Así presiona la devaluación al aumento de la inflación

Foto: tomada de Pixabay - frycyk01

Colombia, al igual que el grueso de las economías de América Latina, suele verse presionada a un fenómeno extra de inflación cuando se trata de ver un dólar en picos máximos. Justamente la coyuntura evidencia ese comportamiento.

Desde la reactivación, tras la aparición de la pandemia, la inflación mundial ha venido incrementándose, esto a tal punto que ha tocado máximos diferenciados: de los últimos 40 años (como Estados Unidos) y de los últimos cinco años (caso Colombia).

Lo anterior al tiempo que el dólar en Colombia llega a picos altos desde inicios de la pandemia: hacia los $4.100. Con esto de base, la inflación, que en 2021 acabó en 5,62 %, ha teniendo entonces un factor extra de empuje.

Para un país como Colombia la devaluación pasa factura al comportamiento de precios porque hay varios bienes que circulan en el país que llegan desde el extranjero.

Recomendado: Inflación Colombia 2021 fue de 5,62%, la más alta desde el cierre de 2016 

Alimentos, insumos para la producción agropecuaria, vehículos, medicamentos y hasta productos para el cuidado personal hacen parte de esa baraja.

Detalle de los datos

Solo para hacerse a una idea, registros del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) dan cuenta de que, a octubre del año pasado, del total de importaciones (US$48.345,8 millones), Estados Unidos participó con el 22,7 %.

De esta manera, al hecho de que se encarezca el importar un bien desde China a Colombia, por la falta de contenedores, hay que sumarle el punto de que los importadores están teniendo que pagar más pesos por cada dólar transado.

Y si bien el panorama se revierte para los exportadores, pues perciben más pesos por dólar recibido, quedan ante el fenómeno de que, en la economía nacional, hay precios sustancialmente más altos a los que, normalmente, suelen hacer cuentas.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, le dijo a Valora Analitik que la fuerte devaluación de cierre de 2021 ya pasa factura al comportamiento de la inflación nacional.

“Los efectos del dólar llevaron a encarecer insumos y unos concentrados en la producción de papa (que alcanzó la mayor inflación en alimentos, con el 111 %), de carne de res, huevos, leche. En términos generales, el incremento del dólar lo veamos en sobrecostos para la producción de alimentos. También en la compra de vehículo particular”, dijo Oviedo.

Perspectivas del dólar

De momento, los principales análisis dan cuenta de que un dólar arriba de $4.000 parece ser la tendencia. Un reciente análisis de Corficolombiana apunta a que las elecciones a la Presidencia traerán nuevas presiones.

Varios expertos hablan de un dólar en Colombia en máximos históricos a cuenta del suceso electoral de 2022.

Mientras tanto, el otro hecho que va a marcar la hoja de ruta será el comportamiento de la pandemia del Covid-19 en el país. Los casos positivos vuelven a superar los 20.000 y se esperan máximos de 40.000, esto, de momento, no plantea la posibilidad de llevar a nuevos cierres de la economía nacional.

El último punto a tener en cuenta, según ya lo ha mencionado Juan Eduardo Nates, asociado senior de divisas en Credicorp Capital, es que el país sigue viendo bajos niveles de negociación por el inicio de año, por lo que la liquidez se mantiene resentida.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias