S&P: Pico de deuda en Colombia sería 70 % del PIB en 2020-21 y sigue atenta a reforma fiscal

Foto: Archivo Valora Analitik

La agencia calificadora de riesgo S&P Global Ratings entregó hoy nuevos comentarios sobre temas como la deuda del Gobierno de Colombia y la expectativa de una reforma fiscal en el 2021.

En una convocatoria de la comisionista de bolsa Davivienda Corredores, el analista de S&P, Manuel Orozco, entregó estos comentarios:

  • La calificación de Colombia se revisará de nuevo en octubre de 2021 o antes si algún dato nos hace pensar que se está estabilizando la situación fiscal
  • Esperamos que el dólar se estabilice cerca de los $3.550 en el primer trimestre de 2021 y para los próximos trimestres del 2021 creemos que podría caer cerca de los $3.300
  • La suspensión de la Regla (Fiscal) no fue la razón para bajar la calificación, incluso, suspenderla fue positivo porque le dio la posibilidad al Gobierno de asignar recursos para atender la crisis
  • El factor más importante para pensar que la deuda se estabilice y baje es el crecimiento económico, con un crecimiento débil es difícil lograr eso e, incluso, pasando una reforma fiscal, pero tener un crecimiento débil sería un factor en contra para mejorar la perspectiva o mejorar la calificación
  • Es importante el gasto contracíclico y retirarlo temprano jugaría en contra del crecimiento, pero algunos gastos pueden ser revisados para ayudar a la consolidación fiscal
  • La firma debe revisar la calificación al menos una vez cada 12 meses y la más reciente se dio en octubre de 2020. Pero puede responder a evidencia estadística, si algo muestra la parte fiscal está mejorando puede pronunciarse antes de los 12 meses y, por el contrario, si algo muestra deterioro también puede calificar antes de lo esperado
  • Destaca la voluntad del Gobierno de levantar los recursos y de presentar la reforma fiscal que seguramente tendrá revisiones en las exenciones del IVA que es de donde viene el mayor gasto fiscal
  • Hay que esperar la propuesta del Gobierno y la aprobación final del Congreso, de eso dependerá la medición de S&P
  • Colombia tiene razones por las que podemos pensar que puede volver a crecer. Esperamos un rebote ligeramente arriba del 5 % y que por las condicione de la pandemia, el rebote se siga sintiendo en 2022. Seguimos viendo un rebote de la economía importante.
  • Tenemos razones para esperar un rebote del PIB por encima del 5% en 2021 y 4,5 % en 2022
  • Las expectativas sobre el dólar globalmente para 2021 son de debilidad ante los niveles de liquidez y mayores perspectivas de crecimiento. Posiblemente resulte en un mejor comportamiento del peso
  • Sin embargo, factores como la cuenta corriente y el nivel de la deuda limitarían la apreciación del peso, comparado con otras monedas emergentes
  • El efecto de la pandemia en la economía también se va a sentir en 2022
  • Esperamos que la deuda del Gobierno alcance un pico cercano al 70 % entre 2020 y 2021
  • Colombia, aplicando la metodología de S&P, es más sebil que otros pares de la misma calificación, por métricas de deuda alta en relación con la cuenta corriente
  • En un periodo muy corto las tenencias de extranjeros en deuda local pasaron de casi de cero a US$24.000 millones y eso fue mucho más rápido que los flujos de la cuenta corriente, eso los distorsionó junto a un boom de materias primas y de deuda en empresas que se expandieron hacia Centro América, entre otros.
  • S&P no espera cambios negativos en los temas monetarios e institucionales de Colombia, tampoco espera cambios en la posición externa de un momento a otro, eso genera un cambio en sus análisis de deuda.

Los factores a seguir son el crecimiento económico y la parte fiscal, si las autoridades no son capaces, si fallan hoy o si continúan fallando en los años siguientes para hacer consolidación fiscal y la deuda se eleva, se podría pensar en un deterioro del tema institucional. Ese es panorama lejano, dijo, pero es otro aspecto para monitorear.

Ecopetrol e ISA
Ya el gobierno había anunciado que haría estrategia de administración de activos y las empresas de energía estaban entre las opciones para la consecución de recursos, dijo sobre la oferta no vinculante que lanzó Ecopetrol por el 51,4 % de las acciones de ISA.

Ecopetrol tiene fundamentales financieros relativamente sólidos y que tiene capacidad para hacer este tipo de compras, dijo.

Ese proceso lo vamos a seguir acompañando y seguramente se dé hacia finales del año, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias