El Covid-19 obligó a más empresas a cambiar su proceso de transacción digital

El Covid-19 obligó a más empresas a cambiar su proceso de transacción digital

El estudio es realizado por The Economist Inteligence Unit para TransUnion y evidencia que la clave para la supervivencia de las empresas está en hacer las transacciones digitales más simples y seguras.

Tecnologías como la inteligencia artificial, las identificaciones digitales nacionales y las súper aplicaciones podrían abordar temas importantes como el aumento de la prevención del fraude digital y la inclusión financiera, pero al mismo tiempo plantean nuevos desafíos en torno a la privacidad del consumidor y la generación de confianza en la era digital, destaca el informe.

Un nuevo estudio global realizado por The Economist Intelligence Unit para TransUnion ha encontrado que la clave para que las empresas avancen en los actuales escenarios y los que vendrán en la pospandemia, es proporcionar a los consumidores transacciones digitales más simples.

El 81 % de los encuestados en Colombia y el 85 % de los ejecutivos globales consultados dijeron que creen que la realización de transacciones digitales que sean seguras y fluidas, son esenciales para la supervivencia empresarial y no simplemente una ventaja competitiva.

“El Covid-19 ha acelerado dramáticamente la transformación digital y esto lo reafirma el 66 % de nuestros encuestados, diciendo que su organización ha cambiado sus procesos de transacciones digitales debido a la pandemia”, dijo Manuel Piñeros, Gerente Senior del Centro Global de Excelencia para Soluciones de Fraude e Identidad de TransUnion.

El directivo manifestó que, sin embargo, “todo este progreso digital será borrado si no podemos eliminar estas barreras para construir una confianza digital bilateral. Por ejemplo, el 58% de los ejecutivos encuestados que dijeron que su compañía cambió su proceso de transacción digital como resultado de la pandemia, experimentaron fallas”.

 El informe “Nuevas Dimensiones de Cambio: Construyendo Confianza en un Panorama de Consumidores Digitales”, incluyó las respuestas de 1.610 ejecutivos de Brasil, Canadá, Chile, China, República Dominicana, Hong Kong, India, Filipinas, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos, entre ellos 125 ejecutivos de Colombia.

La investigación descubrió que tecnologías como la inteligencia artificial (IA), las identificaciones digitales nacionales y las súper aplicaciones pueden ayudar a superar los obstáculos y posiblemente crear nuevos retos para la creación de la confianza digital.

Recomendado: Banca apuesta por canales y pagos digitales como estrategia post Covid-19

Inteligencia artificial, biometría e identificaciones digitales nacionales jugarán un papel cada vez más importante en la prevención del fraude

La mayoría de los encuestados respondieron que: 1) la biometría será el método dominante de autenticación en el proceso de transacción digital, 2) la detección de fraude y la mejora de la seguridad son los mayores beneficios del uso de la inteligencia artificial y 3) un sistema nacional de identificación digital ayudará a prevenir el fraude contra los consumidores.

Aproximadamente el 84 % de los ejecutivos colombianos y el 85% de los ejecutivos mundiales dicen que es probable que la biometría se utilice para autenticar la gran mayoría de los pagos en los próximos diez años. A su vez, alrededor del 50 % de Colombia y el 43 % de los encuestados a nivel mundial señalaron que una mejora en la detección del fraude y la seguridad son los mayores beneficios del uso de la inteligencia artificial.

Una experiencia de cliente más fluida fue la segunda respuesta más frecuente a nivel mundial, con un 29% en todo el mundo y un 27% en Colombia.

Además, la gran mayoría de los ejecutivos, el 78% en Colombia y el 79% a nivel mundial, piensa que las identificaciones digitales nacionales ayudarán a la prevención del fraude en las transacciones de los consumidores.

“Generar confianza con el consumidor comienza con la prevención del fraude. Nuestra investigación demostró de manera abrumadora que la biometría, la inteligencia artificial y las identificaciones digitales nacionales no son sólo una moda para la prevención del fraude al consumidor, sino que son la clave para un comercio de confianza en el futuro inmediato”, dijo Piñeros.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias