Empresas tienen responsabilidad de fomentar ahorro en Colombia

Las compañías colombianas están buscando aliados que les enseñen a sus colaboradores a tener finanzas saludables, alineadas a su plan de vida.

Crear comunidad, brindar atención personalizada y generar una cercanía efectiva con el asociado para conocer sus necesidades y metas, son las apuestas de Financiera Progressa para incentivar la cultura del ahorro en el país.

Según Irina del Mar Nieto, líder del programa de Finanzas Personales de la Cooperativa de Ahorro y Crédito, las compañías colombianas están buscando aliados que les enseñen a sus colaboradores a tener finanzas saludables, alineadas a su plan de vida.

Para octubre, el mes mundial del ahorro, el programa de educación de financiera Progressa cuenta con más de 3.000 familias y 100 empresas que se benefician de la iniciativa de educación financiera.

La necesidad de ahorrar y mantener una vida financiera saludable se mantiene intacta y con una tendencia en aumento, por lo tanto, la formación financiera se ha convertido en una herramienta que facilita la vida de las personas: si lo tienes, ya ganaste.

En medio del miedo por gastar de más y, a su vez, disminuir los gastos al máximo nivel, el sector público y privado se convierte en un actor fundamental para fomentar la educación financiera entre los más de 19 millones de trabajadores formales del país.

De acuerdo con Nieto, líder del programa de Finanzas Personales de Financiera Progressa, la preocupación por el futuro financiero lidera las causas del estrés que sufren las personas en su cotidianidad, esto no solo afecta la calidad de vida del individuo, sino su desarrollo en ámbitos laborales, representado en disminución de la productividad.

En esta misma línea, asegura que los Millenials y Centenials están en búsqueda de empresas y marcas que los respalden y ayuden a desarrollarse, motivo por el que la mentalidad de las entidades y sus colaboradores, debe migrar rápidamente hacia un modelo más asociativo y resolutivo.

Atendiendo a esto, Financiera Progressa desarrolló un programa de finanzas personales enfocado en identificar, mediante el entrenamiento constante, los patrones actuales de administración y emoción frente al dinero, para que, desde ese punto de consciencia, sus asociados y participantes del programa, logren decidir inteligentemente cómo gastan su dinero.

Recomendado: Compras en línea, clave para las finanzas de las empresas en la poscuarentena

A la fecha, Progressa Financieramente entrena a más de 3.000 familias y a los empleados de 100 empresas de diversos sectores en el territorio nacional, que consideraron importante aumentar su productividad a partir de la estabilización de sus finanzas y una comprensión completa de las alternativas que el sector financiero ofrece a sus usuarios.

“Desarrollamos esta herramienta con el objetivo de convertirnos en aliados fundamentales de la transformación de un hábito más que necesario en tiempos de crisis, donde la inteligencia financiera es tan necesaria como la generación del dinero. Estamos seguros de que la buena administración de los recursos y el entendimiento del ahorro lleva a las personas a tomar buenas decisiones como la correcta elección de un crédito, entre otras cosas” destacó la experta Nieto.

Los nuevos líderes y su aporte

“Si bien, ahorrar para pasar la tormenta es fundamental, lo que realmente importa es ahorrar para prosperar y generar los buenos tiempos” del libro “Ahorrar para Desarrollarse”, Banco Interamericano de Desarrollo.

Desde la economía del comportamiento se entiende que el ahorro, el crédito responsable y la construcción de un buen fondo de retiro, son elementos de la educación financiera y que esta labor debe llevarse a cabo de forma articulada entre gobierno, sector financiero tradicional y solidario, instituciones educativas y empresas; pues todos conforman el grupo que puede motivar a que las personas tomen mejores decisiones sobre lo que hacen con su dinero, sus relaciones, su salud y su bienestar en general.

“Todos necesitan un aliado que apoye a sus colaboradores, enseñándoles a tener unas finanzas saludables alineadas a su plan de vida personal, un factor que, en la práctica, sin importar niveles de educación o salarial, llega a generar un impacto significativo en las comunidades dispuestas a apropiar estos conceptos”, explicó la experta.

Desde el programa de Finanzas Personales de Financiera Progressa, se extiende un llamado a las organizaciones públicas y privadas del país, empresas, familias y personas, para que contemplen la oportunidad de capacitarse en el área de la administración adecuada del dinero, con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias