¿Busca crédito? Haga esto y podrá comprar vivienda o vehículo

Un informe revela los consejos más prácticos y efectivos para solicitar un crédito y no fracasar en el intento.

El documento da a conocer cuáles son los tres pecados capitales que cometen las personas al momento de tramitar un préstamo y que generan los mayores índices de negación de este tipo de trámites financieros. Vea más en Finanzas Personales.

El informe se realizó teniendo como base el análisis y estudio de más de 25.000 solicitudes de crédito realizadas entre enero y septiembre en la plataforma de Creditop por cerca de $5 billones.

Para sacar los resultados, la Fintech estudió 18.150 solicitudes de créditos de vivienda, 4.570 de vehículo y 7.315 de libre inversión, que fueron cruzadas posteriormente con los principales factores de análisis que utiliza el algoritmo de su plataforma para determinar si una persona es viable o no para adquirir un préstamo en las principales entidades financieras del país.

Un informe reciente de la Fintech Creditop, en el que se analizaron más de 25.000 solicitudes de créditos realizadas en su plataforma, entre enero y septiembre de 2021 por más de $5 billones, revela cuáles son los cinco puntos clave que debe tener en cuenta una persona para que no le nieguen un crédito de vivienda, vehículo y libre inversión, así como los tres pecados capitales que comenten los usuarios y que generan el mayor índice de negación en estos trámites y procesos bancarios.  

El informe se realizó con base en el análisis y estudio de 18.150 solicitudes de préstamos de vivienda, 4.570 de vehículo y 7.315 de libre inversión, que fueron cruzadas posteriormente con los principales factores de análisis que utiliza el algoritmo de la plataforma de Creditop para determinar si una persona es viable o no para adquirir un crédito con las más reconocidas entidades financieras del país.  

En créditos para compra vivienda: hipotecario o leasing habitacional

#1. Es clave contar con el dinero para cubrir la cuota inicial: entre el 20% (leasing) y 30% (hipotecario) del valor comercial del inmueble.

#2. En promedio, la cuota mensual no debe superar el 30% de los ingresos mensuales del solicitante.

#3. La edad de la persona más el plazo del crédito no debe ser mayor a 75 años.

#4. Haber seleccionado previamente el inmueble que se quiera comprar, tanto para vivienda nueva como usada.

#5. Demostrar antigüedad laboral mayor a 6 meses para empleados o 12 meses para independientes.

Recomendado: Cinco consejos para evitar que le nieguen un crédito en Colombia

En créditos para compra de vehículo nuevo o usado

#1. El total de los gastos del solicitante no debe superar el 60% de sus ingresos.

#2. Contar con experiencia crediticia mínimo de 1 año en algún producto financiero, por ejemplo: crédito de libre inversión, tarjeta de crédito o un plan de telefonía móvil.

#3. Tener claro el vehículo a adquirir, asegurarse de la existencia del mismo en el concesionario y del tiempo de entrega estimado.

#4. Contar con la antigüedad mínima en el cargo según su situación laboral: los empleados con contrato a término indefinido deben demostrar 3 meses en el cargo; para solicitantes con contratos de obra labor o término fijo, deben demostrar un año de permanencia y, finalmente, para los prestadores de servicios o independientes la antigüedad mínima es de 18 meses.

#5. Si el vehículo es usado, asegurarse de la procedencia del mismo, que no cuente con embargos o restricciones jurídicas.

En créditos de libre inversión

#1. La edad máxima para acceder a estos productos generalmente es hasta 75 años.

#2. El monto máximo del crédito debe estar en un rango entre 8 y 12 veces los ingresos mensuales del solicitante.

#3. Contar con experiencia crediticia especialmente en productos de consumo o libranza durante más de un año.

#4. Para empleados con contrato fijo y prestación de servicios, tener una antigüedad laboral mínima de 1 año; y para contratos a término indefinido, de 6 meses.

#5. Contar con buen hábito de pago en otros créditos adquiridos y en obligaciones con el sector real, como planes de telefonía celular, internet, tv por cable, entre otras. 

Así mismo, Daniel Garzón, gerente y Fundador de Creditop, y autor del informe, menciona los cinco “no negociables” que toda persona deber tener en cuenta para solicitar un crédito.

“Primero, es clave comparar entre todos los bancos cuál es la opción que mejor tasa de interés ofrece; segundo, se debe validar si es posible aplicar a algún subsidio con base en el perfil económico y financiero; tercero, es importante elegir el préstamo al menor plazo posible para evitar pagar intereses de más; cuarto, negociar con el asesor la tasa de interés que le están ofreciendo; y quinto, verificar  que los seguros que están asociados al crédito sean eficientes en términos de costos y coberturas”, afirmó.

Tres pecados capitales que llevan al fracaso la solicitud de un crédito

 #1. Mentir: Este es el error más común, pues se han encontrado personas que dicen contar con más ingresos de los que realmente tienen o que no están reportadas en centrales de riesgo cuando si lo están.

#2. No comparar: los usuarios suelen solicitar préstamos sin hacer mayores cuentas y adquieren estos productos al máximo plazo posible, o peor aún, sin comparar entre bancos cuál es el que más le conviene en términos de tasa de interés.

#3. No investigar por los subsidios que ofrece el gobierno: cerca del 37% de las personas que buscan créditos de vivienda no validan si pueden acceder a estas ayudas, representándoles una pérdida de ahorro potencial durante la vida del préstamo.

Radiografía del perfil de las personas que hoy aplican a un préstamo

El informe de Creditop confirma que la situación laboral de quienes realizan estas solicitudes para productos de vivienda, en el 80,5% de los casos son empleados, 15,9% son independientes y 3,6% están desempleados. Por vehículo, 77,1% son empleados, 19% independientes, 3,2% pensionados y 0,7% desempleados. Finalmente, para libre inversión, el 70,3% son asalariados, el 23,6% reciben honorarios, el 4,3% son jubilados y el 1,8 no tiene empleo.

En cuanto a ingresos mensuales, del total de personas que piden créditos de vivienda, el 5,7% ganan hasta $1 millón, el 36,7% devengan de 1 a 3 millones, el 30,7% recibe entre 3 y 6 millones y el 26,9% más de 6 millones. Con relación a los préstamos de vehículo, el 6% obtiene menos de 1 millón; el 36,3% entre 1 y 3 millones, el 33,9% de 3 a 6 millones y el 23,8% más de 6 millones. Finalmente, por el producto de libre inversión, el 10,3% recibe al mes un salario mínimo, el 45,8% entre 1 y 3 millones, el 29% de 3 a 6 millones y el 14,9% gana mayores ingresos.

Con relación al plazo en el que se solicitan los créditos, el promedio general se ubica en 8,4 años, es decir, entre 96 y 97 meses, de los cuales el tiempo aproximado en vivienda, es de 16,4 años (192 meses); en vehículo, de 5,17 años (60 meses); y en libre inversión, de 5 años (60 meses).

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias