Argentina y FMI acuerdan subsidios a la energía; no se incluyó a industriales

Argentina alcanzó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre cómo manejar los subsidios a la energía, informó este jueves la portavoz de la presidencia, Gabriela Cerruti, despejando un obstáculo clave mientras el Gobierno intenta refinanciar más de US$40.000 millones con el organismo multilateral. Lea más de energía.

De acuerdo con información de Bloomberg, el país planea subsidiar a los hogares en función de sus ingresos: las familias de mayores ingresos pagarán los precios de mercado, mientras que los subsidios se aplicarán a los hogares de menores ingresos, precisó Cerruti.

La factura de los subsidios energéticos de Argentina se elevó a US$10.900 millones en 2021, según el Instituto Argentino de Energía General Mosconi, y encontrar una forma de reducir ese gasto fue un punto de fricción en las conversaciones del país con el FMI para un nuevo acuerdo, que el Gobierno espera anunciar más tarde este jueves, agregó la portavoz.

Muchos hogares y empresas en Argentina pagan precios muy inferiores a los de mercado por la electricidad y el gas natural, un fuerte golpe para las finanzas del Gobierno y los modelos de negocio de los productores, transportadores y distribuidores de energía. Pero ahora el Gobierno “está decidido a alcanzar precios de energía razonables”, indicó Cerruti a los periodistas.

Recomendado: FMI y Argentina confirman acuerdo para refinanciar deuda por US$ 44.000 millones

Más medidas

Quitar los subsidios es una medida políticamente sensible, como lo evidenció el expresidente Mauricio Macri, quien tras un período presidencial de cuatro años fue derrotado en las elecciones de 2019 después de recortar los subsidios anuales a solo US$4.900 millones desde los US$18.500 millones en 2015, según Bloomberg.

El Gobierno realizará una audiencia pública a fines de abril para discutir el plan. Los grandes usuarios industriales no recibirían subsidios, según un comunicado enviado después de la conferencia de prensa.

Así es como funcionaría el sistema de subsidios para los hogares, con aumentos de tarifas basados en un coeficiente salarial local: un primer segmento de usuarios pagará las tarifas en su totalidad y no recibirá subsidios; tienen “plena capacidad de pago”.

Recomendado: Argentina y el FMI alcanzan entendimiento fiscal para pago de deuda

Un segundo segmento incluirá a los usuarios que se acojan a determinados programas de asistencia social y paguen una “tarifa social”; el aumento de la tarifa se fijará en 40 % del coeficiente salarial del año anterior

Y un tercer segmento incluye a los usuarios domésticos restantes; su aumento de tarifas se fija en 80 % del coeficiente salarial del año anterior.

(Con información de Bloomberg)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias