Así se transforman vidas y regiones con producción sostenible de palma de aceite en Colombia

Colombia lidera la producción de aceite de palma en América y es el cuarto mayor productor en el mundo, un logro que ha sido posible gracias al potencial para su expansión como un cultivo amigable con el ambiente y que, además de su impacto económico, está transformando los entornos, regiones y vidas de productores. Más información de Valora Sostenible

Testimonios y la alegría que irradian personas como Yolanda Caraballo o Marcos Arrieta, productores de palma de Marialabaja, dan cuenta de lo que la unión entre los sectores público, privado y el atractivo del campo colombiano, pueden generar en zonas históricamente golpeadas por el conflicto.

Consulte la siguiente infografía interactiva para conocer la producción de aceite de palma de los principales países en Latinoamérica.

Valora Analitik visitó precisamente Marialabaja, municipio del norte del departamento de Bolívar, donde conversó con productores, empresarios y organizaciones como Solidaridad Network -liderada por Joel Brounen- que siguen fortaleciendo las acciones para que la producción de palma de aceite sea cada vez más sostenible y siga abriendo más mercados en el mundo.

Solo en este departamento, la actividad que se mueve alrededor del cultivo y la planta extractora de aceite del Grupo Oleoflores, permite la creación de cerca de 6.500 empleos. Además, es valioso el aporte en innovación y tecnología digital que realizan otras compañías como el caso de Henkel Colombia.

Le puede interesar: Colombia lidera producción sostenible de aceite de palma y supera estándares en el mundo

Carlos José Murgas, vicepresidente del Grupo Oleoflores, ha resaltado el positivo impacto que tiene este cultivo en toda la región y su vínculo con la canasta familiar de los colombianos, pues del aceite de palma surgen productos para belleza (jabones y maquillaje), detergentes, vitaminas, suplementos alimenticios, insumos industriales y el sector de biocombustibles, entre otros.

Para este respaldo, es clave la posición de Colombia como líder en Latinoamérica al aportar un 38% de la producción certificada en la región, lo que es clave de cara a posicionarse en los mercados internacionales, principalmente en Europa, que cada vez exige más la compra de aceite de palma sostenible certificado.

Además, la producción colombiana de palma de aceite es una fuerte dinamizadora de este sector pues genera entre 160.000 y 170.000 empleos, llegando a más de 161 municipios del país.

LaFederación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), destaca el rol de este producto en la economía agraria del país al generar en 2021 cerca de 1,75 millones de toneladas, por valor de $7,5 billones que muestran como este cultivo cambia la vida de productores y regiones de Colombia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias