¿Qué pasará con proceso de nueva constitución en Chile?: Boric insistirá

El domingo 4 de septiembre los ciudadanos chilenos votaron en contra de la nueva constitución propuesta por el presidente Gabriel Boric y su gobierno, en el plebiscito convocado para esa fecha. Lea más Noticias Económicas Internacionales.

Tras la negativa de 61,9 % de las 13 millones de personas que acudieron a las urnas en ese entonces, ahora el Ejecutivo busca avanzar en la modificación del proyecto presentado, insistiendo en la necesidad de reformar el documento existente.

Para este lunes en la mañana fue convocada en el legislativo la segunda reunión para el diseño del nuevo proceso constituyente, aunque vale aclarar que durante el fin de semana muchos sectores manifestaron su oposición a continuar con el avance de dicho proceso.

En contraste, el primer mandatario señaló este domingo que está profundamente convencido de que “durante nuestro periodo tendremos una nueva constitución de la cual podamos sentirnos orgullosos”.

Boric agregó, en la conmemoración de los 49 años del golpe de Estado, que es un error pensar que el rechazo al texto expuesto en el plebiscito es un rechazo a “los cambios y las transformaciones” en Chile.

Recomendado: Tras rechazo a nueva Constitución en Chile, analistas pronostican caída del dólar y repunte de Bolsa de Santiago

El Congreso está estableciendo los parámetros de la nueva constitución entre los que se encuentran puntos como quién la redactará, en que plazos y en qué puntos hay unidad. Y es que precisamente uno de ellos es reconocer que Chile es un estado social y democrático.

Una reciente encuesta llevada a cabo por la empresa de investigación de mercados, Cadem, en la segunda semana de septiembre reveló que el 67 % de los chilenos está a favor de reformar la constitución.

No obstante, el 50 % de los consultados en el sondeo cree que hay que hacer un nuevo proceso constituyente. De acuerdo con la encuesta, 46 % cree que hay que reformar solo lo que sea necesario.

Según Cadem, los partidarios en tener un nuevo proceso fueron los jóvenes (56 %), especialmente de Santiago (58 %) y que además están identificados con la centro izquierda (79 %).

Hay que mencionar que la Constitución de 1980, de la época de Pinochet, no ha sido sustituida a pesar de que los votantes pusieron fin a su régimen.

Con información de Diario Financiero y The New York Times.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias