Con mejor deuda y mayor PIB, ¿urge una reforma tributaria en Colombia?

Luego de que el Ministerio de Hacienda de Colombia diera a conocer los principales resultados y supuestos de la economía del país para los próximos años bajo el manto del Marco Fiscal de Mediano Plazo de 2022, ¿qué podría pasar con la necesidad de una inmediata reforma tributaria?

Este Marco Fiscal fue, según explicó el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, un cúmulo de buenas noticias, sobre todo desde el lado de una mejor perspectiva de recaudo y menores niveles de deuda.

Según el Marco Fiscal, el recaudo tributario en Colombia ya no será de $183,4 billones presupuestado para 2022 sino de $202,4 billones, un dato que va a repuntar hasta los $244 billones a cierre de 2023 gracias también a los efectos de la reforma tributaria aprobada en 2021.

Con esto de base, a la pregunta de si seguía siendo imperativa y urgente una reforma tributaria, Restrepo explicó que ese escenario ya no parece ser el que marque la hoja de ruta fiscal del país en el corto plazo.

Las nuevas perspectivas en reforma tributaria

Según el ministro, con las nuevas cifras y la nueva realidad económica se logra cerrar la necesidad de corto plazo en materia tributaria.

Esto quiere decir que lo que parecía una reforma tributaria inevitable hasta cierre del año pasado, por la crisis económica del país, puede ahora tomarse un respiro mientras que asienta el Gobierno entrante.

Aunque recalcó Restrepo que ese nuevo escenario no significa que no se deban abordar los debates de cambios estructurales. “Los ajustes del próximo Gobierno tendrán que tomarse con base en otras circunstancias”, dijo el ministro.

Recomendado: Impuestos a personas e IVA, cambios vitales en próxima reforma tributaria de Colombia

Por lo demás, hay que recordar, el déficit Fiscal de Colombia sería del 5,6 % del PIB, dato que mejora desde el 6,2 % del Plan Financiero. Mientras que el nivel de deuda pública de Colombia para 2022 no será del 60 % expuesto en el Plan Financiero, sino del 56,5 % del PIB.

Vale mencionar que esta cifra queda muy cerca del ancla de deuda que se había presupuestado el Gobierno para el 2033. La deuda neta bajaría entonces 4,3 puntos porcentuales frente a 2021.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias