¿Por qué no cayó bien el anuncio de la venta del 8,5 % de Ecopetrol?

¿Por qué no cayó bien el anuncio de la venta del 8,5 % de Ecopetrol?
Foto: Archivo Valora Analitik

Revuelo causó el anuncio de Ecopetrol de ir por el 51,4 % de las acciones de ISA; una movida que supone varios efectos para las empresas que son propiedad del Estado y que, entre otras, denota el objetivo de “hacer más eficientes a las inversiones estatales”, como dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, al ser consultado hace meses por si se verían enajenaciones en Colombia durante 2021.

Sin embargo, el mercado parece haber castigado la decisión de Ecopetrol de comprar las acciones de ISA mediante haciendo uso, entre otros, de una emisión y, de momento, “la eficiencia” de esas inversiones estatales tendrá que depender de cómo actúe el mercado en las próximas semanas.

Analistas consultados por Valora Analitik efectivamente coincidieron en decir que la operación, que pinta ser uno de los negocios del año en Colombia, no fue bien vista. Las razones: las herramientas que usará Ecopetrol para llevar a cabo el negocio.

La primera de estas tiene que ver con una capitalización del 8,5 % de las acciones que la Nación tiene en la petrolera (dejando al Estado todavía con la mayoría del 80 %); la segunda: el uso de recursos propios; y la tercera, recurrir a “otros esquemas de financiación de la compañía”, es decir: cabe la posibilidad de que la firma tenga que endeudarse.

Y es que así será. De momento, cálculos entregados por analistas del mercado dan cuenta de que, con la venta del 8,5 %, Ecopetrol alcanzaría a recoger cerca de $6,9 billones, pero le faltarían poco más de $6 billones para adquirir el 51,4 % de las acciones que enajena ISA.

Otra visión tiene Amylkar Acosta, exministro de Minas de Colombia y exmiembro de la Junta Directiva de Ecopetrol, sobre el peso de asumir deuda.

“Creo que es una alternativa ingeniosa, una especie de Plan B, a través del cual la Nación puede enajenar uno de sus activos más importantes sin necesidad de privatizarlo. De esta manera, puede procurarse la Nación alrededor de los $7 billones para financiar, así sea parcialmente, el déficit de los $24 billones, sin perder el control del mismo”.

“Hay que esperar qué pueda pasar en los próximos días pero sin duda otro sería el contexto si se hablara de que Ecopetrol usará recursos propios para esa operación”, dijo Juan Fernando Peláez, analista en Grupo Valora.

A este fenómeno hay que sumarle un punto relevante y es el de las condiciones de mercado que había en la última emisión de Ecopetrol, hecha en 2011.

Para ese momento, la emisión se estableció en $3.700 por acción, lejos de los $2.200 a los que se cotiza hoy la compañía. Lo anterior bajo otro escenario macro bien diferente: el barril Brent de hace 10 años estaba en US$120 y no en los US$55 que trajo como efecto el coronavirus.

El otro punto que mantiene en vilo al mercado tiene que ver con el tiempo y los riesgos propios que trae la pandemia. Dijo Ecopetrol que el proceso puede llevarse desde tres hasta nueve meses y, en un un escenario de pandemia con nuevos cierres comerciales, cabe la opción de ver precios del petróleo todavía más bajos.  

Lea también: Ecopetrol emitirá acciones buscando comprar participación en ISA; va por US$3.500-US$4.000 millones

“No parecía el mejor momento para vender, el precio ha estado disminuyendo en un periodo relativamente largo. Estando la acción muy baja los recursos que se van a obtener son prácticamente la mitad de lo que valían las acciones cuando se hizo la anterior operación”, le dijo a Valora Analitik, Carlos Rodado Noriega, expresidente de Ecopetrol.

Para el exdirectivo, el hecho de tener que buscar recursos asumiendo deuda no pareciera ser una idea tan buena, sobre todo en momentos de incertidumbre petrolera.

Todavía así, el haber tomado la decisión, añadió Rodado, es una jugada arriesgada y supone la consolidación de Ecopetrol en un negocio que le dará más oportunidades de expansión en el futuro mediano o lejano.  

“ISA ha sido una empresa rentable, que ha tenido desempeño sobresaliente incluso fuera de Colombia. Ha hecho y tiene presencia en varios países de la región. Adquirir esa empresa luce atractivo. La preocupación es que lo que se va a vender de Ecopetrol no termine en gastos de funcionamiento” complementó el expresidente de la compañía.

Para analistas, así como para Rodado, hay varios retos en el futuro inmediato a los que se someterá Ecopetrol para llevar a buen puerto el negocio con ISA: los riesgos políticos. De momento, la iniciativa de enajenar otro 8,5 % de Ecopetrol ya tiene la aprobación del Congreso de la República.

Sin embargo, han sido varias las iniciativas para impedir que el Estado venda más participación de la firma petrolera (la empresa más importante del país). Habrá que esperar al inicio de un nuevo ejercicio legislativo. Mientras tanto, el líder de la oposición al Gobierno, Gustavo Petro, dijo: No es una mala idea, siempre que Ecopetrol pase a generar energías limpias como propusimos en el 2018”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias