WoodMac: transición energética representa un riesgo por US$14 billones

Sistema eléctrico. FOTO: Pixabay

La transición energética representa un riesgo de US$14 billones para los sectores de petróleo y el gas, de acuerdo con Wood Mackenzie. La agencia consideró que el mundo necesitará suministros de gas y petróleo por las próximas décadas, aún si se da una transición energética acelerada.

“El petróleo y el gas son un negocio arriesgado. A lo largo de los años, esos riesgos se han atenuado”, detalló. Según Wood Mackenzie, esa disminución en la incertidumbre del mercado se ha dado porque la tendencia marca que la dependencia de hidrocarburos persistirá, al menos, por una década.

-Publicidad-

La meta internacional es limitar el cambio climático y conseguir que el aumento en la temperatura de la Tierra no pase los dos grados centígrados para 2050. Si el mundo consigue rápidamente sus objetivos, la demanda de petróleo y el precio del crudo caerían para finales de la década, mientras que el sector del gas tendría un comportamiento más resiliente.

Recomendado: Wood Mackenzie: instalaciones de energía eólica logran récord en 2020; China es líder

Las modelaciones de precios de la agencia estiman que el rango de valoraciones futuras antes de impuestos sería de US$14 billones. Después de impuestos, la participación de los operadores estaría entre los US$3 billones y los US$9 billones.

Fuente: Wood Mackenzie

“La industria ahora se ve obligada a suministrar petróleo y gas a un mundo en el que la demanda y el precio futuros son muy inciertos. La gama de los posibles resultados es vertiginosa, pero el mundo seguirá necesitando suministro de petróleo y gas durante las próximas décadas, y la escala de la industria seguirá siendo enorme”, detalló el vicepresidente de Wood Mackenzie, Fraser McKay.

La firma considera que, en un contexto en el que el mundo comienza a girar hacia la sostenibilidad, el sector de petróleo y gas necesita mejorar sus componentes ambientales, sociales y de gobernabilidad.

Wood Mackenzie resalta que para los competidores más grandes las nuevas energías están jugando un papel más protagonista, pero que esa no es una opción para todos los participantes de la industria, por lo los actores necesitan reducir las emisiones para dejar de exponerse a una deuda más cara.

Entre tanto, la inversión tenderá a enfocarse más en el gas que en el petróleo, cambiando la tendencia que se había mantenido en el sector de hidrocarburos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -