Energía flexible e inteligencia digital: mecanismos para una transición energética exitosa

Imagen tomada de: epidor-srt.com

Según los expertos a nivel global, la descarbonización, democratización y digitalización son los componentes clave para una transición energética exitosa.

Según el Ministerio de Minas y Energía se espera que para el año 2022, en Colombia se llegue a la meta de 2.400 megavatios, lo que significa llegar al 12% en la participación de fuentes no convencionales de energías renovables en la matriz eléctrica. Vea más en noticias en minería y energía aquí

Tanto en el sector público y privado se han adelantado procesos para promover acciones del sector energético. Actualmente, el país está en ese proceso, con 121 proyectos de energía solar y eólica enfocados en la región caribe, en departamentos como Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre.

Recomendados: Aprueban Conpes de transición energética en Colombia para economía sostenible

Eaton le apuesta a la transición energética 

Eaton compañía de la industria energética, le apuesta a entregar nuevas soluciones para este tipo de iniciativas, como lo son la reducción de la huella de carbono, el uso eficiente de la energía y la seguridad eléctrica, a través de tecnologías en almacenamiento de energía y digitalización de las redes eléctricas, lo que permiten un uso óptimo de la energía, y así reducir los costos del recurso y su impacto ambiental tanto en viviendas como empresas.

“Según el Foro Económico Mundial, Colombia ocupó el puesto 29 entre 115 países en el índice de Transición Energética 2021, por lo que Eaton reconoce la importancia de Colombia como una región estratégica para desarrollar e implementar las soluciones e innovaciones que tenemos desde la compañía”, señala Juan Felipe Arango, business unit manager north andean region de Eaton.

Para que esa transición energética sea lo más exitosa posible, esta organización plantea desde su experiencia tres objetivos:

  •  Descarbonización: energía más limpia

Es importante facilitar la comercialización de este recurso autogenerado para amortiguar sus costos.

  •  Democratización: menos dependencia de la red

Viviendas y compañías se convierten en productores de energía autónomos que dependen menos de la red de servicios públicos, estableciendo un flujo que cambia la forma en que se administra la energía, reduciendo el riesgo de apagones, ciberataques y eventos climáticos extremos.

  • Digitalización: la conectividad que respalda las decisiones importantes

La digitalización da peso a la generación de energía bidireccional, al almacenamiento y la gestión energética, desempeñando un papel fundamental para ayudar a satisfacer la creciente demanda y equilibrar la volatilidad de la red.

Para el año 2050, la electrificación de diferentes sectores en Colombia como el transporte, infraestructura y la industria en general, impulsarán un aumento sustancial cercano al 57% de la demanda energética a nivel global, mejorando así la calidad de vida y el medio ambiente, creando soluciones sostenibles en las áreas de transición energética, digitalización, electrificación, investigación y desarrollo sostenible.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias