Ahorrar o invertir: ¿cuál es la mejor alternativa?

Se puede decir que el ahorro es uno de los hábitos que más se les puede dificultar a las personas aprender. Sin embargo, es una herramienta útil para la economía del bolsillo, pues los ahorros pueden ser la cuota inicial para comprar vivienda o alcanzar diversos tipos de metas. Vea más en finanzas personales.

En línea con lo anterior, el ahorro es el canal que puede impulsar a las personas a invertir. En los últimos años las inversiones han venido tomando fuerza, al ser vehículos para la financiación de metas, proyectos u objetivos que las personas se proponen a lo largo de su vida.

Las inversiones son opciones financieras a las que cada día es más fácil acceder y que, gracias a las rentabilidades que generan, suelen ser utilizadas como recursos de apoyo para comprar vivienda propia, un carro/moto, pagar estudios, un viaje o esos gastos imprevistos que se puedan presentar.

Así lo evidenció el estudio del Índice de Ánimo Inversionista publicado por tyba, una plataforma digital que funciona como un canal de inversión, al encontrar que cerca del 66% de los colombianos estaría interesado en iniciar un proceso de inversión. El documento en mención también consideró, dentro del análisis, que las inversiones serían una gran ayuda para realizar un viaje, anticipar situaciones imprevistas, comprar un vehículo o pagar sus estudios.

¿Ahorrar o invertir?

Para saber cuál elegir, tyba indica que es preciso definir cada concepto primero. En sus palabras, el ahorro es el resultado de la diferencia entre los ingresos (lo que entra) y los egresos (lo que sale). “En la práctica, ahorrar consiste en separar una parte de los ingresos que no se usará en el presente con el objetivo de guardarlo para un uso en el futuro”, dice.

Recomendado: Consejos para ahorrar semanalmente de forma efectiva

Entre tanto, explica que invertir es “disponer de este dinero ahorrado o cierta parte de él para generar ganancias en el futuro. Esto se puede realizar a través de un negocio propio, fondos de inversión, CDTs, acciones, entre otras alternativas. Invertir son todas las maneras en que puedes poner tu dinero a trabajar para ti”.

Entendidos estos dos conceptos, la fintech resalta la importancia de entender dos diferencias que hay entre los dos conceptos: por un lado, el ahorro no está expuesto a riesgos de mercado como sí lo está la inversión, y, por el otro, como el ahorro está “quieto”, la inflación se “come” su valor.

Pese a lo anterior, explica que “hay que tener en cuenta que ahorrar es el primer paso para la inversión. Una persona que tenga interiorizado el hábito de ahorrar, seguramente, comprenderá más rápido la importancia de comenzar a invertir”.

¿Cuándo ahorrar y cuándo invertir?

“Si la persona no cuenta con ahorros previos que la respalden ante algún imprevisto o emergencia, lo más adecuado sería ahorrar”, adelanta tyba. En consecuencia, recomienda a las personas comenzar a juntar dinero, con el hábito del ahorro, para un fondo de emergencia, el cual debe suponer entre tres y seis veces los ingresos mensuales del individuo.

El ahorro también es una opción en caso de que las metas sean a corto plazo, como comprar algún producto en específico. Explica que si la persona quiere comprarse un televisor dentro de seis meses que cuesta $600.000, tendrá que dividir esos $600.000 entre seis y ese será el monto que “deberá guardar mensualmente para cumplir su plan”.

“Por su parte, si la persona ya cuenta con un capital ahorrado y busca incrementar su valor para cumplir una meta a mediano o largo plazo, lo ideal es invertir. La inversión es un método consistente para hacer que el patrimonio crezca a largo plazo, siempre teniendo en cuenta el riesgo invertir. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ahorrar sin invertir puede hacer perder oportunidades importantes para incrementar el capital. En este escenario, es importante analizar la situación financiera para tomar la decisión de invertir, considerando el perfil de riesgo como inversor y la volatilidad del mercado”, afirma Valdemaro Mendoza, CEO de tyba.

Recomendado: Cómo los millennials están invirtiendo en bienes raíces con poco dinero 

La compañía reseña que invirtiendo un capital inicial de $500.000, para luego realizar aportes mensuales de $100.000; con una tasa de rendimiento de 5,5% efectivo anual, y suponiendo un periodo de inversión de 10 años, la persona habrá realizado un total en aportes de $12,5 millones, pero tendría acumulados $16.690.211 en total (sumando aporte + rentabilidad).

“Cabe resaltar que en este escenario la tasa se mantiene fija, algo que en la práctica puede variar según la volatilidad del mercado. El escenario que te presentamos te deja con una ganancia de $4.190.211 y un interés nominal total de 33,52%”, indica tyba.

La fintech recalca que para iniciar en el mundo de las inversiones no es necesario tener grandes conocimientos en la materia, lo que sí importa es tener paciencia y ganas de adquirir nuevos conocimientos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias