Crece inquietud por operación de draga china Hang Jun 5001 en puerto de Barranquilla

Luego que la Capitanía del puerto de Barranquilla anunciara a inicios de semana que los buques con un calado superior a los ocho metros no podían ingresar a la zona portuaria, varias inquietudes desde diferentes sectores han surgido ante el funcionamiento de la draga china que opera en la zona.

La Asociación Portuaria de Barranquilla, el gremio que representa a los empresarios del puerto, recordó que, en el último mes, el tráfico en la terminal marítima se ha reducido en un 22% y acusó a la draga china Hang Jun 5001 de no estar funcionando a tope y con rendimientos muy bajos.

El representante a la Cámara de Atlántico, César Lorduy, aseguró en su momento que, con un calado de ocho metros, la zona portuaria de Barranquilla “quedó prácticamente cerrada, lo que, obviamente, generará todo tipo de perjuicios contra la ciudad”.

La preocupación crece así en torno al contrato con el consorcio Shanghai-Ingecon, integrado por la firma china CCCC Shanghai Dredging Co (dueña del 70%) y la colombiana Ingecon SA (30%), a través del cual, este último se comprometió a remover 1.865.000 metros cúbicos de sedimento para alcanzar un calado mínimo de 10,2 metros, y así facilitar el funcionamiento de las naves en el canal de acceso del puerto de Barranquilla.

Sin embargo, y a pesar de los recursos invertidos (unos $35.600 millones), casi un año después de que la draga comenzara a funcionar, el puerto no ha podido operar con normalidad y tanto sindicatos como líderes políticos aseguran que el consorcio chino no está cumpliendo con el contrato.

Lucas Ariza, director de la Asociación de Puertos del Atlántico, confirmó que las restricciones para ingresar al canal afectan la competitividad del puerto, las navieras y los clientes. “No sabemos por qué el contratista no exige el cumplimiento de ese contrato”, dijo.

“Es una situación muy crítica que no se corresponde con tener una draga en la ciudad funcionando durante ocho meses. 85% a 90% de la carga transita río abajo a más terminales que están después del kilómetro 11, por lo que básicamente estamos llegando a la paralización del puerto”, concluyó Ariza.

(Con información de Nosy Media)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias