Grupo Empresarial Argos reducirá casi a la mitad sus emisiones a 2030

Medio ambiente (Foto Pixabay)
Medio ambiente (Foto Pixabay)

En un contexto en el que las buenas prácticas ambientales son cada vez más valoradas por la sociedad, el rol de las empresas privadas en Colombia y sus esfuerzos como impulsores de la economía ante todo el impacto que tienen frente al cambio climático, cobran mayor importancia en los próximos años.

En este sentido, el Grupo Empresarial Argos y sus negocios (Cementos Argos, Celsia y Odinsa) continuarán este año multiplicando sus estrategias y acciones inmediatas por el cambio climático. Una misión que va más allá de la actualidad y por la que el grupo empresarial se ha consolidado como la organización privada que más ha compensado ambientalmente de manera voluntaria en Colombia con la reforestación de cerca de ocho millones de árboles nativos y la protección de 7.000 hectáreas.

-Publicidad-

Más noticias de Medio Ambiente en Valora Analitik

Por ello, la organización impulsará en 2021 su estrategia de cambio climático para contribuir a la conservación de los ecosistemas a través de sus negocios.

Entre estas metas claves se busca reducir las emisiones de dióxido de carbono equivalente en un 46% como grupo empresarial por cada millón de pesos en ingresos consolidados para el año 2030.

Asimismo, en los próximos tres años dispondrán en Colombia de más de 1.000 MW de energía renovable no convencional a través de las acciones de Celsia para contribuir a la seguridad energética del país, a la vez que se aporta positivamente a mitigar efectos del cambio climático con su programa ReverdeC.

En tanto, con Cementos Argos las acciones por el cambio climático se centran en proyectos innovadores como el uso de arcillas activadas térmicamente en su producto de Cemento Verde con el que disminuyen hasta en 38% las emisiones de CO2 y 30% el consumo de energía o la producción de biocrudo para la obtención de diésel renovable, a través del CO2 capturado por microalgas con el que avanzan desde hace varios años en la planta de Cartagena.

De hecho, Cementos Argos lleva más de 10 años trabajando en un plan de gestión del cambio climático que le ha permitido, a través de acciones sostenibles, reducir sus emisiones de CO2 en un 14 % desde el 2006. Actualmente, la meta es reducir el 29 % de sus emisiones de CO2 por cada tonelada de producto cementante que produzca a 2030, que se articula con los objetivos del Grupo Empresarial.

Todo ello bajo acciones que fortalezcan la ecoeficiencia operativa, el incremento de la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables no convencionales y sustitución progresiva de combustibles fósiles por combustibles alternativos, entre otras medidas.

Además de esto, el Grupo Empresarial Argos lidera operaciones de deuda con criterios de sostenibilidad que soportan la realización de estas acciones, tal como hizo con la primera emisión de bonos verdes a través de Celsia y la primera emisión de deuda con criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) en Colombia a través de Cementos Argos.

Según explica Marcos Aguirre, experto en sostenibilidad de la Universidad de los Andes, las acciones en esta materia cada vez son de mayor interés para las compañías pues “tienen efectos positivos en ahorro en costos relacionados con el uso de energía, facilidad de acceso a recursos, ya que las entidades multilaterales prestan cada vez más atención a ello en materia crediticia y se vuelven más atractivas para los inversionistas, quienes centran mayor atención al índice de inversiones sostenibles de Dow Jones (DJSI)”.

De hecho, Grupo Argos, Cementos Argos y Celsia destacan entre las empresas más sostenibles del mundo y la región según el Índice Dow Jones, lo que ha fortalecido confianza de los grupos de interés en la gestión desarrollada por las compañías.

“Los diferentes actores del mercado buscan ser cada vez más responsables y sostenibles, como respuesta a las exigencias del contexto y tendencias de consumo consciente. Esto motiva a las compañías para que, con las evaluaciones que reciben al participar en índices como Dow Jones o MSCI, creen y gestionen una estrategia que les permita mitigar y evitar los riesgos que enfrentan para ser perdurables en el tiempo. Igualmente, los inversionistas ya se dieron cuenta de que para que una compañía crezca y permanezca, no es suficiente la rentabilidad financiera y es necesaria una gestión responsable que construya sostenibilidad. Mucho más allá de la filantropía, consideran que son temas intangibles que impactan el valor de su inversión, una garantía de su seguridad”, explicó Lorena González, gerente de Responsabilidad Corporativa de la firma Sustainability CO.

¿En qué se basa la estrategia de Grupo Argos?

•        Inversión Consciente: negocios que contribuyen a la solución de los retos globales y aseguran la generación de valor en el largo plazo para la compañía, la sociedad y el planeta.

•        Operación Responsable: transformación de capitales de manera equilibrada, buscando minimizar impactos negativos y maximizar aquellos positivos en materia económica, ambiental y social.

•        Prácticas de Vanguardia: desarrollo de soluciones innovadoras con el fin de potencializar nuestros modelos de negocio actuales, mientras capitalizamos nuevas oportunidades de inversión.

Más casos de acciones en Colombia y el mundo en 2021

Además de estas acciones claves que fortalecerá Grupo Empresarial Argos en 2021, otras compañías han anunciado esfuerzos importantes en este rubro.

Una compañía en esta misma línea es el Grupo Energía Bogotá (GEB) con su reciente estrategia de actualización corporativa 2021-2030, enfocada en la transición energética y la sostenibilidad y que se centrará en cuatro puntos: transmisión para el mañana, gas para el futuro, Bogotá Smart y generación sostenible. “Se enfatizará este año en una importante transformación digital que redundará en estos beneficios que da la sostenibilidad energética”, explicó Juan Ricardo Ortega, presidente del GEB.

Otro referente local es Alpina que busca llevar a cero su huella de carbono y ser plástico neutro en 2022, contribuyendo a la mitigación del cambio climático y aportando a un entorno más limpio para todos. Para eso, la meta es tener una flota 100% sostenible. En el último año adquirió 15 vehículos con tecnología Euro IV y comenzó la compra de seis vehículos a gas, buscando una disminución del 8% en las emisiones de las operaciones logísticas primarias. Además, la empresa empezó a implementar tecnologías limpias. Actualmente, Alpina cuenta con una planta de biogás que suple parte de la energía de la operación de Sopó y utiliza energía fotovoltaica en la iluminación de la planta, entre otras acciones.

En el mundo, uno de los máximos referentes es Schneider Electric que se convirtió este año en la empresa más sostenible del mundo, según el ranking Corporate Knights 2021 Global 100.

Schneider Electric, que ocupaba el puesto 29 en 2020, pasó a liderar la clasificación de 2021, un salto que representa un importante reconocimiento externo de los compromisos pioneros y sostenibles adquiridos por la compañía en los ámbitos ASG.

Prueba de los ambiciosos compromisos de sostenibilidad de Schneider Electric es su nuevo programa ‘Schneider Sustainability Impact’ (SSI), que abarca de 2021 a 2025 y acelera el nivel de exigencia y compromiso de los objetivos anteriores. El programa se ha construido sobre seis compromisos a largo plazo, que se establecen en cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de las Naciones Unidas. Estos compromisos son los siguientes: actuar para crear un mundo respetuoso con el clima; ser eficiente con los recursos; vivir bajo el principio de la confianza; trabajar en la igualdad de oportunidades; ofrecer nuevas posibilidades a las próximas generaciones y empoderar a las comunidades locales.

“El centro de nuestra estrategia se basa en el negocio sostenible. Los clientes, empleados, partners e inversores nunca se han enfocado tanto en las ESG como ahora. En Schneider Electric ya llevamos mucho tiempo integrando estos aspectos, y seguimos aumentando el nivel de exigencia tanto para nosotros mismos como para nuestros clientes y partners”, expresó Jean-Pascal Tricoire, presidente y consejero delegado de Schneider Electric. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -