Inversión en startups en Latinoamérica para 2022 trae riesgos, pero también oportunidades

Simma Capital, compañía de inversión de startups en etapa temprana, explica la situación para la inversión en las startups en Latam este año.

El mundo de la inversión empezó el año con mucha turbulencia que preocupa a la mayoría de startups latinoamericanas que están en estos momentos en búsqueda de ese capital que les permita crecer, consolidarse en el mercado o, expandirse en la región. La expectativa de subida de tasas de interés en EEUU, la inflación y los riesgos geopolíticos, han generado mayor aversión al riesgo, caídas en las acciones tecnológicas que cotizan en bolsa y la posible recesión económica en Estados Unidos, influyendo en el panorama de inversión durante el segundo semestre de 2022. Vea más noticias empresariales.

Esto se ha evidenciado con hechos como la pérdida del gigante asiático SoftBank en su unidad Vision Fund por más de US$20.500 millones, lo que afectó sus acciones en un 17%, y a esto se le sumó la caída del 15% en abril del fondo de cobertura de la firma estadounidense Tiger Global Management.  Estas, son dos de las firmas más grandes de inversión en Startups y quienes han liderado varias rondas de empresas tan reconocidas como MercadoLibre, Despegar, NetShoes, Nubank, NotCo, Kayak, Rappi, GBM, Bitso, entre otras.

Riesgos para la inversión, pero también oportunidades

Debido a esta situación que preocupa a la mayoría de emprendedores latinoamericanos, Carlos Gutiérrez y Daniel Blandón, cofundadores y socios de Simma Capital, compañía de inversión de startups en etapa temprana y quienes ya han acumulado en su portafolio varias compañías de renombre como Rappi o Bold, hicieron un análisis en el que explican la situación de cómo estos hechos influyen en la inversión, sin dejar de lado que igual se generarán oportunidades a mediano y largo plazo.

“Los hechos recientes han generado que muchos de los inversionistas, tanto fondos como ángeles, realicen menos inversiones, se enfoquen en su portafolio y esperen a que todo se estabilice. En estos momentos los inversionistas serán más cautelosos y selectivos, volviendo a poner prioridad en encontrar oportunidades con ‘unit economic’ sólidos. Lo anterior puede resultar en una menor competencia por las inversiones, que a su vez resulta en valoraciones menores y rondas más pequeñas”, señaló Carlos Gutiérrez.

Quien agregó que, “a esto, habría que sumarle que estas compañías son consideradas en el mercado como una inversión de alto riesgo y por ello, la tendencia girará a activos más conservadores, lo que genera un efecto dominó donde el capital se comienza a poner más escaso o más caro”.

El experto agrega que si los fondos internacionales más grandes, quienes suelen apostarle a rondas de series B o C, desaceleran su inversión en la región, esto también afectaría a las que son más pequeñas, y en ese sentido, varias empresas deberán hacer un uso mucho más adecuado de su capital, crecerán a un menor ritmo y, quienes lograron una gran financiación, “deberán demostrar con números que esas valoraciones si son las adecuadas para ellos”.

Recomendado: La startup colombiana Yuno recaudó US$10 millones en ronda semilla

Casi US$809 millones invertidos en la región

Para muchos, será sorprendente esto teniendo en cuenta que el año pasado fue uno de los mejores en materia de inversión en la región y en Colombia el volumen invertido en emprendimientos fue de USD 808,9 millones, capital movilizado para el desarrollo y fortalecimiento de las empresas de acuerdo a la Unidad de Gestión de Crecimiento Empresarial iNNpulsa.

Daniel Blandón explica que esas buenas cifras se debieron al hecho de que en los últimos años se ha visto una “madurez” en el emprendedor colombiano, quien cada vez desarrolla más proyectos que se encuentran a la vanguardia de lo que está ocurriendo en el mundo.

Sin embargo, que Estados Unidos se encuentre en un periodo inflacionario, “empieza a afectar la liquidez de los mercados ya que el capital se vuelve más costoso y esto influye la inversión que se pueda destinar durante este año en Latinoamérica”.

“No obstante, nosotros seguimos siendo optimistas de que estas circunstancias se van a ir corrigiendo y es natural y en ocasiones hasta sano que haya correcciones de los mercados. Ahora la pregunta sería, ¿cuánto tiempo durará?”, afirmó Blandón, quien agregó que, “lo positivo, es que América Latina hay una industria naciente y esto, de alguna u otra manera, permitirá que sigamos viendo nuevas Startups, que seguirán existiendo, por lo tanto, esto promoverá una balanza que al final no genere un gran impacto dentro del ecosistema”,

Aun así, los expertos señalaron que, al igual que otras firmas regionales, Simma Capital, buscará apoyar el crecimiento de los emprendimientos y, especialmente, aquellos que generen un impacto positivo y no solo están determinados por un factor económico. Por esa razón, estos emprendedores de la inversión colombiana siguen con su objetivo para el 2022 de apoyar e impulsar el crecimiento de emprendimientos en la región.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias