La importancia de los megaproyectos 5G, según Corficolombiana

Foto: Corficolombiana

La contratación de un nuevo programa de concesiones (los proyectos 5G) en Colombia llega como una noticia que permitirá continuar con el buen camino de la recuperación económica, tras la pandemia.

De hecho, su ejecución implicará seguir con billonarias inversiones, sea quien sea el nuevo presidente que llegue a la Casa de Nariño. Lea más en Noticias de Infraestructura.

Además, su desarrollo ya viene dando de qué hablar en el sector de infraestructura en Colombia.

Según Gustavo Ramírez, vicepresidente de inversiones de Corficolombiana, en los primeros proyectos de este programa que han salido a licitación ha habido una participación mucho más grande que la que hubo en los proyectos de cuarta generación.

Y los datos del Gobierno lo confirman: en algunas iniciativas se han presentado hasta siete y ocho proponentes, cada uno de los cuales incluye a entre tres y cinco empresas.

Recomendado: Especial Valora: 10 años de la revolución de la infraestructura

Lo anterior, agrega el experto, responde en gran medida a que las obras de los proyectos de 4G empiezan a terminar y hay una capacidad instalada excedentaria, tanto desde el punto de vista técnico como financiero en la industria.

“Esto incrementa el interés por participar en los nuevos proyectos de 5G”, indicó Ramírez.

De otro lado, señaló que la estructura de estos megaproyectos es muy similar a los de la cuarta generación, aunque traen novedades como un menor tamaño que los de 4G y el hecho de que su remuneración dependa menos de vigencias futuras.

Lea más: Así avanzan las vías 4G que está construyendo Corficolombiana

Eso sí, fue claro en decir que el desarrollo de este nuevo programa de concesiones es fundamental para el desarrollo del país, ya que incluye no solo proyectos de carreteras sino también aeroportuarios, férreos y fluviales.

Según información de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), en su primera ola se buscará dar en concesión 14 proyectos, de los cuales siete serán carreteras, cuatro aeropuertos, dos fluviales y uno férreo.

“De esta forma, se estaría vinculando la inversión privada en otros modos de transporte distinto a las carreteras y los aeropuertos, que, hasta ahora, han sido el enfoque de las concesiones”, concluyó el directivo

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias