Con estos impuestos, Gobierno Petro buscaría proteger el medio ambiente

El Gobierno del presidente de Colombia, Gustavo Petro, ya presentó la nueva reforma tributaria al Congreso que contiene varios aspectos relevantes que buscarían proteger el medio ambiente. Lea más de Valora Sostenible.

El proyecto de reforma tributaria incluye la propuesta de impuesto a plásticos de un solo uso e impuesto al carbono, de acuerdo con el documento que presentó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

De acuerdo con la iniciativa, el impuesto a los plásticos de un solo uso tendrá dos aspectos relevantes: el primero, se busca gravar la venta e importación de los productos plásticos utilizados para envasar, embalar o empacar bienes por única vez.

Y segundo, la tarifa propuesta es de 0,00005 UVT por cada gramo del envase, embalaje o empaque; es decir, lo que equivale a $1,9 por gramo.

Ahora bien, sobre el impuesto al carbono, el nuevo Gobierno de Colombia buscará la ampliación de la base gravable de impuesto al carbono, fundamentado en dos pilares:

Por un lado, se pretende incluir al carbón térmico y mineral a la base gravable del impuesto al carbono (se excluye el de coquería (carbón metalúrgico).

Recomendado: Reforma tributaria: Impuestos a exportaciones de petróleo y carbón, estos son los montos

Y, por el otro, el aumento de las tarifas no se haría de un solo ‘jalón’, sino que serían graduales:

Según el articulado de la reforma, el impuesto nacional al carbono es un gravamen que recae sobre el contenido de carbono equivalente (CO2eq) de todos los combustibles fósiles, incluyendo todos los derivados del petróleo y todos los tipos de gas fósil que sean usados para combustión.

El hecho generador del impuesto nacional al carbono es la venta dentro del territorio nacional, el retiro para el consumo propio, la importación para el consumo propio o la importación para la venta de combustibles fósiles.

Vale decir que el impuesto nacional al carbono no se les cobrará a los sujetos pasivos que certifiquen ser carbono neutro, ya sea que la certificación sea obtenida directamente por el sujeto pasivo o a través del consumidor o usuario final, de acuerdo con la reglamentación que expida el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El uso de la certificación de carbono neutro, para la no causación del impuesto al carbono, no podrá volver a ser utilizada para obtener el mismo beneficio ni ningún otro tratamiento tributario.

Recomendado: ¿Dejar de producir carbón en Colombia? 5 razones para entender la importancia del mineral

Además, en el caso del gas licuado de petróleo, el impuesto solo cobra en la venta a usuarios industriales. Y, en el caso del gas natural, el impuesto será para la venta a la industria de la refinación de hidrocarburos y la petroquímica.

¿Cuáles son los montos para el impuesto al carbono?

El impuesto nacional al carbono, según el proyecto de reforma tributaria, tendrá una tarifa específica considerando el factor de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) para cada combustible determinado, expresado en unidad de peso (kilogramo de CO2eq) por unidad energética (terajulios), de acuerdo con el volumen o peso del combustible.

La tarifa corresponderá a $20.500 por tonelada de carbono equivalente (CO2eq). Los valores de la tarifa por unidad de combustible serán los siguientes:

Hay que decir que la tarifa por tonelada de carbono equivalente (CO2eq) se ajustará cada primero de febrero con la variación en el Índice de Precios al Consumidor calculada por el DANE del año anterior más un punto hasta que sea equivalente a tres UVT por tonelada de carbono equivalente (CO2eq).

Recomendado: Reforma tributaria de Petro incluye impuesto a exportaciones de petróleo y carbón

Los valores por unidad de combustible crecerán a la misma tasa anteriormente expuesta.

Para más detalles consulte el texto completo de proyecto de reforma tributaria.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias