Antioquia traza camino de innovación gracias a triada de sectores público, privado y academia

Antioquia traza camino de innovación gracias a triada de sectores público, privado y academia
FOTO: Gobernación de Antioquia

La gobernanza de Antioquia marca un camino de innovación a través de las alianzas entre los sectores público, privado y la academia para encontrar soluciones en conjunto a los retos del departamento, en una coyuntura marcada por la reactivación y la pandemia de la Covid-19.

Antioquia tiene una historia de unión entre actores sociales, tradición que se acentuó en el último año en medio de la búsqueda de caminos para mantener la solidez económica de la región y combatir la emergencia de salud pública.

Los ejemplos son diversos: por ejemplo, la estrategia de One Health, a través de la que se hace seguimiento a nuevas variantes de la Covid-19, el desarrollo de los ventiladores InnspiraMED para atender a pacientes con problemas respiratorios, las investigaciones de la academia en estos temas y la inyección de recursos desde el sector privado evidencian cómo el departamento trabaja con el lema de la cohesión.

Maritza López, secretaria Regional y Sectorial de Desarrollo Económico, destaca que hay una “virtuosa triada entre lo público, lo privado y la academia” que evidencia que las decisiones se toman gracias a proyectos innovadores que permiten conocer la realidad de las regiones y sus 125 municipios.

Recomendado: El plan de Antioquia para llevar ciencia, tecnología e innovación a las regiones

En Valora Analitik buscamos las estrategias de innovación que se tejen desde el departamento y conversamos con sus articuladores. Acá las presentamos a sus protagonistas.

Tomar decisiones con la ciencia

Alejandro Torres, profesor del Departamento de Economía de la Universidad Eafit, hace parte del equipo de expertos que acompaña a la Gobernación en la toma de decisiones relacionadas con la Covid-19. La asociación comenzó en el primer trimestre de 2020 cuando apareció el coronavirus y, desde entonces, se mantiene.

Funciona así: la Gobernación está asesorada por un comité de expertos en salud y economía que revisa las implicaciones de los cierres y toques de queda. La conversación es la premisa de este proceso en el que las áreas del conocimiento discuten para encontrar una medida que se ajuste, lo más posible, al deber ser en materia de salud y reactivación.

Recomendado: Reactivación de Antioquia, oportunidades para potenciar la economía regional

La secretaria López destaca que la estrategia de contención de la Covid-19 se ha basado en cifras que permiten interpretar la pandemia. “Para tener esa compresión acudimos a una mesa de científicos para abordar el coronavirus de una manera integral”, cuenta.

“El análisis de acordeones no es solo epidemiológico, sino de la economía”, afirma Torres. Entre expertos y sector público construyeron un índice de insularidad para determinar qué municipios podían abrirse primero y crearon un modelo de low casting para vigilar el comportamiento del empleo.

Cuentan con un equipo de trabajo que identifica los efectos en la economía de la pandemia para implementar políticas públicas que ayuden a cerrar las brechas. También trabajan en la elaboración de los índices de competitividad de las regiones.

“Siempre son muy controversiales los cierres, pero este esfuerzo consiste en garantizar ese ajuste-equilibrio. Tratar de juntar el conocimiento técnico con las decisiones que se toman desde lo público”, concluye Alejandro Torres.

Vigilancia en salud pública con la huella antioqueña

Antioquia tiene una estrategia de seguimiento y vigilancia a nuevas variantes de la Covid-19 que surgió, literalmente, en cuestión de semanas.

Después de dos semanas de encuentros con empresarios y una más de reuniones con la academia, desde la Gobernación se articuló una estrategia para identificar las mutaciones del virus que circulan en el país, que también pertenece a una alianza con el Instituto Nacional de Salud.

Las pesquisas se efectúan a través de la alianza One Health, con la Universidad Nacional y la Universidad de Wisconsin, y tienen un costo de alrededor de $4.500 millones, de los que una coalición de empresarios y fundaciones aportó alrededor de $3.000 millones.

La estrategia tiene dos componentes. Primero, hacer la vigilancia de variantes que circulan en Antioquia y en algunos departamentos de la región. Segundo, medir la respuesta inmune de las personas, ver cuánto dura la inmunidad y cómo se comporta en el cuerpo.

“Cuando el conocimiento de Antioquia sirve para buscar nuevas variantes en Chocó o Leticia, el departamento está iluminando a Colombia”, destaca Maritza López. En el equipo de One Health están alrededor de 50 estudiantes de maestría y doctorado y 20 docentes-investigadores que trabajan para entender la pandemia.

Juan Pablo Hernández López, director del laboratorio genómico One Health de la Universidad Nacional, considera que “trabajando conseguimos cosas de alto impacto. Eso es algo que en Antioquia se ha demostrado con creces gracias al compromiso de la Gobernación, que ha reconocido que se necesita la mano de expertos para esta pandemia. Hay que aprender del virus”.

Desde el laboratorio que dirige Hernández se levanta una información hasta ahora desconocida sobre el comportamiento de la pandemia, a partir de la que Antioquia proyectará la toma de decisiones en materia de salud pública.

FOTO: EIA

Inspiración que salva vidas

Dentro de los proyectos de innovación se destaca la creación de los ventiladores InnspiraMED para pacientes críticos de Covid-19, que fueron producidos por la Universidad EIA, la Universidad de Antioquia e Industrias Médicas San Pedro, Auteco y Haceb, acompañados por Ruta N.

Alejandro Olaya, gerente nacional de Innovación de la Andi, relata que esa idea nació en un chat en el que participaron varios innovadores, quienes articularon a las universidades y el sector privado y consiguieron apoyo económico de la Gobernación.

“Fue una alianza empresa-Estado. Es un ejemplo lleno de aprendizajes porque en ese momento en el país no existía la capacidad de hacer un dispositivo tan sofisticado como un ventilador mecánico”, relata Olaya.

Gracias a esos dispositivos, pacientes de Medellín, Montería y otras ciudades han encontrado un aparato que busca mantenerlos con vida mientras se recuperan de la enfermedad.

Para el experto, en la lista de iniciativas de innovación de las empresas también está la transformación interna para suplir el abastecimiento de tapabocas y geles desinfectantes y el reto que estas asumieron al adaptarse a la pandemia.

Magda Restrepo es la directora de la Fundación Fraternidad, desde donde se desembolsan recursos a iniciativas como One Health, además de otras de carácter social que buscan llevar agua a los colegios para que los niños tengan cómo lavarse las manos al regresar a la presencialidad y mejorar la dotación de camas UCI de los hospitales, entre otras.

“Estos proyectos se aplicarán para tomar decisiones reales en lo público a partir de la ciencia. Estamos aportando conocimiento científico desde Antioquia para ver resultados en el ámbito nacional”, destaca Restrepo. Así, con esfuerzos desde todos los sectores, se articula la reactivación a la economía de Antioquia con una respuesta marcada por la innovación.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias