¿Cómo debería cambiar el recaudo de impuestos en Colombia?

El tanque de pensamiento, Fedesarrollo, explica que la tasa efectiva de tributación en Colombia y el recaudo de impuestos es bajo, del orden entre el 14 % y 18 % del PIB, frente al 22 % que se ve en los países de América Latina y del 34 % en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En ese sentido, para Fedesarrollo, así como para varios de los analistas de la economía nacional, el país debe someterse a una serie de cambios en materia de recaudo de impuestos.

Un primer eje analítico debe tener en cuenta que, a ojos de Fedesarrollo, subsiste una regresividad en el impuesto de renta de personas, toda vez que las personas, ubicadas en el 5 % de ingresos más altos, pagan menos impuestos en proporción a sus ingresos que personas que tienen ingresos más bajos.

De un lado, un primer eje de cambios debería llegar sobre cambios a la tributación de empresas en Colombia. Sería deseable, explica Fedesarrollo, eliminar las exenciones sectoriales y empresariales existentes, con el fin de tener un estatuto tributario que trate de igual forma a todas las actividades productivas.

Así mismo se debe buscar introducir un impuesto mínimo de renta del 20 % sobre las utilidades antes de beneficios tributarios “y revisar y eventualmente eliminar las zonas francas, especialmente las unipersonales, que en la práctica son regímenes tributarios preferenciales para la comercialización de productos en el mercado doméstico”.

Más propuestas para los impuestos en Colombia

Otro punto vital debería fijarse en eliminar el descuento del ICA frente al impuesto de renta, y volver a un ICA deducible del impuesto de renta como un costo de producción.

Del lado de la tributación a personas naturales se propone introducir un impuesto mínimo de renta, del 5 %, sobre los ingresos brutos para las personas que están en el 5 % de contribuyentes con más altos ingresos.

Complementado con un impuesto a patrimonios líquidos netos superiores a los $1.000 millones.

Finalmente, en términos de impuestos indirectos es deseable “sustituir el actual mecanismo de compensación de IVA por uno de no pago del IVA para los hogares pertenecientes al 20 % más pobre de la población; eliminar los días sin IVA, por su incidencia regresiva (quienes más aprovechan este beneficio son las personas de ingresos medios y altos)”, dice Fedesarrollo.

Recomendado: Recaudo tributario en Colombia cumplió 114,6 % de la meta a abril de 2022

Y debería introducirse un impuesto ad valorem a las comidas “y bebidas no saludables, como aquellas con alto contenido de sodio, azúcar y grasas saturadas”.

Para intentar ponerle coto a la evasión y la elusión vendría bien el publicar las declaraciones de renta de las empresas.

Además de “anonimizar y poner a disposición del público las declaraciones de renta de las personas; establecer un registro de cabilderos o lobistas y empresas que usan sus servicios; hacer interoperables las bases de datos de aduanas e impuestos”, concluye Fedesarrollo.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias