Los retos en la planeación y cadena de suministros

Por: Iván Fernando Herrera Sanchez – Customer Advisory Manager de SAS para Colombia y Ecuador

Los últimos meses de interrupciones causadas por el COVID-19, de retrasos en despachos de materias primas, de bloqueos o paros y de cambios en los hábitos de consumo han sido una llamada de atención para todos, pero a nivel de las fábricas, de las plantas de producción, del comercio y de lo que comúnmente conocemos como empresas dedicadas a los bienes de consumo significan una transformación total.

Recomendado: Economía cooperativa, social y solidaria: Un asunto de interés general para la sociedad

Las tendencias impredecibles del mercado han causado estragos en las categorías, en las marcas y en los productos, lo que dificulta la predicción en todo lo relacionado con el manejo de inventarios, despachos, devoluciones y abastecimiento del mercado. 

Hasta ahora, el modelo que imperaba era el de la planificación basada en el suministro: se fabrican los productos, se llevan a las tiendas y se venden. Lo que no, se devuelve o en algunos casos se da de baja. Sin embargo, todos los cambios y afectaciones de mercado a los que hemos estado expuestos en el último tiempo hacen obsoleto y riesgoso ese modelo.

Con una planificación basada en los consumidores, en la inteligencia que se puede extraer de sus datos mediante soluciones de analítica predictiva, se puede incluso influir en la demanda futura, se puede medir la variación de los valores futuros del precio, las promociones de ventas y los eventos de marketing, se puede  dar más tiempo para que se desarrollen tácticas de marketing y ventas a corto y mediano plazo o se puede lograr una mayor y mejor interacción en áreas de ventas, marketing y finanzas. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias