Biden propone plan para vacunar a Estados Unidos: médicos retirados y más jeringas

Biden propone plan para vacunar a Estados Unidos: médicos retirados y más jeringas
Funcionarios de Estados Unidos señalaron la importancia de la transparencia en el manejo de las vacunas contra la Covid-19. FOTO: Pixabay

Los estados que usen su Guardia Nacional en el esfuerzo serían reembolsados ​​por el gobierno federal, dijo el equipo de transición.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que ordenaría una mayor producción de jeringas y otros suministros para aumentar las vacunas contra el Covid-19 y mejorar el lanzamiento de la administración Trump que calificó como un “fracaso lamentable”.

Según el plan de Biden, los trabajadores federales de socorro en casos de desastre establecerían miles de centros de vacunación, donde los médicos jubilados administrarían vacunas a los maestros, trabajadores de supermercados, personas mayores de 65 años y otros grupos que actualmente no califican.

El demócrata invocaría la Ley de Producción de Defensa para aumentar la producción de los equipos necesarios para distribuir las vacunas, como viales de vidrio, agujas y jeringas, según un documento publicado por su equipo de transición. También utilizaría la ley para apoyar la refrigeración y el almacenamiento de vacunas.

Biden dijo que su equipo ha identificado compañías que están listas para ser activadas según la ley, lo que permite al presidente ordenar a las empresas que produzcan artículos necesarios para la defensa nacional.

Los estados que usen su Guardia Nacional en el esfuerzo serían reembolsados ​​por el gobierno federal, dijo el equipo de transición.

El coronavirus ha matado a más de 390.000 personas en los Estados Unidos, y un importante asesor de Biden dijo el viernes que el recuento de muertes podría llegar a 500.000 en febrero.

Recomendado: Joe Biden propondrá paquete de salvamento económico por US$1,9 billones

Biden ha prometido hacerlo mejor que el presidente Donald Trump para frenar el virus y poner 100 millones de vacunas en los brazos de los estadounidenses durante sus primeros 100 días en el cargo.

“Este es un momento para establecer grandes metas y perseguirlas con coraje y convicción porque la salud de la nación está literalmente en juego”, dijo Biden, quien asumirá el cargo el miércoles.

Ampliando los lugares de vacunación

Hablando cerca de su casa en Wilmington, Delaware, Biden pidió aumentar la distribución de vacunas en vecindarios de bajos ingresos que actualmente no cuentan con buenos servicios en hospitales y farmacias. Biden también planea una campaña de marketing para alentar a los escépticos de la vacuna a vacunarse.

Su equipo de transición dijo que reorganizará el equipo de distribución de vacunas que actualmente se llama “Operation Warp Speed” y ha pedido al ex director de la Administración de Alimentos y Medicamentos, David Kessler, que trabaje con los fabricantes para aumentar la disponibilidad de la vacuna.

Biden dijo que su administración liberará la gran mayoría de las dosis cuando estén disponibles, en lugar de retener una gran parte para garantizar que los receptores puedan obtener una segunda dosis, que había sido el enfoque de la administración Trump durante gran parte del lanzamiento. Los estados recibirán actualizaciones periódicas para saber cuántas dosis llegarán para garantizar que puedan distribuirlas de manera eficiente.

Dijo que ordenará a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias que establezca 100 centros de vacunas en un mes, lo que dijo que, en última instancia, serviría a millones de personas. Las farmacias del vecindario también se incluirían como sitios de vacunación, dijo.

Incluso con estos cambios, Biden dijo que tomará tiempo para que Estados Unidos derrote al virus. “La verdad honesta es esta: las cosas empeorarán antes de mejorar”, dijo.

Biden dio a conocer un plan de estímulo de US$ 1,9 billones el jueves que incluye US$ 20.000 millones para la distribución de vacunas, así como US$ 50.000 millones para pruebas de coronavirus, que según expertos y funcionarios deberían ayudar a acelerar el proceso.

Sin embargo, la propuesta de estímulo enfrenta una batalla cuesta arriba en el Congreso. Cuando Biden asuma el cargo, los demócratas controlarán tanto el Senado como la Cámara de Representantes, pero por márgenes estrechos. Algunos republicanos se han resistido a su costo, mientras que los liberales han presionado para que se gaste más en pagos directos a los individuos.

La administración Trump tenía como objetivo dar dosis de vacunas a 20 millones de estadounidenses para fines de 2020, pero hasta el viernes por la mañana solo se habían administrado 12,3 millones de inyecciones de coronavirus de más de 31 millones de dosis distribuidas a los estados, según datos de los Centros de EE. UU. para el Control y la Prevención de Enfermedades.

(Con información de Reuters)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias