Donald Trump se niega a participar en debate virtual: “no voy a perder el tiempo”

El segundo debate presidencial entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el candidato demócrata Joe Biden, programado para el 15 de octubre, se llevará a cabo virtualmente, informó este jueves la Comisión bipartidista de Debates Presidenciales.

Sin embargo, a solo minutos después del anuncio, el presidente Trump manifestó que no participaría. “No, no voy a perder el tiempo en un debate virtual”, señaló durante una entrevista en el canal Fox Business. Los organizadores de su campaña explicaron más tarde que Trump celebrará un mitin esa noche.

Según Cnbc, Trump y sus aliados afirmaron rápidamente, sin evidencia, que la comisión hizo el cambio para favorecer a Biden. Una fuente de la campaña de Biden le contó a NBC News que la comisión de debate tomó la decisión de forma unilateral.

La decisión de la comisión se produjo seis días después de que el mandatario anunciara que él y la primera dama Melania Trump habían dado positivo por el coronavirus. Desde el diagnóstico de Trump, más de una docena de funcionarios de la Casa Blanca dieron positivo por Covid-19.

Biden indicó a principios de esta semana que pensaba que el debate no debería continuar si el presidente todavía estaba infectado con el coronavirus, pero agregó que seguiría los consejos de los profesionales médicos.

“No creo que sea contagioso”, manifestó Trump a Fox este jueves por la mañana. Los funcionarios de salud pública dicen que los pacientes de Covid deben estar aislados de los demás durante al menos diez días después de contraer el virus y hasta 20 días, según la gravedad de la infección.

Recomendado: Sorpresas luego del debate presidencial de Estados Unidos

La campaña de Trump también ha estado discutiendo en privado la posibilidad de realizar un evento de campaña la próxima semana en Pittsburgh, según personas familiarizadas con el asunto. El evento podría terminar casi al mismo tiempo en que estaba programado el debate, según información de Cnbc.

Citando la necesidad de “proteger la salud y la seguridad de todos los involucrados”, la comisión de debate explicó en un comunicado que “el segundo debate presidencial tomará la forma de una reunión municipal, en la que los candidatos participarían desde lugares remotos separados”.

La ubicación del debate en Miami y el moderador, Steve Scully de C-Span, permanecerán sin cambios, informaron.

Tras la noticia del cambio en el debate, el director de campaña de Trump, Bill Stepien, quien recientemente fue diagnosticado con el propio Covid-19, insistió en que el debate aún se puede llevar a cabo de forma segura en persona.

Cabe recordar que el primer debate entre los dos candidatos el 29 de octubre en Cleveland se convirtió en un escenario complejo después de que Trump se negara a dejar de hablar cuando terminó su tiempo asignado y continuó interrumpiendo e insultando a Biden durante el resto del debate.

(Con información de Cnbc)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias