Crédito hipotecario: ¿se debe financiar en UVR o en pesos?

Imagen tomada de: prensaeconomica.com.ar

Los subsidios de vivienda dispararon las ventas en este sector al sumar más de 200 mil unidades comercializadas durante el 2021, una cifra récord según el Ministerio de Vivienda. Si bien es cierto que con el beneficio económico se solventa parte del costo de la vivienda, es importante conocer las modalidades en las que puede pagar su crédito hipotecario y así escoger la que más se ajuste a su bolsillo.

Lo primero que hay que entender es que el crédito hipotecario es una de las alternativas de financiación que los colombianos tienen para adquirir vivienda nueva o usada.

El banco BBVA explica que “esta línea de crédito cuenta con amplios plazos de financiación, cómodas tasas (con límites inferiores a las demás líneas), posibilidad de consolidar ingresos con el grupo familiar, entre otros beneficios”.

Los compradores o deudores pueden elegir pagar el préstamo en UVR o en pesos. De la mano del banco BBVA le contamos las diferencias, ventajas y desventajas que hay entre ambas modalidades.

¿Cuál es la diferencia entre UVR y pesos?

  • UVR: es la Unidad de Valor Real, la cual se calcula diariamente con base en la variación anual del índice de precios al consumidor (IPC).
  • Pesos: Corresponde a la financiación en la moneda legal de Colombia

Ventajas de un crédito en UVR

1. La ley exige que el valor de la primera cuota no sea superior al 30% del ingreso, lo que implica que habilita el acceso a esta línea de crédito para una parte de la población que no alcanza a cumplir con lo exigido por la financiación en pesos.

2. Dado que esta denominación se mueve con base la inflación, mantiene su valor en el tiempo, lo que permite a las entidades financieras ofrecer mayores plazos que los ofrecidos para la financiación en pesos, impactando el monto de la cuota mensual.

3. En períodos de inflación a la baja es muy conveniente, ya que el deudor puede ver reflejado este comportamiento en sus pagos mensuales y en el saldo de la obligación.

Desventajas:

1. En periodos de inflación al alza, el deudor puede observar crecimientos en monto mensual de su cuota, así como en el saldo de capital, lo que desmotiva, ya que a pesar de los pagos realizados no se observan disminuciones equivalentes en el valor adeudado.

2. Es más complejo de entender, ya que tanto el saldo como las cuotas están expresadas en unidades, teniendo la necesidad de convertirlas a pesos para determinar el monto a pagar o el valor total adeudado.

Ventajas de un crédito en pesos

1. No tiene afectación por los altibajos que pueda sufrir la inflación durante el periodo que dure el crédito vigente. Lea más en Finanzas personales

2. El sistema de amortización más utilizado es el de cuota constante, garantizando un valor fijo de la cuota durante toda la vida del crédito, lo que implica que, ante incremento en el ingreso, el deudor pueda tener más disponible.

Desventajas

1. Esta denominación y el sistema de amortización de cuota constante es el que más exige en la relación cuota ingreso, lo que de por sí margina a la población con menores ingresos o limita aún más el monto al que puedan tener acceso.

2. Las entidades limitan los plazos ofrecidos en esta denominación, por el riesgo que supone tener una tasa fija en periodos tan largos de tiempo.

Para escoger la modalidad de pago que más le convenga a su bolsillo es recomendable que tenga en cuenta otros gastos que deberá asumir a la hora de comprar vivienda como: Impuesto predial, impuesto de valorización, administración del inmueble y los gastos por servicios públicos asociados al estrato.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias