Reformas tributaria y pensional para Colombia en el corto plazo son necesarias para la Ocde

Foto: Oecd

En el marco de la revisión de perspectivas macroeconómicas para Colombia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) también entregó una serie de advertencias y recomendaciones en varios frentes: entre estos están una eventual y necesaria reforma tributaria, cambios al sistema pensional y presiones para el mercado laboral. 

Una primera gran conclusión tiene en cuenta el hecho de que, de cara al futuro, la política tributaria de Colombia, a ojos de la Ocde, requerirá un ajuste gradual una vez que la recuperación se fortalezca en 2022. 

Esto último acompañado del hecho de que el país deberá mantener las medidas excepcionales de ayudas económicas para los hogares vulnerables y los sectores más afectados por cuenta de la pandemia, esto con el objetivo de seguir fortaleciendo el mercado laboral en el corto plazo. 

Y si bien para la Ocde la reforma tributaria aprobada en septiembre de 2021 es un paso importante, habrá que hacer votos por cambios más estructurales. La más reciente reforma ayudaría a tener una mejora permanente del balance fiscal de alrededor del 0,9 % del PIB a partir de 2023. 

Pero, durante el período 2022-2032, los ingresos del gobierno central deberían aumentar en 0,7 puntos porcentuales del PIB, mientras que los gastos deberían disminuir en 5,2 puntos porcentuales, incluyendo la eliminación gradual de los gastos extraordinarios relacionados a la pandemia”, dice el documento.

El llamado de la Ocde está en que la reforma solo conducirá en parte a este ajuste previsto, “ya que el ajuste fiscal prevé una mejora del resultado fiscal de 1,0 puntos porcentuales del PIB en 2022 y 1,5 puntos en 2023”. 

Bajo este telón, a Colombia, según estimaciones de la Ocde, tendrá que caberle la tarea de llevar a cabo ajustes cercanos al 1,5 % del PIB “si se quiere mantener la inversión pública en su promedio a largo plazo del 1,5 % – 2 % del PIB”.

Lo anterior se traduce en que, con el ajuste fiscal previsto actualmente, las proyecciones de la Ocde sugieren que la deuda pública bruta se estabilizará en torno al 59 % del PIB en 2030.

Pensiones, el otro pendiente

Pero no solamente desde la vertiente fiscal hay necesidades para Colombia. La Ocde espera también cambios en el sistema pensional colombiano, para tener una cobertura universal que ayude a reducciones significativas en las desigualdades de ingresos. 

“La cobertura universal de las pensiones podría lograrse reformando el complejo sistema de pensiones actual y adoptando en su lugar un sistema más sencillo basado en tres componentes”, advierte el documento. 

Recomendado: Misión de empleo en Colombia: estos son los hallazgos y las recomendaciones

Para la Ocde, podría ser un positivo avance el pensar en un sistema universal no contributivo a los mayores de 65 años, esto podría ayudar a reducir los niveles de pobreza en la tercera edad, una de las dolencias más importantes para Colombia. 

“Más allá de los beneficios obvios de mejorar la equidad y la cohesión social, los datos procedentes de Bolivia muestran que las pensiones universales no contributivas ayudaron a muchos hogares a evitar la pobreza durante la crisis derivada de la pandemia”.

Y es que el panorama parece agudizarse, según la Ocde, con un mercado laboral que sigue sin recuperarse y que aumenta sus brechas de acceso, llevando a parte de la mano de obra al mercado informal. Y, justamente, la reciente aprobación del aumento del salario mínimo en el 10,07 %, parece ser contraproducente. 

“Es probable que este elevado salario mínimo haya empujado a muchos trabajadores a empleos informales, a empleos por cuenta propia y al desempleo”, advierte la Ocde. 

Lo anterior se cuenta en el hecho de que cerca de la mitad de la mano de obra obtiene un sueldo inferior al salario mínimo en Colombia, cifra que es mayor en el caso de los trabajadores por cuenta propia, las mujeres, los trabajadores informales, los jóvenes, los trabajadores poco cualificados y los empleos rurales, “cuya productividad laboral es probablemente menor”.

De allí, concluye la Ocde, que a Colombia le toque seguir atendiendo a las poblaciones excluidas de los puestos formales. Hay que recordar que el organismo espera una tasa de desempleo en el país cercana al 11,8 % a cierre de 2022. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias