Supersociedades multa por más de $8.000 millones a Carpenter Marsh Fac Colombia

Este viernes la Superintendencia de Sociedades informó que impuso una multa por más de $8.000 millones a Carpenter Marsh Fac Colombia Corredores de Reaseguros S.A. (antes JLT RE Colombia Corredores Colombianos de Reaseguros S.A.), por la conducta de soborno transnacional.

La medida fue impuesta mediante la Resolución 200-003834 del 11 de marzo de 2022, “por haber incurrido en la conducta de soborno transnacional en los términos del artículo 2º de la Ley 1778 de 2016”. El valor total de la multa asciende a $8.327.602.498. Vea más en noticias empresariales.

La Supersociedades resaltó que la compañía solicitó que se le “concedieran beneficios por colaboración”, descritos en el artículo 19 de la Ley 1778 de 2016, el cual establece que las sociedades podrán acceder a estos cuando “pongan en conocimiento de la Superintendencia y colaboren oportunamente con la entrega de información y pruebas relacionadas con dicha conducta”.

En consecuencia, en el marco del proceso administrativo, la Delegatura de Asuntos Económicos y Societarios, concedió beneficios por colaboración a Carpenter Marsh Fac Colombia Corredores de Reaseguros S.A., “disminuyendo la multa en un 50%, por aportar documentación e información sobre el esquema de soborno que desplegó JLT RE Colombia Corredores Colombianos de Reaseguros S.A., para retener negocios con Seguros Sucre S.A. y Seguros Rocafuerte S.A. en la República del Ecuador”.

Recomendado: Supersociedades supervisará cámaras de comercio en Colombia desde enero

La entidad anotó que adelanta importantes estrategias para prevenir, detectar y sancionar la conducta de soborno transnacional, en la que puedan incurrir personas jurídicas o sucursales de sociedades extranjeras domiciliadas en Colombia, que tienen o pretenden tener negocios o transacciones internacionales, en el marco de su lucha contra la corrupción.

“Seguiremos combatiendo de manera eficaz y contundente la corrupción y el soborno transnacional de las personas jurídicas, con el fin de blindar el tejido empresarial del país de conductas que afectan el orden público económico y la competitividad e impiden el crecimiento y el desarrollo de la nación”, indicó el superintendente de Sociedades, Billy Escobar Pérez.

El funcionario hizo un llamado para que las empresas adopten voluntariamente los Programas de Transparencia y Ética Empresarial –PTTE y Sagrilaft–, en los términos de los Capítulos XIII y X de la Circular Básica Jurídica de la Superintendencia de Sociedades, respectivamente, “que permitan autocontrolar y autogestionar los riesgos de corrupción, soborno transnacional y LA/FT/FPADM, conforme a las recomendaciones de la OCDE, GAFI y Gafilat”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias