grande si se tiene en cuenta que según estimaciones del Banco Mundial el nivel de pobreza extrema habría descendido al 7,9 % a cierre de 2020, de no haberse presentado la pandemia.

De hecho, la pandemia, que se suma a problemas medioambientales, pondría fin al objetivo de eliminar la pobreza mundial de cara 2030, que era uno de los objetivos de desarrollo sostenibles de la Organización de las Naciones Unidas (ONU); para ese momento la tasa sería del 7 %.

Un dato relevante es lo que pueda llegar a pasar con las zonas urbanas, que podrían empezar a experimentar niveles importantes de pobreza extrema; fenómeno que tradicionalmente había afectado a las zonas rurales.

Sobre el panorama, David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, dijo: “A causa de la pandemia y la recesión mundial, más del 1,4 % de la población del mundo puede caer en la pobreza extrema (…) A fin de superar este duro revés para el avance del desarrollo y la reducción de la pobreza, los países deberán prepararse para una economía diferente tras la Covid permitiendo que el capital, la mano de obra, el personal especializado y la innovación se trasladen a nuevos sectores y empresas”.

La situación se suma al hecho de que la reducción de la tasa de pobreza extrema venía desacelerándose, 52 millones de personas habían logrado salir de esa línea de pobreza, pero entre 2015 y 2017 esa disminución se redujo a menos de medio punto porcentual por año.

“Si bien menos de la décima parte de la población mundial se ubica por debajo de la línea de US$1,90 al día, cerca de la cuarta parte vive con menos de US$3,20, y más del 40 % de los habitantes del mundo (casi 3.300 millones de personas) se sitúa por debajo de la línea de US$5,50”, complementa el informe.

De otro lado, y sobre la prosperidad compartida (crecimiento de los ingresos del 40 % de la población más pobre de un país) también podría verse seriamente afectada, incluso podría verse una contracción entre 2019 y 2021.

“En el período 2012-17, la prosperidad compartida se incrementó en 74 de las 91 economías (…) Además, en 53 de esos países, ese crecimiento benefició a los más pobres en mayor medida que a la población general”, dice el informe.

Llama la atención el Banco Mundial sobre lo puedan hacer los gobiernos nacionales para atender la emergencia y mejorar las oportunidades para la población más vulnerable.

“Sin medidas de política, la crisis de la Covid-19 puede desencadenar ciclos de mayor desigualdad de ingresos, menos movilidad social entre los grupos vulnerables y menos resiliencia frente a futuras conmociones”.

Colombia hará parte de ese fenómeno. Cifras oficiales hablan incluso del retroceso de una década en los avances que ha tenido el país por reducir las brechas de pobreza.

Explica el Banco Mundial sobre Colombia que el 10 % de los pobres se encuentra en áreas con un historial de conflictos no recientes. “En el ámbito mundial, alrededor del 10 % de la población vive en áreas con antecedentes de conflicto reciente”.

Colombia, según el mismo organismo, es una economía de ingresos medios, países a los que Banco Mundial pide tener mayor cuidado, toda vez que ocho de cada 10 “nuevos pobres” serán habitantes de estas naciones.

El informe completo del Banco Mundial se puede leer aquí.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias