Del open banking al open finance: alcance y perspectivas

Foto: empresas - tecnología

Por: Felipe Rincón, vicepresidente de Public Policy para América Latina y el Caribe en Mastercard

Una de las tendencias que viene tomando fuerza en América Latina es el open banking o banca abierta. En términos generales, las estructuras de banca abierta buscan facilitar la vida a los consumidores de dos maneras. Todas las noticias de mercados financieros aquí.

Intentan hacer posible que puedan existir terceros que, previo consentimiento del cliente y sujetos a cierta regulación, puedan acceder a los datos transaccionales y financieros que se encuentran en diferentes bancos o entidades financieras.

Ello facilita que el usuario demuestre su comportamiento financiero, dado que los datos están “certificados” por un banco y de ser adecuados, pueda acceder a créditos en mejores condiciones y resolviendo el problema de asimetría de información que hace difícil el acceso o incrementa el costo de los mismos.

También ayudaría a que el usuario acceda a esa información consolidada, como podría ser a través de una aplicación, permitiéndole visualizar sus finanzas, con lo que puede administrar su presupuesto de mejor manera.

Incluso, se puede mejorar el uso de herramientas y aplicaciones de educación financiera, al hacer posible el cargue y visualización de datos sobre la situación financiera del individuo y su entorno familiar, incluyendo data sobre el flujo de caja, portafolio de inversiones, entre otros.

Destacado: Sectores público y privado en Colombia se preparan para el open banking y su revolución en el sistema financiero

Por otro lado, en el Open Banking existe la “iniciación de pagos”, que consiste en que un cuentahabiente de una entidad de depósito habilite a un tercero regulado, para ordenar el pago a otro tercero.

Estos modelos de pago traen nuevas opciones para cualquier tipo de relación pagador – pagado, que se suma a las herramientas ya disponibles, como las diferentes tarjetas (débito, crédito, los pagos de cuenta a cuenta mediante sistemas ACH, y las aplicaciones de pago bancarias).

Con el open finance ya no estás solamente abarcando a entidades de depósito como Bancos o SEDPEs, sino también a Administradoras de Fondos de Pensiones, Aseguradoras y Comisionistas de Bolsa.

En algunos países se ha hablado del open business para incluir a otros tipos de entidades que tienen una relación con una connotación financiera, como por ejemplo las entidades de servicios públicos.  

El open banking y el open finance permitirán que las entidades financieras puedan identificar ciertas tendencias e identificar oportunidades para personalizar y enfocar mejor los servicios financieros a cada vez más personas.

El Gobierno de Colombia, a través de la Unidad de Regulación Financiera, adelantó un proceso para establecer un marco sólido, que involucró consultorías con expertos en la materia, evaluación de la experiencia internacional, así como múltiples sesiones de trabajo y discusión con la industria financiera y nuevos participantes en el ecosistema de banca abierta.

Recomendado: Colombia da luz verde al open banking: de esto se trata

Como resultado, el Gobierno que termina, posiblemente, dejará una nueva regulación que cuente con un marco de actuación que otorga certeza jurídica, generando un cambio en pro de los consumidores.

Mastercard hace parte de la Convención Bancaria 2022 que se lleva a cabo entre el 17 y el 19 de agosto de 2022 en el Centro de Convenciones de Cartagena en el que Valora Analitik e Impacto TIC lanzaron una alianza informativa para el cubrimiento desde todos los ángulos.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias