Tras la muerte del baterista de la banda Foo Fighters, analizamos su trayectoria e ingresos   

El mundo de la música está de luto tras la confirmación en redes sociales por la muerte de Taylor Hawkins, baterista de la banda estadounidense Foo Fighters. Vea más noticias Internacionales en Valora Analitik.

Taylor Hawkins, fue hallado sin vida en un hotel de Bogotá, ciudad en la que iban a hacer parte del Estéreo Picnic, festival programado para este fin de semana. La policía judicial y equipos forenses de medicina legal se trasladaron al lugar para realizar el levantamiento del cuerpo.

A través de su cuenta oficial de Twitter, los Foo Fighters confirmaron la muerte del músico. “La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre. Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con respeto en este difícil momento”.

¿Quién era Taylor Hawkins?

Taylor Hawkins era considerado uno de los mejores bateristas del rock norteamericano desde hace más de 17 años. El músico, que nació en Forth Worth, Texas, en 1972, se dio a conocer en el mundo artístico a finales de la década del 90 cuando hizo parte de una gira y de varios proyectos musicales de Alanis Morisette.

Hawkins se unió a los Foo Fighters en 1997 tras la salida del baterista William Goldsmith. También tenía su propia banda llamada Taylor Hawkins and the Coattail Riders la cual fue creada en el año 2005 con la que grabó 3 álbumes de estudio. Además de la batería, tenía habilidades para tocar la guitarra y el piano.

Ingresos y fortuna

Según los datos recopilados de varios sitios web, el renombrado baterista de Foo Fighters tenía un valor estimado de US$ 40 a US$57 millones. La mayor parte de la fortuna de Taylor Hawkins provino de su trabajo con la cantautora canadiense-estadounidense Alanis Morissette, Foo Fighters y sus otros proyectos, incluida su colaboración con Coattail Riders.

El baterista también trabajó en sus proyectos en solitario que obtuvieron cierto éxito. Al principio de su carrera, Taylor Hawkins tocaba la batería para una banda local de Los Ángeles llamada Sylvia.

Más tarde, el difunto baterista de rock se asoció con la estrella de rock británico-canadiense Sass Jordan a principios de la década de 1990. Después de esto, Hawkins colaboró ​​​​con Alanis Morissette como baterista en dos de sus giras, desde mediados de 1995 hasta principios de 1997.

En marzo de 1997, Hawkins se unió a Foo Fighters después de la partida de su predecesor William Goldsmith. Hawkins había trabajado en casi todos los álbumes con la banda desde su segundo álbum de estudio, El color y la formagrabado alrededor de 1997 cuando el difunto baterista se unió a ellos.

Crédito: Karen Bohórquez, concierto en Bogotá 2019.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias