Premercado | Bolsas mundiales en pérdidas por posible conflicto de Ucrania

Foto tomada de: alto-company.com

ASIA

La Bolsa de Tokio repuntó este lunes y cerró con un avance de 0,24 % de su principal indicador, el Nikkei, gracias a la caza de gangas en el último tramo de negociación y a la recuperación de los futuros de índices estadounidenses. Lea más de Premercado.

Según EFE, el Nikkei terminó con una subida de 66,11 puntos, hasta los 27.588,37 enteros, mientras que el índice Topix, que agrupa a los valores con mayor capitalización, los de la primera sección, ganó 2,69 puntos o un 0,14 %, hasta los 1.929,87 enteros.

El selectivo referencial abrió con una clara tendencia bajista y agudizó las pérdidas que acumulaba desde la semana pasada, contagiado de la incertidumbre en Wall Street por el auge global de la inflación y las expectativas de posibles subidas de tipos en Estados Unidos en la reunión que celebrará esta semana la Fed.

Entre tanto, la Bolsa de Seúl terminó con un descenso de 1,49 % de su principal indicador, el Kospi, y se situó en su mínimo en más de un año por la cautela de los inversores antes de la reunión de esta semana de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

De acuerdo con EFE, el Kospi registró un retroceso de 42,29 puntos y acabó en los 2.792 enteros, mientras que el índice tecnológico Kosdaq bajó 27,45 puntos o un 2,91 %, hasta los 915,4 enteros, en una jornada en la que se movieron 7.700 millones de dólares. El índice referencial terminó de este modo por debajo de los 2.800 puntos por vez primera desde finales de diciembre de 2020.

EUROPA

Los principales índices europeos arrancaron otra semana que parece volverá a estar marcada por una fuerte volatilidad y el recelo de los inversores antes las numerosas tensiones macropolíticas que acechan en Europa.

Este lunes, Europa vuelve a abrir a la baja. En concreto, el DAX caía 0,81 % a los 15.477,10; el Ftse 100 de Londres se dejaba 0,34 % hasta los 7.468,34; el Ibex 35 restaba 0,40 % y abría en 8.658; el CAC 40 francés cedía 0,70 % a los 7.019,23 y la bolsa italiana perdía 0,69 % hasta los 26.871,00.

Por su parte, el Euro Stoxx 50 disminuía 0,78 % hasta los 4.196,55 puntos, según Estrategias de Inversión.

Cabe recordar que la presidente del Banco Central Europeo(BCE), Christine Lagarde, reiteró su confianza en que la elevada inflación actual se modere a lo largo del año, a medida que los precios de la energía frenen su escalada y se resuelvan los cuellos de botella, por lo que no se prevén movimientos que derivasen en una espiral de inflación fuera de control.

Según Estrategias de Inversión, las fuentes del Banco Central Europeo descartaron una subida de tipos en 2022, pues ven indicios de comienzo de relajación de la inflación, pero ven lógico pensar en una subida de tipos en 2023 si no hay nada que provoque una disrupción.

Aun así, existe una gran incertidumbre sobre por cuánto tiempo la inflación se mantendrá por encima de 2 %, objetivo del BCE, según comentó el miembro del consejo de gobierno del banco Robert Holzmann en el diario Die Presse el domingo.

EE. UU.

Las acciones caían en todo el mundo este lunes, ya que la perspectiva de un ataque ruso a Ucrania aplacaba la demanda de activos de mayor riesgo, lo que reforzaba el dólar.

El Departamento de Estado de Estados Unidos manifestó el domingo que ordenó a los familiares de sus diplomáticos que abandonen Ucrania, en una de las señales más claras de que las autoridades estadounidenses se están preparando para un movimiento agresivo de Rusia en la región, según información de Reuters.

Los papeles tecnológicos lideraban las pérdidas, restando 2,3 %, hasta su mínimo desde octubre, después de que Wall Street se vio afectado la semana pasada por las perspectivas de alzas de tasas de interés.

Los analistas destacaron la reticencia de los inversionistas a volver a invertir en renta variable, algo que no se había visto en la era posterior a 2008 de tasas ultrabajas y liquidez impulsada por los bancos centrales.

Además, la medida mundial de acciones de Msci, que incluye valores de 50 países, restaba 0,3 %.

De acuerdo con Reuters, los nervios por la reunión que celebrará la Reserva Federal el miércoles se sumaban a la mezcla. Se espera que el banco central estadounidense confirme que empezará a drenar pronto la enorme reserva de liquidez que ha sobrealimentado las acciones de crecimiento en los últimos años.

Aunque los bonos del Tesoro se recuperaron a finales de la semana pasada, el rendimiento de la deuda a diez años sigue acumulando un alza de 22 puntos básicos en lo que va de mes, hasta el 1,77 %, y no está lejos de los niveles vistos por última vez a principios de 2020.

Esa subida ha apoyado en general al dólar que trepó un 0,5% la semana pasada y ganaba un 0,1% en la sesión, a 85,647 unidades.

PETRÓLEO

Los precios del petróleo subieron este lunes por preocupaciones sobre la interrupción del suministro en medio de preocupaciones sobre la discordia entre Rusia y Ucrania y el aumento de las tensiones en el Medio Oriente, lo que podría hacer que un mercado ya ajustado sea aún más ajustado.

Según Reuters, el crudo Brent subió 31 centavos, o 0,4 %, a 88,20 dólares el barril a las 10:09 a. m. GMT. El crudo US West Texas Intermediate (WTI) ganó 21 centavos de dólar o 0,3 %, a $85,35.

Las tensiones en Ucrania han aumentado durante meses después de que el Kremlin concentrara tropas cerca de sus fronteras, alimentando los temores de interrupción del suministro en Europa del Este. El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció que ordenaría a los familiares de los diplomáticos que abandonaran Ucrania.

Es probable que los mercados energéticos se vean afectados si las tensiones se convierten en conflictos. Europa depende de Rusia para aproximadamente 35 % de su gas natural. JPMorgan aseguró que las tensiones podrían provocar un “aumento material” en los precios del petróleo.

Por su parte, en Medio Oriente, los Emiratos Árabes Unidos interceptaron y destruyeron dos misiles balísticos hutíes que tenían como objetivo el país del Golfo el lunes después de un ataque mortal una semana antes.

Mientras tanto, Barclays elevó sus pronósticos del precio promedio del petróleo en $5 por barril para este año, citando la reducción de la capacidad disponible y los elevados riesgos geopolíticos.

El banco elevó sus pronósticos de precio promedio para 2022 a $85 y $82 por barril para Brent y WTI, respectivamente.

Ambos puntos de referencia subieron por quinta semana consecutiva la semana pasada, ganando alrededor de 2 %, su nivel más alto desde octubre de 2014.

Los precios del petróleo subieron más de 10 % este año debido a las preocupaciones sobre la escasez de suministros, aparentemente fuera de sincronía con los mercados de acciones globales que están golpeados por una gran venta masiva provocada por las preocupaciones sobre una política monetaria más estricta en todo el mundo, según Reuters.

El mercado del petróleo también está ajustado, con la Opep+ luchando por alcanzar su objetivo de aumento de producción mensual de 400.000 barriles por día.

(Con información de EFE, Reuters, Finviz, The Wall Street Journal, Business Live, Estrategias de Inversión)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias