¿Cómo empezar el Ahorro Voluntario en el FNA? además: deudas que asustan al ahorro en Halloween

La prima navideña le puede durar más con estos consejos
La prima de fin de año en Colombia. Foto: Pixabay


Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El ahorro es la base para realizar cualquier sueño que se proponga una persona, es el hábito esencial para comprar una vivienda, hacer un viaje, finalizar los estudios o realizar una inversión. Vea más en Finanzas Personales.

Sin embargo, al momento de ahorrar las personas no saben qué método escoger. Algunos buscan la popular alcancía, otros guardan el dinero debajo del colchón, otros más buscan una alternativa que conjuga el ahorro y la inversión como un CDT (Certificado de Depósito a Término), lo cual permite tener el dinero en un lugar seguro pero con una baja rentabilidad.

Existe otra alternativa: se trata del programa Ahorro Voluntario del Fondo Nacional del Ahorro (FNA). Es un plan de ahorro mensual, por un tiempo determinado, que sirve para el propósito de cumplir el sueño de adquirir vivienda.

¿Cómo abrir la cuenta de Ahorro Voluntario?

Sencillamente hay que suscribir un contrato entre la persona y el FNA. Cuando el ahorrador se afilia al FNA se compromete a realizar depósitos de dinero, por un valor y un tiempo determinados, hasta cumplir con la meta del ahorro en el plazo convenido.

El tiempo mínimo para realizar el Ahorro Voluntario tradicional será de nueve meses para trabajadores dependientes y pensionados, y de 12 meses para quienes no cumplan esta condición.

De acuerdo con el FNA, el monto total del Ahorro Voluntario no podrá ser menor al equivalente del promedio mensual declarado por el afiliado y no podrá ser inferior a 1,2 salarios mínimos mensual legal vigente (SMMLV), a la fecha de suscripción del contrato. El cliente del Ahorro Voluntario podrá solicitar crédito para vivienda y hacer realidad sus sueños.

Destacado: Así podrá acceder a un subsidio de vivienda de cerca de $38 millones y además, ahorrar para la cuota inicial

Cinco beneficios del Ahorro Voluntario

Son muchos pero se podrían destacar a continuación, los cinco que son más importantes, como por ejemplo:

#1. Crea el hábito de ahorrar. Se estima que una persona adopta un hábito nuevo a las dos semanas de ponerlo en práctica constantemente. Con el Ahorro Voluntario pasa lo mismo, una vez que el ahorrador empieza, se crea la cultura del ahorro, importante para alcanzar las metas.

#2. Sirve para adquirir vivienda. El Ahorro Voluntario tiene como propósito poder obtener un crédito hipotecario tradicional o acceder al leasing habitacional.

#3. Sin costos de manejo. La administración de los recursos depositados en el Ahorro Voluntario no tiene costo ni lo siente el bolsillo del titular de la cuenta.

#4. Los retiros del ahorro son gratis. Nada más incómodo que dejar una parte del ahorro que ha sido difícil de levantar en pagos de administración o de multas por retirarlos. En el FNA los retiros del ahorro no tienen descuento de comisiones o tarifas y son gratis.

#5. Trato equitativo. El ahorrador recibe los mismos beneficios tributarios concedidos a la cuenta de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC).

Si desea saber más sobre el programa de Ahorro Voluntario, diríjase al micrositio https://www.fna.gov.co/ahorro.

En Halloween, no deje que el ahorro se asuste con estas deudas monstruosas

¿Cómo empezar el Ahorro Voluntario en el FNA? además: deudas que asustan al ahorro en Halloween

Las deudas son el principal espanto del ahorro. Estas aterrorizan el bolsillo y lo peor es que en octubre, cuando el año parece que empieza en su recta final, deciden también disfrazarse de los espantos que más asustan al ahorro.

Si hablamos del campo de las finanzas personales existen diferentes tipos de deudas y comportamientos financieros que se convierten en verdaderas pesadillas y espantan el sueño de quienes las viven. 

Con información suministrada por Resuelve Tu Deuda, se logró identificar las deudas que aterrorizan al bolsillo de los colombianos y que son el ‘coco’ del ahorro. Al mismo tiempo, se dan unos tips para tener unas finanzas dulces y sanas.

#1. Las deudas momia

Son una maldición que despiertan ese espanto de las leyendas antiguas de los egipcios. A estas se les conoce como las que suman intereses aún cuando se consumió el producto o servicio totalmente. En estas entran: las cenas, los mercados o el transporte. Una forma de evitarlas es difiriendo las compras de acuerdo a la duración de lo que se está comprando, es decir entre más rápido se termina, más rápido se debe pagar. 

#2. Deudas zombies

El siguiente tipo se conoce como las deudas zombies y son las que parecen inmortales, de ellas no se sabe mucho, y aunque se cancelen puntualmente no se sabe cuándo se van a liquidar en su totalidad. Por eso una recomendación de los expertos de Resuelve tu Deuda es pagar un poco más del mínimo para que sea abonado al capital y se empiece a disminuir la deuda. 

#3. Deudas monstruosas

Así como su nombre lo dice son estás gigantescas obligaciones que superan el 30% de los ingresos para ser destinado al pago de cuotas mensuales. Lo más espeluznante en este casos es que este tipo de deudas obligan a dejar de pagar por falta de dinero, lo que ocasiona el sobreendeudamiento. 

#4. Deudas Frankenstein

Otras de las que aterrorizan el bolsillo son las deudas Frankenstein, pues estas son las que se van alimentando poco a poco; por ejemplo cuando se tiene una tarjeta de crédito y se empieza a gastar desmedidamente, o se usa ese producto para pagar obligaciones pasadas

#5. Deudas Drácula

La deuda Drácula no chupa la sangre precisamente, pero sí todos los ingresos mensuales. En este caso en específico se destina todo lo que se recibe al pago mínimo de los acuerdos que se tienen y al final del mes no se tiene nada en el bolsillo. 

¿Y cuál es la fórmula para acabar esos monstruos y poder ahorrar más?

Si hablamos de cómo tener finanzas dulces en Halloween sin trucos ni magias debemos saber que existen algunos parámetros claves para no sufrir de endeudamiento.

Entre ellos, a partir de lo que dicen los expertos de la firma global, se debe tener un presupuesto, reducir gastos innecesarios, ahorrar y usar adecuadamente los productos crediticios, de esta manera se evita que las personas sean perseguidas por esos monstruos que se roban la tranquilidad y gran parte del dinero.

No olvide que el ahorro es como cualquier meta que alcanza una persona. Así como se empieza a hacer ejercicio o a comer más saludable, el ahorro es un hábito que se va formando con el tiempo y que tiene mucha relación con la personalidad del individuo.

Empiece con montos pequeños y si falla alguna vez, no se desanime, lo importante es seguir intentándolo hasta que ese ahorro se convierta en una rutina más de su vida diaria. Con eso, empezará a ver cómo su dinero se va convirtiendo en la herramienta para lograr sus sueños, ya sea de vivienda, inversión, educación o también una pensión más jugosa, para tener una jubilación tranquila.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias