¿Qué sectores tienen menos evolución tecnológica en Colombia?

Imagen ilustrativa de transformación digital y transformación tecnológica. Pixabay.
Imagen ilustrativa de transformación digital y transformación tecnológica. Pixabay.

Un análisis de Eholding encontró que construcción, o salud son los más atrasados en la implementación de evolución tecnológica.

Cristhian Quintero, CEO de Eholding, empresa especializada en inteligencia de negocios, hace una profunda radiografía de este concepto que cada día gana más terreno en el ecosistema empresarial nacional, en especial en sectores como el constructor, financiero, retail y manufacturero. Vea más en Noticias Empresariales.

Para nadie es un secreto que, con la llegada de la pandemia, el mundo vivió el boom de la digitalización y con ello, las empresas se vieron en la tarea de transformar sus procesos operativos y apoyarse en la tecnología para atender los retos que trajo la nueva coyuntura.

Incluso, un informe elaborado por la consultora KPMG revela que, a raíz del coronavirus, el 80 % de las grandes compañías a nivel mundial aceleraron su proceso de transformación digital, lo que ha ocasionado un mayor conocimiento de la implementación de plataformas o herramientas de inteligencia de negocio (Business Intelligence), inteligencia artificial, machine learning o software en la nube dentro del ecosistema empresarial.

Para Cristhian Quintero, CEO de Eholding, consultora especializada en transformación digital y analítica de datos, “hoy estamos en un mundo donde todo evoluciona de manera muy rápida, y debemos estar preparados con herramientas tecnológicas y de valor, para responder oportunamente a los cambios que se presentan”, por ello, las empresas requieren apostarle a la inteligencia de negocios como parte de la solución.

Si bien la digitalización es un tema en auge dentro de las empresas nacionales, en términos de inteligencia de negocios, Colombia es un país aún en proceso de exploración y crecimiento, en comparación con Brasil, México, Estados Unidos y países de Europa.

Recomendado: La transformación digital transformó la experiencia del cliente

De acuerdo con un análisis de Eholding, a nivel nacional, los sectores que más utilizan este concepto en los escenarios corporativos son aquellos que cuentan con una mayor madurez tecnológica, es decir, industrias como la de alimentos, retail, manufactura y financiera. “Para estos casos, los procesos o áreas que más se interesan o reciben beneficio de los proyectos de inteligencia de negocios son: mercadeo, ventas, producción, finanzas y logística”, añade Quintero.

Los más atrasados o rezagados en este sentido son los sectores de la construcción, minería y salud, aunque este último logró una gran evolución durante la pandemia.

Pero, ¿en qué consiste la inteligencia de negocios y cuáles son los ‘súperpoderes’ que ofrece para las empresas de hoy día? De acuerdo con Quintero, en términos técnicos, la inteligencia de negocios es el uso de herramientas tecnológicas que permitan la obtención más ágil, segura y eficiente de datos, desde diferentes sistemas de información empresariales, logrando beneficiar a las organizaciones en los siguientes aspectos:

Toma de decisiones oportunas: Permite tomar decisiones oportunas por los diferentes niveles estratégicos de las empresas.

  • Integración de la información: Brinda la posibilidad de relacionar o consolidar información desde diferentes fuentes o sistemas empresariales (software).
  • Administración de grandes cantidades de datos: Permite manejar, sin ningún problema, altas cantidades de datos.
  • Agilidad en la consulta de datos: Brinda la posibilidad de realizar consultas, informes o generación de reportes de manera ágil.
  • Seguridad de la información: Cuenta con altos protocolos de seguridad que no afecten la calidad de los datos.
  • Gerencia Visual: Permite visualizar, de manera inteligente, con excelente interfaz gráfica, análisis e interpretaciones de datos.

“La inteligencia de negocios les aporta a las organizaciones desde el nivel estratégico, táctico y operativo, ya que asegura la alineación de los resultados empresariales con la visión corporativa, garantiza el cumplimiento de objetivos empresariales y de procesos y permite la toma de decisiones a muy corto plazo, por segundos, minutos, horas, días o semanas”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias