Índice PMI manufacturero de Davivienda subió en octubre y alcanzó máximo de tres meses

El sector industrial colombiano volvió a crecer y se alejó de las contracciones derivadas del Covid-19 del inicio del año, según evidenció el Índice de Gestión de Compras (PMI) del sector industrial colombiano de Davivienda. Los datos de octubre indicaron un sólido incremento de la producción y una recuperación del crecimiento de los nuevos pedidos. Al mismo tiempo, las compras de insumos se estabilizaron y se observaron señales tentativas de recuperación del empleo.

Así el PMI de Davivienda, ajustado por factores estacionales, subió desde los 50,4 puntos de septiembre hasta los 51,7 en octubre y experimentó la mayor mejoría en la salud del sector en tres meses, obteniendo así su mejor resultado en ese periodo. 

Un elemento clave que contribuyó al movimiento ascendente de la cifra principal fue el subcomponente de los nuevos pedidos, que indicó el primer repunte de las ventas en tres meses. Las empresas declararon que la demanda contó con el respaldo de la flexibilización de las medidas de contención aplicadas en el marco de la pandemia de Covid-19 y de las iniciativas de mercadeo.

En cuanto a la producción, los volúmenes volvieron a crecer en octubre, cuando el ritmo de expansión repuntó hasta un máximo en tres meses. Según los encuestados, las iniciativas destinadas a reforzar los inventarios y la reapertura de los negocios fueron algunas de las razones que sustentaron el repunte de la producción.

En este periodo de encuesta, los industriales se mostraron optimistas en relación con el panorama de la producción a 12 meses, y confían en que las oportunidades de exportación, el lanzamiento de nuevos productos, la ampliación de las carteras de clientes y las esperanzas de una reducción de los casos de Covid-19 respalden este sentimiento positivo. Aunque el grado de confianza se moderó desde septiembre, permaneció en gran medida en línea con la tendencia histórica de la encuesta.

Asimismo, este optimismo propició la creación de puestos de trabajo en octubre. Aunque marginal, la subida del empleo puso punto y final a un periodo de seis meses de contracción y permitió continuar reduciendo los trabajos pendientes.

Por su parte, los datos de la encuesta de octubre señalaron una estabilización de las compras de insumos realizadas por los industriales colombianos, tras la primera contracción en cuatro meses observada en septiembre. Por un lado, algunas empresas incrementaron su volumen de compras ante el aumento de los requisitos de producción. Por el otro, algunas empresas limitaron la adquisición de materiales adicionales por la debilidad de las ventas y la subida de los precios.

De hecho, los costos de los insumos se incrementaron notablemente al inicio del último trimestre, a pesar de que la tasa de inflación se moderó desde septiembre. En este ámbito, se notificaron subidas en los precios de varios artículos, principalmente debido a la escasez de suministros y las tasas de cambio desfavorables.

Para proteger los márgenes, los industriales colombianos trasladaron a sus clientes parte del incremento de los costos ajustando sus precios de venta. En este sentido, la tasa de inflación del precio de la producción alcanzó su punto máximo en tres meses, aunque permaneció muy por debajo de la registrada en los costos.

En lo que respecta a las existencias, la tendencia fue en general similar. Los inventarios de materias primas y productos finales continuaron descendiendo, aunque a un ritmo inferior.

Por último, la falta de disponibilidad de materias primas y los protocolos de bioseguridad ocasionaron un nuevo incremento de los plazos de entrega de los insumos. Sin embargo, el deterioro del desempeño de los proveedores observado en octubre fue el menos marcado en ocho meses.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias