La app Tül nació para cambiar el negocio de ferreterías: ya está en cuatro países

La app llamada Tül nació con el objetivo de cambiar la relación entre el sector de la construcción y las ferreterías que son el paso final para llegar al consumidor final. Más información de empresas aquí.

La aplicación colombiana cerró recientemente una ronda de inversión con una Serie B por US$181 millones con la que va a fortalecer la operación en Colombia que inició en marzo de 2020, en plena pandemia de Covid-19.

A la fecha, Tül tiene cinco bodegas de acopio para llegar a clientes en seis capitales de Colombia con especial énfasis por expandirse a ciudades intermedias.

Le interesa: Tül, ‘app’ para ferreterías, anunciaría ronda de inversión a inicios de 2022; se acercaría a nivel unicornio

De acuerdo con Andrés Ramírez, líder de Expansión, Asuntos Públicos y Responsabilidad Social de Tül, desde Bogotá puede alcanzar las ferreterías de la sabana, incluso, zonas aledañas como Melgar (Tolima).

En el caso de Bucaramanga, dijo, puede alcanzar negocios hasta el puerto petrolero de Barrancabermena; desde Barranquilla ya llegó a Soledad (Atlántico) y otros diez municipios de la costa norte, en tanto prevé llegar a Santa Marta y Cartagena.

En el mercado de Medellín, aseguró Ramírez, hay capacidad de crecimiento en el Valle de Aburrá y Rionegro.

Expansión internacional

La app Tül buscó una solución para un problema. Esa solución era poner al ferretero de barrio y al pequeño negocio en el foco del negocio y del foco de las soluciones de logística, pedidos y transporte.

Ese proceso ya generó crecimiento hasta llegar a los mercados de México, Brasil y Ecuador en donde detectaron el mismo potencial de solución a las ferreterías.

Con la entrada al mercado de México, Tül estima llegar a 100 mil ferreterías, mientras en Brasil abarcar otras 140 mil. En Ecuador la estimación de los ejecutivos es llegar a 10 mil más.

Ese crecimiento viene de la mano de la mencionada ronda de inversión que lideraron Avenir y 8VC desde Texas y ampliada por Avenire Capital en Nueva York.

En la app para ferreterías ya habían invertido Monashees desde Brasil -que también invirtió en Rappi. Otros de los inversionistas en Tül fueron Tiger Global, Softbank (que también invirtió en Rappi), Lightrock, Coatue, Foundamental, Vine, Marathon Labs y H20.

El dinero recaudado tendrá objetivo también ampliar la logística con bodegas en Bogotá, Cali, Bucaramanga y Medellín.

Recomendado: Este es el mapa de emprendimiento en Colombia: hay 1.110 startups

Los planes

Para Ecuador, según Andrés Ramírez, la llamada “super app” tiene la meta de seguir llegando a más provincias tomando como referencia que ya está en siete de las 24 que componen ese país.

Planea llegar a cuatro provincias adicionales aprovechando la infraestructura vial de primer nivel lo que les permite tener solo dos bodegas (una en Quito y otra en Guayaquil).

El ejecutivo llamó la atención en cuanto a que el mercado de México, el que más crece con 40 % mes sobre mes, fue el primero en vender más de un millón de dólares al mes.

La visión de mercado en Ciudad de México plantea abarcar a 24 millones de personas, además de 60 municipios que bordean la capital mexicana. Ese mercado se atiende desde el centro logístico más grande la región con 12 mil metros cuadrados.

En octubre Tül lanzó su operación en Guadalajara con un potencial de 3.500 ferreterías pensando en llegar a Toluca y Puebla.

México tiene como meta cerrar este año con 6.500 ferreterías con una meta total en todos los países de 10.000 nuevas. Otras 10.000 nuevas se prevé que lleguen al negocio solo en Brasil las cuales se suman a las 30 mil que ya tiene Tül.

En ese sentido, el objetivo es llegar a 50.000 ferreterías para finales de 2022.

El potencial que Tül está viendo en Brasil es hasta de 140 mil ferreterías en un mercado valorado en US$31.000 millones, en tanto en México la meta son 100 mil ferreterías con valor de US$24.000 millones. Para el caso de Colombia, la app tiene entre sus planes 40 mil ferreterías por US$9.600 millones y en Ecuador 10 mil ferreterías más con un potencial de US$2.400 millones.

Ramírez relató que Latinoamérica tiene más de 600 mil ferreterías y eso genera un potencial crecimiento pensando desde ya en países como Perú y Bolivia.

Cambiar el mercado

La mayor inversión de los recursos provenientes de la ronda de inversión será para el negocio en Colombia con US$26 millones. Para México se prevén US$23 millones y en Ecuador US$15 millones.

El resto de los recursos irá para contratar talento humano, ampliar tecnología y expandir el negocio.

De acuerdo con Ramírez, los estudios de mercado evidenciaron que son las mujeres quienes manejan el negocio de las ferreterías porque ellas toman el mando de hacer las compras con los proveedores para vender a clientes retail.

Tül, dijo el ejecutivo, “marcó un cambio en la tecnología de las ferreterías que seguían trabajando a lápiz y en calculadora, la digitalización no había llegado a ese segmento”.

Es un negocio B2B (business to business) que trabaja con el ferretero directamente y es intermediario de materiales de construcción comprando a grandes proveedores de los países, generando inventario, consolidando en bodegas y distribuyendo desde pequeñas cantidades hasta grandes pedidos, explicó.

De ahí para abajo, se agrega tecnología para comprar con eficiencia, para entender cómo compra el ferretero, para hacer un ruteo inteligente buscando ahorrar costos, entregar lo que solicita el dueño de la ferretería sin pedidos mínimos -incluso está entregando en moto unidades de un solo producto-.

Valora Analitik consultó sobre cómo se monetiza en negocio. Andrés Ramírez dijo que Tül genera ganancias comprando materiales a las fábricas al por mayor, gestionando y vendiendo al por menor directo al ferretero con ventajas competitivas.

Ferretero por suscripción y emisión en bolsa

Los líderes de Tül están evaluando la posibilidad de en llevar la app a un siguiente nivel mediante el pago de una suscripción que genere beneficios adicionales para los dueños de las ferreterías.

Entre esa y otras ideas se tiene como objetivo lograr rentabilidad en todas sus operaciones en 2022, “apenas año y medio después de su lanzamiento”.

Su valoración está cerca de US$800 millones y los ejecutivos ven posiblemente que una siguiente ronda los ponga en el nivel de unicornio a donde han llegado empresas como Rappi de Colombia y Ualá de Argentina.

Valora Analitik le consultó si planean llegar a la bolsa, a lo cual Ramírez dijo que “es una de las metas de la startup pensando hacia cinco años desde la creación de la empresa, sería un orgullo estar listados en Nueva York”.

Finalmente, anunció que, por ahora, no espera ejecutar más rondas de inversión en 2022 y que prevé que solo en Colombia haya alrededor de cuatro o cinco startups unicornios con valoraciones arriba de US$1.000 millones en los próximos años.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias