Gasto de consumo personal en EE. UU. subió a niveles de 1980; S&P 500 en peor semestre desde 1970

La inflación se mantuvo en niveles altos en mayo de 2022, aunque el aumento mensual fue levemente menor al esperado, según un indicador del Departamento de Comercio seguido de cerca por la Reserva Federal reportado por CNBC.

Según el medio, los precios de los gastos de consumo personal subyacente aumentaron un 4,7% respecto al año anterior, 0,2 puntos porcentuales menos que el mes anterior, pero aún en niveles vistos por última vez en la década de 1980. Wall Street había estado buscando una lectura en torno al 4,8%, dijo CNBC.

Mensualmente, la medida, que excluye los volátiles precios de los alimentos y la energía, aumentó un 0,3%, ligeramente menos que el 0,4% estimado por el Dow Jones.

Sin embargo, dijo la publicación que la inflación general se disparó más alto, aumentando un 0,6% en el mes, mucho más rápido que el aumento del 0,2% en abril. Eso mantuvo la inflación interanual en 6,3%, igual que en abril y ligeramente por debajo del 6,6% de marzo, que fue la lectura más alta desde enero de 1982.

De su parte, los futuros del índice S&P 500 en la Bolsa de Nueva York caen un 1% a medida que el índice se prepara para cerrar el peor primer semestre desde 1970, de acuerdo con el reporte de CNBC.

Los futuros cayeron la madrugada del jueves, mientras el S&P 500 se prepara para concluir su peor primer semestre en décadas.

Los contratos de futuros vinculados al Promedio Industrial Dow Jones perdieron 295 puntos, o un 1%. Los futuros del S&P 500 cayeron un 1,1 % y los futuros del Nasdaq 100 retrocedieron un 1,2 %.

Las acciones de atención médica empujaron el mercado a la baja el jueves después de que Universal Health Services emitiera una guía de ganancias e ingresos del segundo trimestre por debajo de las expectativas, citando un menor volumen de pacientes. Las acciones cayeron casi un 6% en la premercado. Centene, Abiomed y PerkinElmer también perdieron alrededor del 5% cada uno.

La cadena de muebles para el hogar RH vio caer sus acciones alrededor de un 9% después de que emitió una advertencia de ganancias para todo el año. Otros minoristas de artículos para el hogar Wayfair y Williams-Sonoma los siguieron a la baja, perdiendo más del 4% cada uno.

El Dow y el S&P 500 están en camino de su peor período de tres meses desde el primer trimestre de 2020, cuando los bloqueos de Covid hicieron que las acciones cayeran. El Nasdaq Composite de tecnología pesada ha bajado más del 20% en los últimos tres meses, su peor tramo desde 2008.

Gráfica índice S&P 500

El S&P 500 también va camino de su peor primera mitad del año desde 1970, que ha estado dominada por innumerables factores que presionan a los mercados.

Estos incluyen el aumento de la inflación, los aumentos de las tasas de la Reserva Federal, la guerra en curso de Rusia contra Ucrania y los bloqueos de Covid-19 en China, todo lo cual ha ayudado a alimentar los temores de una próxima recesión mundial.

Un aumento en los rendimientos de los bonos a principios de año y las valoraciones históricamente caras de las acciones hicieron que las acciones tecnológicas cayeran primero, ya que los inversores abandonaron las áreas del mercado orientadas al crecimiento. El aumento de las tasas hace que las ganancias futuras, como las prometidas por las empresas en crecimiento, sean menos atractivas.

El Nasdaq de tecnología pesada se ha visto especialmente afectado este año. El índice ahora está más de un 30% por debajo de su máximo histórico del 22 de noviembre. Algunas de las compañías de tecnología más grandes han registrado caídas considerables este año, con Netflix un 70% menos. Apple y Alphabet han perdido aproximadamente un 22% cada uno, mientras que Meta, matriz de Facebook, ha caído un 51%.

(Con información de CNBC)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias