El 59 % de colombianos siente impacto en sus finanzas por Covid-19

Según la encuesta “Consumer Pulse” de Transunión realizada en junio, el 59 % de la muestra siente el impacto en sus finanzas por la pandemia, un 9 % más frente a marzo.

El impacto del Covid-19 en las finanzas es distinto por segmentos de la población: 76% de los hogares con ingresos mensuales inferiores a $1 millón indican impacto financiero en comparación con el 56% de los hogares con ingresos mensuales entre $1 millón y $3 millones y el 47% de los hogares con ingresos mensuales superiores a $3 millones. Vea más en Finanzas Personales.

-Publicidad-

La encuesta más reciente de ‘Consumer Pulse’ de TransUnion realizada a 973 consumidores colombianos entre el 2 y el 9 de junio de 2021, reveló que el 59% de los colombianos afirman estar siendo afectados financieramente por el Covid-19, un aumento de 9 puntos porcentuales con respecto al 50% de los encuestados que indicaron impacto financiero por la pandemia en marzo.

El impacto de la crisis continúa sintiéndose con mayor fuerza por los consumidores de menores ingresos, con el 76% de los hogares con ingresos mensuales inferiores a $1 millón indicando impacto financiero. Esto se compara con el 56% de los hogares de ingresos medios (ingresos mensuales entre $1 millón y $3 millones) que indican un impacto financiero actual y el 47% de los hogares de ingresos más altos (ingresos mensuales superiores a $3 millones).

A pesar del aumento en los hogares colombianos que se han visto afectados financieramente por la pandemia, los consumidores muestran signos de optimismo, con un porcentaje significativo de consumidores planeando solicitar un nuevo crédito o refinanciar uno existente durante el próximo año, especialmente entre los millennials y los consumidores de mayores ingresos. Además, se observan indicios de que el fraude digital relacionado con la pandemia está disminuyendo.   

“En comparación con el mes de marzo, vimos un ligero aumento en el porcentaje de encuestados que por su situación financiera se clasifican como ‘en limbo’, que significa que los ingresos de su hogar han disminuido y no están seguros o dudan de que sus finanzas se recuperen. Sin embargo, en general, la mayoría cree que se recuperarán económicamente. Estos datos deberían dar a las entidades financieras motivo para ser optimistas, ya que el 42% planea buscar nuevas líneas de crédito o refinanciar productos crediticios existentes durante el próximo año, incluyendo los préstamos personales y las tarjetas de crédito.”, señala Virginia Olivella, directora de Investigación y Consultoría de TransUnion Colombia.

Recomendado: Conozca las ventajas de pagar a tiempo sus créditos y no afectar su bolsillo

Los consumidores esperan que su situación financiera empeore antes de mejorar

El porcentaje de consumidores que espera que la pandemia afecte negativamente los ingresos de su hogar en el futuro aumentó de 29% en marzo a 32% en junio, mientras que el porcentaje de personas que por su situación financiera se clasifican como “en limbo” aumentó de 28% en marzo a 33% en junio. Los hogares de menores ingresos continúan siendo los más afectados por el Covid-19, en un contexto en que los recortes de empleo, así como la disminución de salarios y de horas de trabajo, continúan generando impactos económicos negativos para muchos colombianos.

En la encuesta más reciente, el 41% de los consumidores encuestados dijo que alguien en su hogar había perdido su empleo (frente al 36% en marzo de 2021), y para los consumidores de menores ingresos este porcentaje aumenta hasta el 53%. Adicionalmente, un 35% de los encuestados afirmó que a un miembro de su hogar se le redujo su salario y un 24% declaró que a un miembro de su hogar le habían reducido las horas de trabajo. En general, al 90% de los consumidores afectados les preocupa su capacidad para pagar sus obligaciones financieras, y el 51% prevé que no podrá pagar al menos una de sus obligaciones en su totalidad. Esta cifra es ligeramente superior (55%) entre los hogares de menores ingresos.

“El aumento en el desempleo y la disminución de los salarios y de las horas de trabajo para muchos de los que tienen empleo están generando dificultades financieras significativas en las familias colombianas. Es probable que este sea un factor que contribuya a la preocupación que siente un número significativo de encuestados con respecto a su capacidad para pagar sus obligaciones en su totalidad”, agregó Virginia Olivella. 

El fin de los programas de alivios financieros también podría conducir a un aumento adicional de las dificultades financieras, ya que el 43% de los consumidores afirman que están algo (35%) o nada (8%) preparados para cuando finalice el período de alivio.

Sin embargo, el 81% de los encuestados dijo que se siente optimista sobre el futuro. Cuando se les preguntó por su situación financiera, más de la mitad (53%) se caracterizaron como esperanzados (lo que significa que, aunque los ingresos de su hogar han disminuido, creen que sus finanzas se recuperarán), mientras que el 33% se caracterizaron como en limbo, ya que sus ingresos familiares han disminuido y no están seguros o dudan de su capacidad para recuperarse financieramente. El 3% es resiliente (los ingresos de su hogar disminuyeron durante la pandemia, actualmente o en el pasado, pero sus finanzas se han recuperado totalmente) y el 9% está estable (sus ingresos familiares no han disminuido).   

Acceso al crédito sigue siendo importante para nuevos préstamos o refinanciar deudas

Los encuestados indicaron que el acceso al crédito sigue siendo un factor importante para su bienestar económico. El 65% coincide en que la capacidad de acceder al crédito es importante para alcanzar sus objetivos financieros, pero solo el 29% considera que actualmente tiene acceso suficiente al crédito, lo que indica que puede haber una demanda insatisfecha de productos crediticios.

A pesar de la importancia del crédito para los consumidores, el 46% de los encuestados consideró solicitar un nuevo crédito o refinanciar uno existente pero decidió no hacerlo debido a la preocupación de que sus solicitudes fueran rechazadas por su historial crediticio (18%) o por su situación laboral o de ingresos (27%). Sin embargo, el 42% de los encuestados indicó que tiene la intención de solicitar un nuevo crédito o refinanciar un producto existente durante el próximo año. La proporción de millennials y consumidores de mayores ingresos que planean refinanciar o abrir nuevas líneas de crédito es aún mayor con un 49% y un 53%, respectivamente. 

Fraude relacionado con covid-19 disminuye, aunque estafas en sitios web siguen siendo comunes

Si bien el fraude digital ha aumentado significativamente desde el año pasado ─ subiendo un 61% en Colombia desde el último trimestre de 2020 al primero de 2021, según el informe trimestral de fraude de TransUnion ─ los intentos de fraude digital relacionados específicamente con el Covid-19 parecen haber disminuido recientemente.

De los encuestados en junio, el 25% indica que han sido objetivo o víctima de fraude digital relacionado con la pandemia, 5 puntos porcentuales menos que en marzo.

Las estafas de vendedores externos en sitios web minoristas legítimos, que se encontraban entre los tres principales tipos de intentos de fraude en marzo, aumentaron en junio para convertirse en el esquema más común, con un 26% de los encuestados declarando haber sido objeto o víctima de este esquema de fraude (frente al 20% en marzo).

El estudio completo de Consumer Pulse puede consultarse aquí.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -