Peso chileno, única moneda regional que ganó frente al dólar en 2020

Peso chileno, única moneda regional que ganó frente al dólar en 2020
Monedas Latam

De las seis monedas más importantes de América Latina, cinco perdieron desde el primero de enero de 2020 y hasta el cierre de año en comparación con el dólar. Solamente el peso chileno soportó la devaluación por cuenta de la crisis económica y llegó a crecer este año.

Marcado por el cierre comercial de la región, la afectación ante la falta de ingresos de materias primas y la urgencia de guardar a sus ciudadanos mientras se adecuaba la infraestructura hospitalaria, América Latina vio cómo 2020 se convirtió en el año de la recesión económica.

Recomendado: Mayoría de monedas fuertes de América Latina ganó frente al dólar este mes

La aparición de la pandemia llevó a los inversionistas a guardar su dinero o ponerlo en economías más fortalecidas. De ahí que solamente el peso chileno pudiera valorizarse 0,14 % a cierre de 2020 frente a la moneda estadounidense.

La causa: era, antes de la pandemia, la economía más fortalecida de la región; de hecho, siempre se vio como una de las de mayor capacidad de maniobra y rapidez de adquisición de eventuales vacunas, como efectivamente ocurrió.

Mientras tanto, Brasil y Colombia resistieron parte del golpe gracias a la aparición de vacunas contra el coronavirus desde noviembre de este año, situación que cambió la perspectiva inversionista en la región.

De hecho, las buenas noticias hicieron que al final Brasil viera una pérdida de valor en el real de tan solo el 1,77 %. En Colombia llegó a ser del 2,07 %, cuando en abril ese indicador subió hasta cerca del 25 %.

De otro lado, el sol peruano fue la tercera moneda que más perdió en lo corrido del año, cerró con una desvalorización del 7,72 %.

Lea también: Esquema de OMS enfrenta riesgo de fracasar y dejar a países pobres sin vacunas hasta 2024

Finalmente, el dólar vio valorizaciones importantes en dos económicas de situaciones distintas. Mientras en México el dólar creció 28,03 %, en Argentina lo hizo a ritmos del 50,79 %.

Para el primer caso, se tiene en cuenta que México se convirtió en uno de los focos de la pandemia en América Latina, situación que mermó la intención inversionista. Mientras que Argentina sigue cargando con una inflación alta de 2019 y la falta de motivación para la llegada de capital extranjero.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias