Cambie sus llantas de vehículo cuando observe esto; siga estos tips de mantenimiento

Las llantas de su vehículo son una de las partes que sufren mayor desgaste. Tenerlas descuidadas o a punto de un daño es un riesgo para su seguridad y de los demás.

Alrededor de las llantas del vehículo se tejen muchas creencias, algunas hablan que deberían cambiarse si han transcurrido cinco años de uso en automóviles nuevos o más de 100.000 kilómetros de recorrido. Lo cierto es que no es la edad o el recorrido lo que manda la ‘parada’ al momento de un cambio de neumáticos. Vea más en finanzas personales.

Es el desgaste que han tenido y eso lo dicta el manejo y conducción que le da el piloto al automóvil, como también las condiciones mecánicas. Por lo tanto, los expertos de Goodyear mencionan cuáles son las condiciones que determinan cuándo se debe cambiar una llanta.

Con el paso del tiempo y después de recorrer varios kilómetros, muchos conductores no saben cuándo es hora de cambiar la llanta de su auto. Tarea que puede ser muy complicada si no se sabe cómo hacerlo, por lo que la mejor decisión es llevar el auto a una serviteca. Pero ¿Cómo sé si debo cambiar o no las llantas de mi auto? 

Goodyear menciona dos factores determinantes para realizar el cambio:  

Si al revisar se detectan daños, cortes, hernias o golpes que puedan afectar la seguridad al conducir 

Si las llantas están totalmente gastadas (tienen entre 2 a 3 milímetros de profundidad de dibujo). 

Como conductor, lo mejor que usted puede hacer es visitar alguna serviteca, como por ejemplo alguna de las que Goodyear tiene en el territorio colombiano, donde podrá recibir asesoría para realizar el cambio de neumáticos, identificar las dimensiones correctas y que la capacidad de carga sea igual o superior para mantener la seguridad al conducir.

¿Qué tipo de servicio brinda una Serviteca Goodyear para el cambio de llantas? 

 1. Revisión de la llanta para determinar la necesidad del cambio. 

2. Asesoría en la elección de la llanta nueva. 

3. Montaje, inflado, balanceo y alineación adecuados para tener las mejores condiciones de seguridad y confort en la conducción.

Tips para el mantenimiento de sus llantas de vehículo

El montaje realizado por un técnico calificado le garantizará un excelente resultado; sin embargo, también es importante que realice una inspección visual final a la entrega y esté atento al manejo después del cambio, luego haga una verificación después de ese primer recorrido, si observa alguna irregularidad contacte a la Serviteca para recibir asesoría en la corrección.

#1. Mantenga una presión de inflado adecuado en sus llantas

Es necesario mantener una presión de inflado adecuada para lograr un desempeño óptimo de la llanta, preservar la seguridad y ahorrar combustible. Para mantener una presión de inflado adecuada, revise las llantas con frecuencia (una vez al mes como mínimo, cuando estén frías) con un medidor de presión de llantas.

Por ejemplo, resulta difícil determinar si una llanta radial está desinflada con solo mirarla. Es más, cuando conduce un vehículo equipado con llantas radiales, es difícil darse cuenta cuando la llanta está total o parcialmente desinflada, ya que la “sensación” que produce el vehículo no sufre ningún cambio significativo.

La evidencia de pérdida de aire o recurrencia de inflado bajo siempre requiere una inspección experta para determinar la fuente de fugas y desmontaje de la llanta para determinar la posibilidad de reparación.

Para evitar lesiones, nunca intentes volver a inflar una llanta que ha sido rodada mientras estaba severamente desinflada. La pérdida de aire continua puede deberse a perforaciones, cortes, roces con la acera, impactos o desplazamiento parcial del talón. Algunas de las causas de la pérdida de aire relacionadas con el montaje son asentamiento incompleto del talón, ruptura de éste por el uso de una herramienta mecánica debido a falta de lubricación o ajuste inadecuado y fuga del núcleo de la válvula o de los componentes de la válvula de caucho. Estos componentes deben reemplazarse cuando se detecten los problemas y siempre que se cambien las llantas. 

Destacado: Los artículos de vehículos más vendidos en semana santa en Colombia

#2. Mantenga la presión de inflado al nivel recomendado

Este nivel es recomendado por el fabricante del vehículo y aparece en el rótulo de información de éste o en el manual del propietario del vehículo.

Mantener una presión de inflado adecuada es la medida más importante que puedes tomar para preservar la durabilidad de la llanta y prolongar la vida útil de la banda de rodamiento.

El inflado bajo es la principal causa de fallas en la llanta y puede causar grietas graves, separación de los componentes o un “pinchazo”. Este problema reduce la capacidad de carga de la llanta, produce una flexión excesiva del costado o banda lateral y aumenta la resistencia al rodamiento, generando un aumento de la temperatura de la llanta y daños mecánicos.

 La presión de aire excesiva aumenta la rigidez, lo que puede afectar negativamente la conducción y puede generar una vibración no deseada. Además, aumenta las probabilidades de ocasionar daños por impacto. 

#3. No haga girar demasiado sus llantas

Evite que sus llantas giren excesivamente cuando su vehículo esté atascado en el lodo o la arena. Las fuerzas centrífugas generadas por el ensamblaje de la llanta/rueda cuando gira libremente pueden causar una explosión repentina de la llanta, que puede provocar daños en su vehículo y/o lesiones graves a usted o a un peatón.

Nunca sobrepase las 35 mph/55 km/h, según indique su velocímetro. Utilice un movimiento suave de balanceo hacia atrás y hacia adelante para liberar su vehículo del atasco y seguir conduciendo. Nunca se pares cerca o detrás de una llanta que gire a gran velocidad, como por ejemplo, mientras intenta empujar un vehículo que está atascado o cuando la máquina de balanceo de llantas esté en funcionamiento. 

#4. Revise sus llantas para determinar el desgaste

Siempre retire de servicio las llantas cuando la banda de rodamiento tenga una profundidad de 2/32″ (1.6 mm). Todas las llantas nuevas tienen indicadores de desgaste de la banda de rodamiento que aparecen como bordes suaves en los surcos de la banda de rodamiento cuando el desgaste llega al nivel de 2/32″ (1.6 mm). Muchos accidentes en climas húmedos ocurren a causa de llantas lisas o casi lisas. Las llantas excesivamente desgastadas también son más susceptibles de penetración. 

#5. Revise sus llantas para identificar daños

La inspección frecuente (una vez al mes, como mínimo) de tus llantas para verificar signos de deterioro y su condición general. Si tienes dudas o preguntas haz que un distribuidor autorizado Goodyear los revise. La llanta debe ser retirada y revisadao por un experto con el propósito de detectar impactos, penetraciones, grietas, nudos, protuberancias o pérdida de aire. Nunca realices una reparación temporal ni utilices una cámara de aire como sustituto de una reparación adecuada. Las llantas sólo deben ser reparadas por personal calificado. 

#6. Reparación adecuada de la llanta

Contacte su distribuidor autorizado Goodyear más cercano para la reparación de sus llantas. 

Alerte del Sistema de Monitoreo de Presión del Inflado de los Llantas (TPMS, por sus siglas en inglés)

Consulte el manual del propietario de su vehículo para obtener más información sobre lo que debe hacer si se activa el sistema de alerta de presión de las llantas.

#7. No intente montar sus propias llantas

Lesiones graves pueden ser ocasionadas por la explosión del ensamblaje de la llanta/rin debido a procedimientos inadecuados durante el proceso de montaje. Siga las instrucciones del fabricante y haz coincidir el diámetro de la llanta con el diámetro del rin. Monte llantas radiales para camioneta (LT) en rines aprobados para servicio radial.

#8. No aplique sellador de talón, porque podría inhibirse el asentamiento de éste. Lubrica las superficies de contacto de los talones y del rin de la llanta (incluyendo la cámara/tubo o protector). Asegure el ensamblaje en la máquina de montaje o ponlo en una jaula de seguridad.

#9. Retírese y nunca exceda 40 psi (275 kPa) para apoyar los talones. Nunca use una sustancia volátil o un donut de caucho (conocido también como expansor de talón o arandela de goma) para aumentar el apoyo del talón. Solo personal especialmente capacitado debe montar las llantas. 

#10 No mezcle llantas de diferentes tamaños y tipos en el mismo eje

Para un manejo y control óptimos, Goodyear recomienda que las cuatro (4) llantas instaladas sean del mismo tipo y medida, a menos que el fabricante del vehículo recomiende lo contrario.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias