Colombia: recomendaciones claves para registrar marcas distintivas de su empresa

El aumento de emprendimientos y startups como efecto post pandemia ha generado una conciencia sobre cómo crear marcas distintivas, pues nada más entre 2019 y 2020, el aumento de estos registros ante la Superintendencia de Industria y Comercio SIC fue de 24 %, para un total de 42.491 trámites. Vea más noticias empresariales aquí

La mayoría de los signos solicitados a registro están relacionados con servicios de gestión de negocios, comercialización de bienes y servicios, y publicidad.

En un mundo globalizado, que tiende a traspasar los límites espacio temporales por el comercio cibernético, los derechos de Propiedad Industrial cobran un valor patrimonial significativo y determinante para los empresarios que promueven comercialmente diferentes productos y servicios en diversos sectores económicos.

“Nuestra recomendación para todos los emprendedores y empresarios que están construyendo su signo distintivo, es tener en cuenta que la denominación y la representación gráfica de la marca, no debe estar asociada a expresiones genéricas o descriptivas”, señaló Sergio Arango, gerente de Propiedad Intelectual de BDO Colombia.

Destacado: Avanza vigilancia de la Superindustria y Comercio en día sin IVA en Colombia

La firma BDO Colombia extiende cuatro recomendaciones clave para realizar sus registros marcarios:

Evitar expresiones genéricas: al momento de pensar en denominaciones, los primeros que se pueden asociar, de manera general, son los vinculados a la actividad esencial de la empresa. A modo de ejemplo, usar la palabra coches o carros en un negocio que está relacionado con productos o servicios automotrices. Este tipo de expresiones no lograrán el registro, por cuanto carecen de distintividad intrínseca de conformidad con el artículo 135 de la Decisión 486 del 2000.

Evitar expresiones descriptivas: hablar de cantidades, calidades, funciones o características es pertinente en la descripción de un producto, pero no en la denominación de marca.

Usar signos evocativos: alejarse de las expresiones genéricas y descriptivas, sugiriendo relaciones que formen expresiones sin un contenido conceptual aparente es recomendable, pues evocarán a un producto o servicio sin mencionarlo explícitamente.

Buscar la disponibilidad de la marca: cuando el empresario o emprendedor tenga una lista de posibles denominaciones de marca, viene el proceso de búsqueda de antecedentes marcarios. Es importante, antes, listar los productos o servicios en los que se pretende registrar la marca, según la Clasificación Internacional de Niza.

“En efecto, el registro de marca le da el derecho de propiedad sobre las expresiones, símbolos y figuras que identifican el producto o servicio en el mercado. Enfatizamos en que tenerlo puede ser no sólo un diferencial, sino un alivio para evitar diferentes riesgos”, concluyó Arango.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias