Independientes, los más favorecidos por ayuda de las cooperativas

La apertura de cuentas de ahorro por parte de los independientes ha sido una de las claves para el fortalecimiento del cooperativismo en Colombia.

En la edición número 100 del *Día Internacional de las cooperativas, Cooptenjo revela conmovedores testimonios de colombianos dueños de panaderías, restaurantes y minimercados, que vieron en el sector cooperativo una solución a la crisis financiera por la que venían atravesando por causa de la pandemia y el fuerte golpe de la economía mundial. Vea más en finanzas personales.

El sector cooperativo financiero colombiano está conformado por 181 entidades, vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) y Superintendencia de Economía Solidaria (SES). Fogacoop (Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas) revela que 3,5 millones de personas están asociadas a alguna cooperativa.

“La economía solidaria representa el 4% del Producto Interno Bruto del país. El año pasado apoyamos y financiamos la labor de pequeños y medianos empresarios, desembolsando créditos por más de $5.000 millones. Estamos entre las cooperativas que más apertura de cuentas de ahorro ha realizado a los colombianos independientes en el último año, seguido de estudiantes y pensionados. Esto se debe a que en el sector cooperativo ofrecemos alternativas que el sector tradicional no”, recalca Bibiana Piñeros, gerente suplente de Cooptenjo.

¿Por qué el sector cooperativo?

En el marco de la celebración número 100 del Día Internacional de las Cooperativas, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) atribuye el slogan “Las cooperativas construyen un mundo mejor” ya que a nivel mundial y en muchos sectores diferentes de la economía, las cooperativas han demostrado ser más resistentes a las crisis que el promedio.

Lea también: No haga del ahorro una imposición: mejor vuélvalo un hábito

“Hace 30 años me afilié a una cooperativa. Tome la decisión de ser asociada por las facilidades que dan para los créditos y también por los cursos de capacitación en cooperativismo solidario. Hace poco tuve la oportunidad de solicitar un crédito para la ampliación de mi negocio que se vio afectado en pandemia y nuevamente está recuperándose”, menciona Sandra Miranda, dueña de un restaurante.

Testimonio Sandra Miranda, dueña de un restaurante.

Las cooperativas más allá de ser entidades que prestan servicios financieros, ofrecen beneficios educativos (convenios, becas), recreativos (encuentros, integraciones) y de previsión (alianzas con entidades de seguros), es decir, se preocupan de una manera integral por el bienestar de sus asociados. La diferencia entre una cooperativa y una entidad que pertenece a la banca tradicional es que en el sector cooperativo sus dueños son sus mismos miembros, y por tal razón son clasificadas como entidades sin fines de lucro. 

“Soy comerciante hace más de 30 años. Comencé con un negocio muy pequeño, gracias al sistema cooperativo pude empezar a crecer con algunos créditos pequeños, a tasas de interés menores y hoy en día ya cuento con un negocio grande, estable y bien acreditado. No solo me apoyaron con mi negocio sino a adquirir mi casa propia. Pertenecer al sector cooperativo me ha beneficiado a mi y a mi familia”, comenta Marcelo Ramos, dueño de una panadería. 

“Nosotros al pertenecer al sector de la economía solidaria nos preocupamos por ser una cooperativa que satisface las expectativas, aspiraciones y necesidades de cada persona, tanto en materia económica como de bienestar para él y su núcleo familiar. Estamos comprometidos con la felicidad de los colombianos, por lo que trabajamos continuamente en el desarrollo de programas de educación financiera, digital y de emprendimiento, fortaleciendo las habilidades de independientes, agricultores, ganaderos, comerciantes, rentistas, pensionados y empleados para que de esta manera sea más fácil el cumplimiento de sus metas y proyectos”, asegura Piñeros.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias