¿Cómo ahorrar en tiempos de crisis?

Crear un hábito para hacerlo, buscar una motivación y conocer las herramientas que están a su alcance, son algunos de las recomendaciones de los expertos, pues la situación actual que enfrentamos debido a la pandemia del Covid-19 deja muchas lecciones, en especial, la necesidad de ahorrar. Se han perdido empleos, se han cerrado muchos negocios y la nueva normalidad nos ha obligado a adaptarnos al entorno. 

Sin embargo, a pesar de lo extremo de la situación, se debe reflexionar sobre la importancia de tener un ahorro, que, con disciplina, fuerza de voluntad y constancia es posible lograr.

Reinaldo Medina, ingeniero especializado en finanzas y alta gerencia y docente de la Escuela de Negocios de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, nos da los siguientes consejos para aprender a ahorrar en momentos de crisis. Vea más noticias sobre Finanzas Personales.

  1. Crear el Hábito

El ahorro empieza por tomar la decisión de hacerlo, sin importar la cuantía, lo primero que se debe hacer es crear el hábito, después se puede ir aumentando de acuerdo con la situación económica particular de cada uno. 

Ahorrando el 10 % de un salario mínimo, se puede contar con 1 millón de pesos por año, a su vez, esto sirve para realizar un emprendimiento, para educación, o para enfrentar una situación inesperada. No hay mejor amigo en tiempos de crisis que tener liquidez.

  • Buscar una motivación 

Es necesario darle mucha importancia al ahorro para tener motivación necesaria para cumplir el objetivo, se debe tener un sueño, algo que se anhele y por lo que se esté dispuesto a hacer un esfuerzo. Pensar en una compra futura de algo que se quiere como un carro, la cuota inicial de un apartamento, los recursos para la educación de los hijos, etc… Todos estos motivos dan la fuerza necesaria para ser persistentes, y no gastar los recursos, o dejar de ahorrar. Algo que realmente se valore, y por lo cual se esté dispuesto a sacrificar el placer del consumo presente por un beneficio mayor en el futuro.

  • Conocer herramientas de ahorro

Para evitar la tentación de comprar bienes innecesarios o gastos de ocasión, se puede pensar en abrir un CDT, o de acuerdo con nuestra aversión al riesgo, en bonos, acciones, fiducias u otros instrumentos financieros que nos permitan realizar un ahorro o inversión, o hacer una afiliación a una cooperativa donde también se tienen beneficios adicionales. 

Tener el dinero en un depósito a término fijo evita riesgos, ya que el dinero está seguro, y generan intereses para contrarrestar el valor que se pierde por el efecto inflacionario. Llevar un excel también motiva porque se puede ver el resultado, y visualizar más claramente el futuro. Es un ejercicio fácil de hacer y da un impulso adicional para lograr la meta.

Recomendado: ¿Cómo saber cuántas semanas tiene cotizadas en pensión? La historia laboral le da el dato

  • Priorizar gastos

Se deben priorizar los gastos para realizar absolutamente los necesarios. Alimentación, transporte, educación, servicios y renta deben concentrar los esfuerzos. Todos los demás gastos pueden esperar de acuerdo las necesidades de cada uno.

La educación es un ahorro, una inversión, es un activo potencial que facilita beneficios futuros laborales, personales a nivel económico y social. La educación es un patrimonio intelectual que permite ser mejor personas, más útiles a la sociedad y generar ingresos futuros. También es importante pensar en un seguro, para que en caso de una situación inesperada se pueda estar cubiertos y amparados.

  • Pensar en los beneficios 

El ahorro da tranquilidad y paz. Una de las situaciones que más causa angustia y ansiedad es la falta de dinero, por eso es tan importante pensar en el ahorro, y los beneficios que trae a nuestra salud mental, física y espiritual.

El ahorro ofrece la posibilidad de empezar una idea de negocio que permita cumplir el sueño de tener libertad financiera. Todo negocio necesita un capital semilla y en este caso por pequeño que sea el emprendimiento se necesitan unos recursos para empezarlo.

El ahorro permite aprovechar oportunidades, sin embargo, es importante no comprar cosas por ser baratas y que no se necesiten, porque resulta ser precisamente todo lo contrario, una fuga de dinero. 

En conclusión, si se tiene la motivación y la conciencia de los benéficos que trae el ahorro se pueden organizar las finanzas para que, por medio del ahorro y el uso de herramientas, se puedan lograr cumplir los sueños de educación, emprendimiento, o bienes durables, de acuerdo con las prioridades que cada uno tenga. No se puede pasar por alto que en el ámbito empresarial siempre se valora la liquidez sobre la rentabilidad. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias