Venezuela le quita seis ceros al bolívar y crea una moneda digital

Venezuela tiene un billete de un millón de bolívares. FOTO: Tomada de Twitter @BCV_ORG_VE

El Banco Central de Venezuela anunció la entrada en vigencia del bolívar digital, moneda en la que suprimirá seis ceros. Según explicó el Banco Central de Venezuela “todo importe monetario y todo aquello expresado en moneda nacional se dividirá entre un millón”.

El emisor sustentó que el cambio en la escala monetaria se da como respuesta al crecimiento de la economía en internet y aseguró que este ajuste a la moneda es necesario para la recuperación de la economía. Ver más de Internacional

No obstante, el retiro de esos seis dígitos a la moneda latinoamericana se da en un contexto de hiperinflación, que superó el 3.000 % durante 2020 en un escenario de profunda devaluación del bolívar.

“La introducción del bolívar digital no afecta el valor de la moneda. Es decir, el bolívar no valdrá ni más ni menos, solo que para facilitar su uso se está llevando a una escala monetaria más sencilla”, indicó el Banco Central.

Recomendado: Maduro aumenta salario mínimo en casi 300 %, pero inflación llega a 3.000 %

La economía de Venezuela se está dolarizando por el colapso del valor del dinero local. Un dólar estadounidense equivale a más de cuatro millones de bolívares, un monto con el que escasamente puede comprarse un paquete de Harina Pan.

La devaluación del efectivo emitido por el emisor llevó a que la gente, de manera informal y en sus compras del día a día, comenzara a exigir divisas para hacer los pagos. Y, si bien hay bolívares en circulación, la cantidad de billetes es insuficiente para hacer compras.

“La modernización de los sistemas de pago apunta a la ampliación del uso del bolívar digital de manera inmediata, facilitando que las transferencias entre clientes de diferentes bancos sean recibidas en pocos segundos”, afirmó la entidad.

A pesar de que Venezuela intenta dar el giro hacia los pagos por internet, esto sucede en un ámbito de desconexión nacional por la carente señal de la red en zonas populares y rurales y los cortes de energía que impactan directamente la conectividad de las personas.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias