Noticias positivas sobre Starbucks, reactivación segura y principios sostenibles

Noticias positivas sobre Starbucks, reactivación segura y principios sostenibles



-Publicidad-

Grupo Argos y Valora Analitik reúnen este 4 de marzo las noticias más positivas del día.  

Vea más noticias positivas en Colombia y el mundo

La nueva tienda de Starbucks en Medellín, medidas para una reactivación más segura  un decálogo de principios sostenibles forman la selección de hoy:

  1. Starbucks llega al centro comercial Arkadia en Medellín

El próximo domingo 7 de marzo Starbucks dará apertura a su tienda de Arkadia Centro Comercial en Medellín. La cadena internacional fue fundada en Washington y es la compañía de comercialización de café más grande del mundo, con presencia en más de 24.000 locales ubicados en 70 países.

“Continuando con el compromiso que adquirimos con nuestra comunidad de proporcionar todo en un mismo lugar, llega a Arkadia Starbucks, un aliado estratégico para el centro comercial por su reconocimiento mundial que además genera empleo, dinamiza la operación y complementa la oferta con opciones para diferentes preferencias en el portafolio de cafés y snacks, en la que se convierte en su primera franquicia en Belén y La Mota. Además, es de resaltar que la gran mayoría de los cafés que prepararán en nuestra casa, son de origen colombiano”, afirmó la gerente de Arkadia, Patricia Melo.

La inversión fue de $1.400 millones, que se ejecutaron para adecuar un espacio de 86 m², ubicado en el cuarto nivel de Arkadia. Con este punto de venta, la cadena completa 31 en Colombia. De acuerdo con Starbucks, su plan de expansión tiene un foco muy importante en las ciudades principales y particularmente en Medellín, debido al interés de abarcar otros destinos estratégicos por su ubicación. Como es tradición, habrá una completa oferta de bebidas y comida para celebrar alrededor de una de las bebidas más apetecidas en el país y en el mundo.

Finalmente, Arkadia y Starbucks fueron enfáticos en afirmar que la apertura se dará en cumplimiento de todas las medidas de bioseguridad, exigidas por las entidades reguladoras, procurando siempre que los productos se sirvan en óptimas condiciones, brindando el espacio y seguridad a los visitantes para que disfruten de una experiencia única y con la seguridad requerida.

  1. Reactivación segura por medio de soluciones avanzadas

Aún son muchos los bares, restaurantes, instituciones educativas, empresas o sectores -en general- que no han recibido las autorizaciones para abrir sus instalaciones. En algunos casos se debe a la alta probabilidad de contagios que se pueden presentar en sus espacios y en otros casos se debe a la implementación adecuada de los protocolos de bioseguridad. En ese aspecto, hay soluciones tecnológicas que son eficaces y sirven para robustecer las medidas sanitarias con las cuales se permitiría que las organizaciones puedan abrir sus puertas al público o a sus trabajadores.

Uno de esos desarrollos es la solución de gestión y control de aforo, el cual está siendo implementado de manera masiva para hacer seguimiento en tiempo real y de forma precisa al flujo de personas que ingresan a un sitio en particular. Al respecto, Rubén Trujillo, ingeniero presales de Hikvision, explicó: “este tipo de tecnología está enfocada en realizar diferentes tipos de alertamiento tanto visual, auditivo e interactivo entre plataforma y usuario. Por ejemplo, en el caso que se esté a 10% de completarse el aforo en un lugar, las cámaras pueden activar una luz estroboscópica, incluso la misma cámara puede conectarse a un sistema de perifoneo y -en tiempo real- reproducir el audio, mientras esto sucede en el sitio, al operador le llegará un correo o saltará un POP up en su pantalla, observará en el panel de alarmas la alerta y adicionalmente será notificado a un celular. De esta manera evitará que se ingresen más personas de las permitidas”.

Trujillo, agregó que una de las grandes ventajas de estas plataformas es la gran diferencia con quienes lo hacen manual, ya que muchas veces las empresas asignan una persona para monitorear el aforo y tiene que tomar datos y temperatura para ponerlo en un Excel o una planilla, generando filas y aglomeraciones, por lo cual no se está cumpliendo con lo más básico de la bioseguridad: el distanciamiento. En términos de rentabilidad, el uso de recurso humano tampoco termina siendo positivo en números, ya que grandes compañías disponen de personas para controlar el flujo dentro de las sedes y termina siendo muy costoso, dado ese panorama, en el mediano plazo se evidencia el costo-beneficio de estas soluciones.

Sin duda, lo más importante, es contar con los datos y estadísticas de cuál es la dinámica de flujo de personas dentro las instalaciones, donde se deben monitorear múltiples puntos de acceso, conocer las horas valle y las pico; todo eso se va registrando para tomar decisiones muy acertadas y basadas en toda la valiosa data que el sistema recopila. Hay algo muy relevante y es el “todo en uno”, ya que no se necesita un operador para estar interviniendo en el proceso, la plataforma controla todo de forma rápida y segundo a segundo para analizar el aforo de los espacios.

“Un caso particular es el retorno a clases. Hay bastantes restricciones en los salones, bibliotecas y espacios comunes, los cuales deben tener un aforo acorde a las reglas establecidas por el Gobierno. Se esfuerzan por crear estrategias como ‘la mitad del salón va a clase’, y otros desde casa, pero se requiere que todos los espacios sean controlados en su aforo, desde, la cafetería, la biblioteca y las áreas comunes, entonces el personal académico no puede lidiar con estas tareas adicionales a su misión de enseñanza, allí podemos delegar esa misión a la tecnología”, puntualizó Trujillo.

Los equipos cuentan con conexiones rápidas tipo bornera para controlar los accesos de una manera eficiente, adicionalmente las cámaras de aforo son POE y esto permite que solo se deba llevar un cable de red para tener un punto de control de aforo, esto hace que las implementaciones sean bastante ágiles y fáciles de instalar, cabe resaltar que todas las soluciones son escalables y complementarias, es decir, se pueden iniciar el control de aforo con una sola entrada y salida, pero ir aumentando hasta suplir todas las necesidades de una organización.

  1. Un nuevo decálogo de principios sostenibles

Con motivo del día mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible que se celebra hoy, la entidad Aecom, compañía líder en arquitectura, diseño, transporte y sostenibilidad, ha querido compartir un decálogo de principios que, aplicados a los proyectos de ingeniería, tienen el potencial de acelerar el proceso de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de su ámbito de actuación.

Teniendo en cuenta que las últimas décadas han estado marcadas, en todos los ámbitos, por el fomento de todo aquello que suponga un respeto al medio ambiente y sus recursos, materializado en 2015 con la irrupción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, impulsados por las Naciones Unidas, Aecom es consciente de que el cumplimiento de estos objetivos es ahora más urgente que nunca. También recalcan que el cumplimiento de estos objetivos es labor de todos (organismos internacionales, gobiernos, empresas) y también de todos nosotros a nivel social e individual.

En este sentido, dentro del sector de la ingeniería, las infraestructuras civiles suponen elementos clave y con el potencial de marcar la diferencia y de acelerar el proceso de cumplimiento. Esto es así debido a que, a través de un diseño y una ingeniería adaptada, estas infraestructuras – como puertos, aeropuertos, puentes, carreteras, ferrocarriles, etc. – pueden convertirse en elementos que no sólo eviten tener un impacto negativo en su entorno, sino que precisamente fomenten el desarrollo sostenible del mismo.

En el caso de la ingeniería civil, creen que la integración de dichos objetivos es posible mediante la adopción de una serie de principios que se podrían resumir en el siguiente decálogo:

Integración: Inclusión de equipos especialistas en medio ambiente y sostenibilidad desde la fase más temprana del proyecto.

Idoneidad del emplazamiento: Recopilación de información de usos pasados del suelo que permita determinar riesgos y oportunidades, tal y como la elección de un nuevo emplazamiento. Por ejemplo, informes geotécnicos, arqueológicos, ambientales, políticas de planificación, etc.

Gestión: Consideración de los principios de desarrollo sostenible y la gestión del comportamiento medioambiental y social en las fases de planificación, diseño y construcción. Esto es, mediante la monitorización de objetivos de sostenibilidad a lo largo del proyecto, inclusión de criterios de sostenibilidad en el proceso de selección de diseñadores y contratistas, etc.

Resiliencia: Identificación de riesgos y medidas de mitigación para riesgos naturales (incendios, inundaciones, etc.), el cambio climático (proyecciones de eventos extremos a largo plazo) y amenazas internacionales (terrorismo, ciberseguridad, etc.).

Comunidades y partes interesadas: Efectos sociales y económicos del proyecto de manera directa o indirecta en las comunidades locales y partes interesadas.

Uso del terreno y ecología: Fomento de la reutilización de terrenos degradados y minimización de impactos negativos en la biodiversidad y el medio ambiente a través de la descontaminación de suelos, inclusión de estructuras y/o instalaciones para la flora y fauna silvestres, etc.

Paisajismo y entorno histórico: Protección y mejora del paisajismo y elementos patrimoniales presentes en el ámbito de la obra. Por ejemplo, con la mitigación de impactos sobre elementos arqueológicos, uso de materiales acordes a los elementos patrimoniales presentes en la zona, etc.

Contaminación: Minimización de la contaminación atmosférica, hídrica y acústica causadas por la construcción y operación del proyecto, mediante evaluaciones de riesgo, estrategias de mitigación y monitorización de las medidas de mitigación.

Recursos: Evaluación del uso de los recursos en el contexto de una economía circular, tomando acciones especialmente encaminadas a la reducción de la generación de residuos como por ejemplo la monitorización de emisiones de carbono de maquinaria de obra, análisis de ciclo de vida de materiales, abastecimiento responsable de materiales, uso de componentes desmontables, monitorización de consumos de agua y energía, etc.

Transporte y energía: Control de impactos derivados del transporte durante la construcción y operación (ej.: Estudio de rutas alternativas más sostenibles para el transporte de materiales y personal a/desde obra, monitorización de emisiones de C02 de los medios de transporte utilizados, etc.). También fomentar la inclusión en los proyectos de soluciones innovadoras que favorezcan la eficiencia energética (ej.: Hyperloop) y el uso de energías alternativas a los combustibles fósiles (ej.: redes de recarga de vehículos eléctricos).

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -