EPM oficializa búsqueda de nuevos contratistas para Hidroituango: licitación se abre

Foto: Valora Analitik

Jorge Andrés Carrillo, gerente de EPM, atendió hoy la actualidad del proyecto Hidroituango y los rumores que han incluido la posibilidad del cambio de contratistas ante el proceso de responsabilidad fiscal de Contraloría General de la República por $4,3 billones.

Carrillo confirmó que tras una extensa reunión con los actuales contratistas –CCC Ituango- conformado por Conconcreto, Coninsa Ramón H. y Camargo Correa, no fue posible definir la cesión del contrato a otras empresas ante las posibles consecuencias de ratificación del fallo, por lo que ya se está avanzando en la búsqueda y licitación pública de nuevos contratistas como plan B ante el fin del contrato el 31 de diciembre.

Recomendado: Alcaldía de Medellín alista motores para cambio de contratistas en Hidroituango

Los contratos van hasta el 31 de diciembre de 2021, tanto de diseñadores, constructores e interventores. Estamos en un escenario donde hay un fallo en primera instancia de responsabilidad fiscal en el que se declara como responsables a todos los integrantes de ese grupo. Es de primera instancia y EPM debe prepararse para un escenario en el que ese fallo sea confirmado”, dijo

La licitación se abrirá en un lapso de una semana aproximadamente pues los actuales contratistas confirmaron en la reunión con EPM que “es imposible conseguir cesionarios. No les es posible hoy y ven improbable que los consigan más adelante una vez se produzca el fallo en algún sentido. Dicho de otra forma, según el consorcio no es viable la cesión de los contratos ni hoy ni a futuro”.

Así sin la cesión del contrato habrá licitación, es decir, selección objetiva para buscar quien pueda asumir la conclusión del proyecto Hidroituango.

No obstante, está sobre la mesa explorar la prórroga del contrato actual, mientras se define la licitación, pero no hay un acuerdo definitivo en las condiciones. “Vamos a explorar cómo hacemos para garantizar la continuidad del proyecto para que no haya dudas sobre su estabilidad, su seguridad y las fechas de entrada en operación”, confirmó el gerente de EPM.

Por ello, y tal como reveló William Giraldo, vicepresidente de Generación de EPM, la posibilidad de una licitación para terminar las obras en Hidroituango con contratistas diferentes a los actuales no es nueva y ya ha venido avanzando desde el año pasado, como plan B ante la coyuntura.

“Desde el año pasado se está evaluando esta posibilidad por lo que sabíamos que podía haber una situación por sobrevenir”, dijo Giraldo.  

En este sentido, se identificaron 46 empresas, con estudios financieros y técnicos y se fueron decantando, en una búsqueda sobre la cual ha estado informado permanentemente CCC Ituango.

EPM siguió las conversaciones de ese grupo con ocho empresas que, incluso, visitaron el proyecto: cuatro nacionales y cuatro extranjeras, las cuales deberán formalizar su intención, aunque ya bajo la nueva licitación esta será totalmente pública.

Consecuencias de no tener un plan B para Hidroituango

Carrillo agregó que como es un escenario probable que los actuales contratistas no puedan continuar por la inhabilidad sobreviniente en la ejecución de contratos si se ratificase el fallo de la Contraloría, “si prorrogamos los contratos sin hacer eso, si el fallo llegara en febrero, la confirmación, la consecuencia es que todos esos integrantes del consorcio pierden la habilidad para contratar (…) En caso de que no, la única alternativa es que se renuncie o se termine el contrato”.

Por ello, “le propusimos al concesionario nosotros saber si hay personas que estén dispuestas a recibir esa cesión. Tenemos tiempo, margen de maniobra, si no lo exploramos la consecuencia puede ser la parálisis del proyecto”, agregó.

Carrillo concluyó que “necesitamos la preparación de EPM, que ya está desde el punto de vista presupuestal, el diseño del proceso, que ya está, pero nos falta determinar la situación de los principales oferentes (…) entre tanto, puede pasar cualquier cosa con el fallo. Lo ideal es que el contratista esté en un estado donde los efectos del fallo no le generen un riesgo, pero EPM tiene que estar preparado por si eso ocurre antes”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias