Tenga en cuenta estas recomendaciones si hace inversiones en FICs

Tenga en cuenta estas recomendaciones si hace inversiones en FICs
Foto: Pixabay.

Los fondos de inversión colectivos (llamados también FICs) tienen una rentabilidad según el plazo y retorno de inversión esperado.

Los fondos de inversión colectiva (FICs) son vehículos de ahorro e inversión que ayudan a sacar gran provecho al capital de los inversionistas ya que permiten generar rentabilidad, a la vez que evitan que este pierda valor en el tiempo al mantenerse estático en productos o hábitos de ahorro ineficientes o con poca proyección de ganancia. Vea más información en Finanzas Personales.

En el marco de la presente crisis económica por el Covid-19 los FIC han venido adquiriendo una mayor relevancia, situación que en gran medida responde a la imperante necesidad por encontrar alternativas de inversión eficientes. Asimismo, también destacan por su facilidad de acceso vía tarifas de ingreso moderadas, el potencial para generar ganancias y la capacidad de consolidar un portafolio diversificado. 

“Los FICs abren un abanico de oportunidades de inversión que se ajusta a la realidad, necesidades y expectativas de los inversionistas, especialmente en tiempos de volatilidad. Entendiendo esta realidad, Credicorp Capital lidera una oferta de productos que, según la situación, responde a los diferentes perfiles de riesgo y activos objetivo de los interesados para maximizar o preservar el capital”, señaló Arnoldo Casas, director de Inversiones en Asset Management de Credicorp Capital, empresa del Grupo Credicorp.

Ante coyunturas económicas y financieras complejas, el primer paso que cualquier persona interesada en un FIC debe dar es analizar el plazo de maduración de las inversiones que componen el portafolio de interés. Un plazo muy corto puede reducir el retorno de inversión esperado, mientras que un plazo muy largo aumentará la exposición ante las variaciones del mercado. 

Posteriormente, se debe entender el tipo de activos en los que invierte el FIC seleccionado debido a que los activos financieros, tales como acciones, bonos corporativos, CDT’s, TES, y los no financieros, que engloban inmuebles o derechos de contenido económico, enfrentan diferentes escenarios de oportunidad y riesgo. Esto debe ir de la mano con consideraciones sobre la calificación del portafolio, la política de inversión y el horizonte de esta, tres factores determinantes de cara a la obtención de los resultados esperados.

Recomendado: ¿Cuáles son las mejores inversiones en Colombia?

Con esto en mente, y bajo el actual escenario de incertidumbre, los FIC de deuda corporativa están posicionándose como una de las opciones de inversión de mayor atractivo por su potencial de productividad y preservación frente a entornos complejos. Lo anterior obedece a diferentes razones, entre las que resaltan la capacidad para ofrecer un balance adecuado en materia de duración, así como para afrontar situaciones de tasas de interés a la baja como al alza, una realidad muy común hoy por hoy.

“La experiencia de los últimos meses indica que el interés en los FIC de Deuda Corporativa de Renta Fija está aumentando y la tendencia continuará, lo que obedece a los diferentes beneficios que brindan. Así, gracias a la diversificación sectorial, este tipo de portafolios dan equilibrio a inversiones desde un millón de pesos en adelante al permitir la compra de múltiples emisores y títulos valores en empresas sólidas de sectores como el financiero, los servicios públicos, las comunicaciones, entre otros”, señaló Casas.

Finalmente, y sin importar el portafolio o el FIC que sea de interés, es necesario informarse asertivamente para tomar las decisiones que aseguren la permanencia del capital en el corto, mediano y largo plazo. Por ello, Credicorp Capital comparte algunas recomendaciones a la hora de seleccionar en dónde depositar el capital y qué tener en cuenta antes de hacerlo:

#1. Tener perfectamente claro cuándo se requieren los recursos y el destino de estos: el inversionista debe tener presente que, dependiendo de si los recursos a invertir son de tesorería o de ahorro para calzar necesidades de largo plazo, se debe determinar si el horizonte de la inversión en el FIC seleccionado es coherente y corresponde a dicha realidad.

#2. Tener en consideración las perspectivas económicas: cuando la economía va en crecimiento la demanda por recursos se incrementa y, como resultado, los bancos centrales tienden a elevar las tasas de interés. Bajo ese escenario, lo mejor es reducir el plazo al vencimiento de las inversiones, pero si ocurre lo contrario, sería mejor incrementar la duración de los portafolios.

#3. Tener presente el riesgo de crédito y el foco sectorial: no invierta sin tener presente el riesgo de crédito de los portafolios, así como su foco sectorial. Recuerde que la productividad de los FICs de renta fija está directamente relacionada con la capacidad de pago de quien emite los valores, por lo que es importante seleccionar fondos que tengan una perspectiva estable en este sentido.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias