El 49 % de la vivienda en Estados Unidos es de los latinos

Las cicatrices de la Gran Recesión se han sanado mayormente, sin embargo la estabilidad económica y préstamos bancarios han hecho que los compradores latinos se frenen al comprar.

El notable crecimiento en esta media década ha impulsado la participación de hogares latinos en los Estados Unidos que poseen su hogar al nivel más alto desde 2008. Si bien las señales recientes son alentadoras, un nuevo análisis de Zillow revela obstáculos restantes en el camino hacia una vivienda equitativa.

Los latinos son un grupo masivo y diverso, con más de 200 ancestros únicos entre los 60 millones que viven en los Estados Unidos, Y sus ganancias de propiedad de vivienda en los últimos años han superado con creces las de otros grupos.

Aproximadamente el 18 % de la población de Estados Unidos se identifica como latino, sin embargo, han representado más del 60 % de las ganancias de nuevos propietarios de viviendas en Estados Unidos durante la última década. Ese crecimiento ha llevado la tasa de propiedad de vivienda entre los latinos al 48,9%, la más alta, según la encuesta de población actual del censo.

Este crecimiento es aún más sorprendente cuando se considera en el contexto del colapso de la vivienda durante la Gran Recesión, cuando los hogares latinos recibieron un golpe desproporcionadamente grande.

Recomendado: Inicios de construcción de casas Estados Unidos subieron en julio de 2020

Menos del 10 % de todas las viviendas dentro de los Estados Unidos se encuentran en comunidades mayormente latinas; sin embargo, el 19,4% de todas las viviendas ejecutadas entre 2007 y 2015 estaban en estos vecindarios. Después de las ganancias en la década de 1990 y principios de la de 2000, esto contribuyó a que la tasa de propiedad de vivienda entre latinos cayera al 44,1% en 2015, la más baja desde 1998.

Fuente: Zillow

“Si bien los hogares latinos han logrado avances recientes en la propiedad, las desigualdades de larga data en la riqueza intergeneracional y otras barreras sistémicas continúan impidiendo que los latinoamericanos alcancen la paridad con la población estadounidense en su conjunto”, dice Manny García, científico de población de Zillow.

“Los compradores de viviendas latinos tienen más probabilidades de enfrentar desafíos durante el proceso, y el financiamiento de la compra a menudo se informa como una preocupación principal. Incluso dentro de la comunidad latina, la desigualdad de riqueza podría ayudar a explicar las diferentes tasas de propiedad de vivienda de personas de diferentes orígenes”, señala.

A pesar de los recientes avances, la tasa de propiedad de vivienda entre latinos sigue estando más de 10 puntos porcentuales por debajo de la tasa de hogares asiáticos, nativos, hawaianos e isleños del Pacífico, y casi 25 puntos porcentuales detrás de los hogares blancos no latinos.

La disparidad en la riqueza de los hogares es un factor importante. El hogar latino típico gana aproximadamente el 75 % del hogar blanco típico, pero ese hogar blanco típico tenía más de ocho veces la cantidad de riqueza total. Eso significa que los hogares latinos llevan una parte mucho mayor de su riqueza en sus hogares, lo que se suma al dolor causado por la Gran Recesión.

Aquellos que se mudaron más recientemente a los Estados Unidos tienen menos probabilidades de ser propietarios de una casa, lo que quizás explica por qué la tasa de propiedad de vivienda entre los latinoamericanos de primera generación (46 %) es más baja que entre otras generaciones (50 %), al igual que los que provienen de fondos menos ricos.

Los latinoamericanos de ascendencia española tienen la tasa más alta de propiedad de vivienda con un 63 %, mientras que los hogares encabezados por alguien de ascendencia dominicana tienen la más baja con un 29 %.

Los compradores latinos en general tienen más probabilidades de ser compradores de vivienda por primera vez: el 56 % informa haber comprado su primera casa, en comparación con el 43 % de los compradores en general.

Los compradores por primera vez enfrentan mayores obstáculos financieros porque no tienen acceso a la equidad de una compra de vivienda anterior para ayudar con el pago inicial y casi siempre (80 % de las veces) financian su compra con una hipoteca. Los prestamistas hipotecarios niegan a los compradores latinos a una tasa superior al promedio y el 65 % dice que les preocupa calificar para una hipoteca.

Para llegar a ser propietarios de una vivienda, los compradores latinos suelen poner en espera otros hitos de la vida debido a la carga financiera. Más compradores latinos que el promedio informan que el costo de la vivienda retrasó los planes de matrimonio (28 % dijo que sí, frente al 18 % de todos los compradores), tener hijos (29 % frente al 19%) y jubilarse (26 % frente al 19%).

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias