Nóminas paralelas, ¿son legales en Colombia?: Petro pide acabarlas

Existen varias empresas, tanto del sector público como privado, que usan las “nóminas paralelas” como una alternativa para poder contratar personal de trabajo en Colombia. Vea más noticias empresariales

Estos tipos de contratos son usados con el fin de que los trabajadores se desempeñen en funciones o tareas específicas, que necesita la empresa, y que las personas contratadas de planta no pueden cumplir.

Hay que decir que las “nóminas paralelas” o contratos por prestación de servicios son utilizados para que el trabajador ejecute sus labores en un acuerdo temporal, que se pacta con el contratista y estos no se rigen bajo el Código Sustantivo del Trabajo, sino bajo las leyes civiles.

Así las cosas, aquellas personas que no hacen parte de los empleados de planta, pero cumplen con diferentes labores en la compañía, son a los que se les puede denominar: “nómina paralela”.

“El contrato de prestación de servicios o nómina paralela es una modalidad de vinculación con el Estado de tipo excepcional que se justifica constitucionalmente si es concebida como un instrumento para atender funciones ocasionales, que son aquellas que no hacen parte del “giro ordinario” de las labores encomendadas a la entidad”, señala la corte Constitucional de Colombia mediante la Sentencia C-614 de 2009, contemplado en el artículo 2º del Decreto 2400 de 1968.

De otro lado, el Gobierno deL presidente Gustavo Petro hizo un llamado sobre acabar con este tipo de contratos.

El director del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), Mauricio Lizcano, dijo que “lo que se va a eliminar es a contratistas que no están haciendo nada, personas que tienen 10, 20 y 30 contratos con el Estado, la burocracia”.

Le puede interesar: FGA Fondo de Garantías proyecta estar entre las 500 empresas más grandes de Colombia en 2022

También el presidente Gustavo Petro expresó por medio de un trino: “He dado la orden en consejo de ministros de desmantelar todas las nóminas paralelas que existan en las entidades públicas y de eliminar todo gasto suntuario o superfluo”.

Y aunque las denominadas nóminas paralelas pueden afectar el mundo empresarial, también es cierto que muchas personas dependen de este tipo de contratos para encontrar trabajo, ya que, por su profesión, se les dificulta encontrar empleos en los que puedan ser contratados directamente de planta.

Otro punto importante para tener en cuenta en esta discusión es que la gran mayoría de los trabajadores del Estado están vinculados bajo contratos de prestación de servicios sin derecho a beneficios como prima, vacaciones o cesantías.

En ese orden de ideas, es sabido en el ámbito estatal que en muchas entidades los únicos trabajadores que son de nómina son las secretarias o los que tienen cargos asistenciales, mientas que el grueso de la nómina es por prestación de servicios para cargos como asesores y especialistas.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias