A pesar de caída en PIB del agro, Colombia tiene oportunidad por coyuntura internacional

El Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario en Colombia tuvo una variación de -2,5% en el primer trimestre de 2022, según la información del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Dicho retroceso, como explicó en un informe el Equipo de Investigaciones de Agroindustria de la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado del Grupo Bancolombia, obedeció, principalmente, al comportamiento del cultivo de café. Lea más Noticias Macroeconómicas.

“Siguen apareciendo noticias negativas en la medición del PIB del cultivo de café con una variación anual del -19% para el primer trimestre, dato que concuerda con el comportamiento de la producción que a abril cayó 12,5%”, se lee en el informe.

Recomendado: Exceso de inventarios y caída de precios preocupan a productores de arroz

Sumado a esto, hay que anotar que el clima sigue sin favorecer al sector cafetero en medio de los altos precios del grano, pues como se muestra en el informe, el fenómeno de La Niña viene impactando al sector desde 2021.

Al igual que al anterior, el grupo de la ganadería también cayó en su resultado trimestral (-0,7%); mientras que la pesca y acuicultura “sigue sorprendiendo de manera positiva”, tras obtener un crecimiento de 11,4% en el trimestre y de 46% entre 2017 y 2021.

El gerente del Equipo de Investigaciones de Agroindustria, Jhon Fredy Escobar Posada; junto con el analista, Andrés Felipe Sarmiento; y el asistente, Santiago Gómez Monsalve, sugieren en su informe en medio de la preocupación global por la seguridad alimentaria, Colombia sigue dejando pasar la oportunidad de crecer su producción agrícola.

Lo anterior, pues al analizar en retrospectiva el año 2021 se evidenció un retroceso en el área y la producción agrícola que cayeron 1,2% y 0,1%, respectivamente, según la información de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra).

“La inversión en áreas agrícolas no es un proceso de un día para otro, y se requiere de señales más duraderas que el aumento de precios o una tasa de cambio en un nivel superior como, por ejemplo, seguridad jurídica en la propiedad de la tierra y el desarrollo de vías terciarias”, comentaron.

Las oportunidades

El conflicto entre Rusia y Ucrania ha ocasionado que en los últimos meses países productores tengan una oportunidad para abastecer a las grandes potencias en los insumos que eran adquiridos de estos países.

Los precios locales del aceite de palma y del maíz amarillo han sido los más beneficiados de manera directa con la situación geopolítica actual, pero de esa tendencia de mayores precios de alimentos también beneficia al azúcar y al café”, manifestaron los expertos.

La última explicación se explica además en la medida en que estos productos “son altamente transables con un nivel importante de comercio internacional, los precios locales se mueven con el precio internacional”.

Finalmente, los investigadores de Bancolombia hicieron énfasis en los cultivos de exportación que se siguen posicionando en Colombia. Allí, el aguacate Hass, la gulupa, el mango y el limón Tahití vienen mostrando un crecimiento acelerado en ventas al exterior desde hace varios años.

Vale destacar que “la piña, que había retrocedido fuertemente en años anteriores, ha recuperado algo de terreno en 2022. En general, se trata de un sector con un gran potencial, pero será relevante mantener un seguimiento sobre el comportamiento de la oferta de otros países”, se argumenta en la investigación.

Y es que “los analistas empiezan a reportar periodos recurrentes de exceso de oferta (y, por ende, de caída en precios) en los meses pico de cosecha en Perú (mayo-agosto), cuando afortunadamente es temporada baja en Colombia”, concluye el documento.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias